Últimas noticias

Aplazan a septiembre la reordenación del tráfico en la Magdalena para evaluar o incluir nuevas propuestas de los vecinos

Se convocarán de nuevo reuniones con vecindario, personas propietarias de huertas y empresarios, para buscar el consenso total

Pamplona/Iruña, 20 de julio

El Ayuntamiento de Pamplona ha decidido aplazar al mes de septiembre la intervención prevista para reordenar el tráfico en la zona de la Magdalena. En este próximo mes y medio, los servicios técnicos municipales revisarán la propuesta inicial para incorporar las sugerencias vecinales. En septiembre se volverán a convocar reuniones con el vecindario, los propietarios y propietarias de huertas de ocio y empresas ubicadas en la zona para buscar una propuesta consensuada por el barrio.

En principio, el 21 de julio era la fecha prevista para iniciar los trabajos que modificarían el tráfico en las calles Camino de Burlada y Camino de Caparroso, dos vías que atraviesan a diario más de 2.000 vehículos y que no cuentan con una sección apropiada para esa intensidad de circulación. La reordenación de ese tráfico fue una demanda vecinal que el Ayuntamiento de Pamplona recibió mediante instancia firmada por 416 vecinos y propietarios de huertas en el mes de febrero.

Después de varios meses de trabajo, el Ayuntamiento presentó una propuesta de solución técnica que consistía básicamente en tres modificaciones: se prohibía el giro a la derecha al final de la calle Camino de Caparroso, por lo que no se podía circular en dirección a Burlada; se convertía la calle Camino de Caparroso en una calle residencial con prioridad del peatón  y velocidad máxima de los vehículos de 20 km/h; y el carácter reversible de esas propuestas cuya funcionalidad y eficacia se evaluaría un par de meses después de su puesta en marcha. Esta propuesta se sometió a un proceso participativo y comunicativo en el barrio con distintas reuniones y entrevistas con las personas afectadas. La propuesta se recibió de forma positiva, con mención de aspectos que preocupaban al barrio como la prohibición de circular hacia Burlada o la necesidad de algún permiso especial para que camiones de animales o maquinaria agrícola pudieran girar la derecha en el Camino de Caparroso.

No obstante y pese a la demanda inicial, el pasado 14 de julio el Ayuntamiento de Pamplona recibió una carta de la asamblea vecinal del barrio de la Magdalena en la que se cuestionaba la intervención planteada para el 21 de julio. Como principal razón se alegaba que la prohibición de dirigirse hacia Burlada deja al barrio con una única salida por el puente de la Magdalena y dividido con edificaciones que quedan al otro lado del corte de la carretera. Como nueva solución alternativa la asamblea vecinal, propone un sistema de badenes o limitadores físicos de velocidad en calzada que desincentiven la opción de elegir esa ruta, o incluso instalar radares de tramo. Además, propone que se coloque señalización vertical de prohibido el paso a todos los vehículos, excepto vecinos y servicios, en las tres entradas y salidas del barrio (Camino de Burlada a la altura del puente de la Magdalena, Camino de la Chantrea con salida a calle Corella y Camino de Burlada a la altura de Lagun Artea, en el límite del término municipal de Pamplona).

Estas propuesta, junto a la solución técnica presentada en el mes de junio, deberá ser analizada por el personal técnico municipal para plantear una nueva reordenación que logre una decisión consensuada para acometer los trabajo necesarios a partir de septiembre.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies