Últimas noticias

25 camiones denunciados por manipular la emisión de gases contaminantes

El grupo de transportes de la Policía Foral continuará con las inspecciones diarias 

Pamplona/Iruña, 20 de marzo de 2017

Agentes especializados en el control de transporte, adscritos al Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Foral, han denunciado últimamente a 25 camioneros por utilizar dispositivos que manipulan el ordenador de abordo para evitar la correcta emisión de humos que se consigue con el empleo de Adblue. Se trata de una práctica frecuente que se está detectando en diferentes carreteras de nuestra Comunidad y entre conductores nacionales y extranjeros.

Estos controles novedosos, de los que son pioneros los policías forales adscritos al Grupo de Transportes, persiguen detectar estas infracciones, que conllevan la inmovilización del vehículo, traslado a taller especializado, reparación y propuesta de una importante sanción económica.

Además se crean a corto plazo problemas con la carga y su destino, ya que se pierde un tiempo que en muchos casos es fundamental para atender al cliente del transporte. A largo plazo los perjuicios son medio ambientales.

Normativa europea

El control de emisión de gases se implantó en la Comunidad Europea tras el Protocolo de Kioto, con el fin de reducir la emisión a la atmósfera de óxidos de nitrógeno por parte de los motores diesel. Se consigue utilizando un líquido reactivo químico (AdBlue) que limita la emisión a la atmosfera de óxidos de nitrógeno perjudiciales para la salud.

La utilización del AdBlue en vehículos pesados se hizo imperativa, estableciendo la normativa la obligación de incorporar sistemas que no permitan el arranque del motor si el vehículo no dispone del aditivo. Actualmente también existen turismos que están incorporando a sus motores esta obligación anti contaminante. Para el transportista no utilizar AdBlue supone un ahorro económico, pero a costa de emitir una mayor toxicidad de gases a la atmosfera que la permitida por la norma EURO IV (camión verde más seguro).

Aunque la Policía Foral conocía esta práctica prohibida se trata de una actuación policial pionera, y a la vez preocupante, en Navarra. Debido a la facilidad de adquirir estos dispositivos en Internet, a partir de 14 €, su uso se está incrementando entre transportistas. Por eso se informa que las patrullas del Grupo de Transportes continuarán vigilando y sancionando por constituir un fraude que se traduce en mayores cotas de contaminación a la atmósfera por gases no tratados correctamente.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.