Últimas noticias

Barkos acusa a Fomento de realizar una “ruptura unilateral” con su decisión sobre el TAV

EH Bildu, Podemos e I-E coinciden en criticar el proyecto de corredor de Alta Velocidad, mientras que UPN, PSN y PP coinciden en asegurar que aunque era preferible un convenio con el Gobierno Foral lo importante es que el proyecto estratégico para Navarra se lleve a cabo

Pamplona/Iruña, 14 de septiembre de 2017

Los corrillos del Parlamento de Navarra han sido este jueves un ‘hervidero’ de declaraciones de los líderes políticos con respecto a la decisión tomada este miércoles por el ministerio de Fomento de asumir las competencias e iniciar la construcción ‘inmediata’ del corredor navarro de Alta Velocidad.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos se ha mostrado visiblemente molesta con el ministerio de Fomento a quien acusa de realizar una “ruptura unilateral” del Convenio actualmente vigente y ha considerado que esta decisión tomada a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy responde al “interés partidista” de la formación liderada por Javier Esparza, UPN.

“UPN quería un juguete, UPN tiene ahora un juguete y a Navarra se le ha hurtado un convenio, y por lo tanto, este es un ejemplo claro de la irresponsabilidad allá donde el interés partidario choca con el interés general de Navarra”, insiste la presidenta Barkos que en todo caso considera que el Ejecutivo no se cierra a un posible acuerdo y que va a tener en cuenta que lo que se haga a partir de ahora  “sea una obra de corredor, no un tren de ningún sitio a ninguna parte, que es lo que tenemos ahora en el convenio de 2010”.

Barkos recuerda que “el Gobierno del PP se comprometió (con UPN) a licitar unos tramos en 2017 cuando no podía, porque el convenio de 2010 es vigente y esa posibilidad estaba solo en manos del Gobierno de Navarra”, por lo que la presidenta ve razones “partidistas” en la decisión anunciada.

El portavoz de UPN Javier Esparza ha lamentado que al final no se haya podido llegar a acuerdo con Navarra pero culpa al Ejecutivo de Uxue Barkos y a las presiones de los socios de cuatripartito a Geroa Bai. “La amenaza de Bildu, de Podemos, de I-E de que no iban a aprobar los Presupuestos ha hecho que el Gobierno al final haya tomado esta decisión”, ha dicho Esparza a los periodistas.

Esparza ha insistido en que su formación quería “que se suscribiese el convenio entre las dos administraciones y por eso el Ministerio ha actuado con tanta templanza y paciencia porque desde mayo ha habido tiempo suficiente para que se hubiera alcanzado un acuerdo”.

El portavoz de UPN ha recordado que ayer la consejera portavoz señaló que “no hay partida presupuestaria para 2018 porque se quieren proteger los Presupuestos del año que viene; la voluntad es clara y manifiesta”e insiste en que “el Ministerio ha actuado con escrupuloso respeto al Gobierno de Navarra”.

Desde Geroa Bai, Koldo Martínez ha insistido en que su formación ve todavía posible un acuerdo con el Gobierno central ya que en su opinión “Fomento sabe que el Gobierno de Navarra, y nosotros también, apoyamos un convenio que acoja y recoja todas las características del corredor”, aunque ha advertido que “cualquier cosa que no sea eso, Geroa Bai no la apoyará”.

Muy crítico se ha mostrado el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, quien valora que con esta decisión Fomento ” trata de impedir que en Navarra se pueda decidir y se pueda valorar si ese modelo de tren que el PP desde el Ministerio de Fomento nos quiere imponer es el que Navarra necesita”.

Mikel Buil, portavoz de Podemos Ahal Dugu considera por su parte que  “ni a UPN ni al PP les conviene llegar a ningún tipo de acuerdo y seguimos con el tren de ningún sitio a ninguna parte”, y advierte que con este punto de vista su formación “va a participar de todas las movilizaciones que haga la sociedad navarra en contra de este modelo de tren”.

María Chivite, portavoz del PSN ha afirmado que en su opinión “lo deseable es que hubiera convenio para que el Gobierno de Navarra también pudiera aportar esos detalles que eran necesarios de un acuerdo” y ha considerado que el Gobierno de Navarra no puede decir “que la culpa es que el Gobierno de España ha actuado de manera unilateral, porque la mano tendida del Ministerio para llegar a un acuerdo la ha tenido en determinadas ocasiones”.

Ana Beltrán, portavoz del PPN ha defendido que el Gobierno central haya tomado las riendas de las obras del TAV porque el Ejecutivo de Barkos estaba dilatando los plazos. La presidenta del PPN recuerda que el 10 de septiembre  “no era el primer plazo que se le daba al Gobierno foral, había un compromiso firme por parte del consejero Ayerdi por responder, pero no estaba respondiendo, y se ha visto claramente la nula intención de empezar las obras al no haber partida presupuestaria”.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón ha apostado por un tren social para Navarra y dice que “dadas las circunstancias no entendíamos y no veíamos que el Gobierno de Navarra firmara un convenio con un tren que seguimos temiendo que irá de ningún sitio a ninguna parte”.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies