Últimas noticias

Irache ha recibido en lo que va de año más de quinientas quejas sobre comerciales de luz

Más de la mitad de los navarros han recibido alguna visita de este tipo en su domicilio. En muchas ocasiones, el agente ofrece información engañosa para conseguir que se firme un contrato

Pamplona/Iruña, 4 de agosto de 2017

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido en lo que va de año más de quinientas consultas y quejas sobre comerciales de luz. Según una encuesta, más de la mitad de la población navarra -53%- ha recibido visitas de este tipo y el 47% de los ciudadanos tienen una impresión “mala” sobre estas actuaciones.

En buena parte de estas visitas los consumidores acaban firmando contratos de luz sin comprender qué significan o a qué les comprometen. La mayor parte de estos contratos cuentan con servicios vinculados, como los de mantenimiento, urgencias o protección de pagos, en ocasiones necesarios para conseguir los descuentos que ofrecen las compañías y que pueden suponer encarecimientos más de cien euros al año.

No saben que han cambiado de contrato

Al firmar, parte de los ciudadanos han salido de la tarifa regulada sin quererlo y han contratado un contrato en el mercado libre, sujeto a las condiciones plasmadas en el documento. En ocasiones, incluso, han salido del bono social, una tarifa más baja y concebida específicamente para grupos especialmente vulnerables como pensionistas, familias en paro o familias numerosas.

Tretas de todo tipo

Las tretas de algunos comerciales para conseguir que el consumidor firme un nuevo contrato son de los más variadas: algunos siempre afirman que son de la compañía del ciudadano, aunque no sea así; otras veces dicen que es para cambiar el lugar de facturación, que el Gobierno obliga a cambiar la tarifa, que no le están aplicando los descuentos correctamente o que sólo se trata de verificar la factura para comprobar que todo va bien. Todo, con tal de que el consumidor acabe firmando un nuevo contrato. Generalmente, es al comenzar a recibir facturas cuando descubren que ahora es otra compañía quien le suministra la luz.

Descuentos limitados a unos meses

Uno de los reclamos más utilizados por los comerciales son los descuentos que se ofrecen en las ofertas. Sin embargo, en ocasiones el descuento anunciado como general sólo se aplica a algún concepto como la potencia, que sólo representa una parte de la factura; otros asociados afirman que no se les había informado de que la rebaja del precio o la gratuidad de un servicio era limitada, es decir, que dos, seis meses o un año después se volvía a tener que pagar el precio ordinario con lo que subía la factura.

Penalización si se abandona la compañía

A pesar de que buena parte de los comerciales aseguran que en cualquier momento el consumidor podrá cambiar de compañía sin ningún problema, algunas de ellas siguen aplicando permanencias de hasta cien euros cuando el consumidor quiere abandonarla.

Además, los servicios vinculados suelen tener una periodicidad anual, por lo que, aunque el consumidor quiera darse de baja, tendrá que pagar probablemente lo que queda para cumplir el año de vigencia. Además, en ocasiones las compañías siguen ofreciendo y cobrando el servicio aunque el consumidor se haya dado de baja del suministro de luz porque consideran que son contratos independientes.

Precio fijo, que en realidad es revisable

Algunos agentes ofrecen un precio fijo, que en realidad no es tal, porque puede variar según algunas circunstancias, que suelen venir recogidas en la letra pequeña y que no se explican con suficiente claridad. A veces, el precio dependerá de las variaciones de peajes u otros aspectos regulados de la tarifa eléctrica.

Irache exige un mayor control

Más allá de recomendar prudencia al consumidor, Irache considera necesario que se dé un mayor control de que estas empresas, a través de sus comerciales, ofrecen la necesaria información y transparencia que permita al ciudadano ser consciente de lo que está contratando.

  • No firme, pida explicaciones y estudie detenidamente las ofertas
  • Ante una visita de un comercial, Irache propone las siguientes pautas:
    Si recibe una visita de un comercial, no firme nada en el momento.
    Quédese con la documentación para estudiarla detenidamente o asesorarse.
    No dé sus datos personales ni bancarios.
    No muestre sus recibos de luz.
    Pida la acreditación del agente comercial.
    Apunte las dudas y no tenga reparo en pedir explicaciones. Posteriormente, acuda a una persona experta en estos contratos.
    Si ya ha contratado, solicite todas las condiciones por escrito y conserve la copia del contrato.
  • Permanezca atento a las facturas y compruebe que se corresponden a lo convenido.
  • Como pauta general, tampoco es conveniente aceptar ofertas por vía telefónica.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies