Últimas noticias

José María Muruzábal: “Creo que las universidades públicas en España son muy baratas”

José María Muruzábal del Solar, expresidente de la Federación Navarra de Baloncesto, profesor de la ESO y Bachillerato, doctor en Historia del Arte es entrevistado por Raúl de Pablo Moreira

Pamplona, 21 de diciembre

Raúl de Pablo Moreira

José María Muruzábal del Solar nació en Pamplona en 1960. Acabó la licenciatura de Historia en la Universidad de Navarra hace 32 años. Realizó una tesis doctoral sobre la escultura pública en Navarra, que fue calificada con Sobresaliente cum laude. Ha sido director del colegio Hijas de Jesús durante seis años, actualmente imparte clases de Geografía e Historia en dicho colegio. También fue presidente de la Federación Navarra de Baloncesto (FNB) entre los años 1987-2000. Posee una colección familiar de arte contemporáneo y ha publicado un total de seis libros. Tiene página web propia y ha escrito numerosos artículos.

¿Considera que hay corrupción en el baloncesto nacional?

Yo acabé siendo presidente de la FNB en malos momentos, hubo que reconstruirla. Pero no he conocido corrupción, he conocido gente muy sana, amigos, personas que querían hacer deporte, muchos amateurs, algunos profesionales. Me imagino que, como en todos los colectivos amplios, pues habrá gente que se haya aprovechado. En la prensa nunca han salido casos llamativos.

“Acabé siendo presidente de la Federación Navarra de Baloncesto en malos momentos”

¿Qué ha cambiado en el baloncesto navarro en las últimas dos décadas?

Ha cambiado todo. Más que en las últimas dos décadas, en los últimos 35 años. Antes casi no había equipos, ahora hay docenas y docenas. Años atrás se jugaba a un baloncesto rudimentario, ahora es un baloncesto de auténtico lujo. En mis tiempos, los pivots medían 180 centímetros, ahora no bajan de los dos metros. Pero antes había más ilusión, ahora hay gente que está obsesionada con ser profesional.

¿Cuál cree que fue el detonante para que UNB Obenasa desapareciera?

IMG-20141216-WA0000El nivel amateur en Navarra goza de una salud magnífica, pero en lo profesional entra el tema económico. Obenasa intentó un proyecto de baloncesto femenino profesional, necesitaban dinero en cantidades muy elevadas. La crisis económica se lo llevó, en otros momentos se podía haber aprovechado una ola positiva. En general, en el deporte navarro profesional llevamos un devenir negativo. Pérdidas como el Itxako de Estella o el mítico San Antonio. Lo del Obenasa fue una pena, porque llegaron a arriesgar una importante cantidad de dinero propio y lo perdieron, me sabe mal.

Formó parte, de alguna manera, en la creación del Club Baloncesto Maristas de Pamplona en 1977

Es un placer recordar esos tiempos. Nos desvinculamos del Club Natación, pensamos que podríamos hacer una estructura propia, con el apoyo de jugadores, de padres, del colegio y de los Hermanos Maristas, nos lanzamos a la aventura de crear un club. Fuimos organizando y creando la institución entre Latasa, Popi Úriz y yo mismo. Era muy jovencito, pero me nombraron tesorero. Hicimos los estatutos, el club fue creciendo. Tuvimos equipos casi en la élite, ahora estamos peor, pero seguimos subsistiendo. Tuvimos una crisis de equipo e identidad. El traslado del colegio a Sarriguren nos ha hecho mucha pupa, a pesar de las magníficas instalaciones. Pero Maristas es sinónimo de baloncesto y el futuro es nuestro.

En la presentación de su libro “El baloncesto navarro: historia de un proyecto compartido”, estuvo el presidente de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Sáez. ¿Tuvo tiempo después de la presentación para hablar con él?

Lo conozco y tengo amistad con él. Habíamos comentado varias veces que teníamos que hacer un libro sobre la historia del baloncesto navarro porque estaban falleciendo las generaciones antiguas. Le conocí en los tiempos de la presidencia; de hecho, cuando él intentó presentarse por primera vez, fui uno de los pocos apoyos reales que tuvo, siempre me lo recuerda con agradecimiento. La FNB cumplió su palabra, otras autonomías no, jugaron a varias bandas.

Fue usted director del colegio Hijas de Jesús, en el que actualmente trabaja como profesor de Geografía e Historia. ¿Es de calidad el sistema educativo en Navarra?

De muchísima calidad, tenemos instalaciones, medios, y profesionales bien preparados. Poseemos un nivel educativo comparable con los mejores del informe PISA. Es uno de los mejores sistemas educativos de Europa. Pero todos queremos más, no nos podemos dormir en los laureles.

¿Qué haría para mejorarlo?

Cambiaría la ley, la ESO no funciona. La Ley Orgánica General del Sistema Educativo (LOGSE) lleva funcionando mal veinte años, tiene una serie de errores de planteamiento inicial. Vamos a ver si la Ley Orgánica de Educación (LOE) sirve para mejorar. Creo que la enseñanza necesita exigencia, esfuerzo y sacrificio; lo pide el mundo, el mundo laboral es muy competitivo.

¿Está de acuerdo con las reformas y recortes llevadas a cabo por el Ministro de Educación, el señor Wert?

Estoy de acuerdo, me parece que es una persona muy valiente, yo tengo que aplaudir a Wert, ya sé que no está de moda lo que digo, pero me parece que ha dado la cara. No tiene necesidad de vivir de la política, no está afiliado al Partido Popular y me parece que está intentando una nueva idea. Ya le podían copiar otros presidentes o ministros. Las leyes socialistas han tenido sus luces, pero también muchas sombras. Creo que la LOE tiene cosas muy interesantes. En ningún sistema del mundo se entendería que no haya un control del que pone el dinero. No existen los controles externos de calidad. Estos nuevos controles no tienen que asustar a ningún profesional de la enseñanza, yo no les tengo miedo. Los recortes… a ver, a nadie nos gusta que nos recorten, pero es el cuento de la vieja, si tú tienes diez, no puedes gastar siempre quince. Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. No era lo mejor recortar en Educación, pero era lo que tocaba.

“En Navarra tenemos uno de los mejores sistemas educativos de Europa”

¿Qué ocurre entonces con todos esos alumnos talentosos que son de familias humildes?

Igual no me vuelves a entrevistar. (Se ríe). Creo que las universidades públicas en España son muy baratas. Yo tengo dos hijos, mi hija estudia en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), mi hijo en la Universidad de Navarra (UNAV). Las diferencias de costes son brutales, por la UPNA pago unos 1.000 euros el curso y por la UNAV unos 8.000 euros el año académico.

En la UPNA no son unas cantidades exageradas, pero luego, los otros 7.000 euros restantes, los tenemos que pagar de nuestros bolsillos los contribuyentes, a través de los impuestos del Gobierno de Navarra. Me toca apretarme el cinturón, al igual que mis padres se apretaron el cinturón conmigo. Mira, yo trabajo en un colegio de gente obrera en la Chantrea, hay familias que no pueden mandar a sus hijos a universidades privadas por los enormes costes económicos.

Habría que facilitar más ayudas para que pudieran estudiar en las universidades privadas. También tengo que decir que si nos dan todo gratis es “pan para hoy, hambre para mañana”, no es educativo en ningún caso. Son muy bonitas todas estas ideas, el señor de la coleta de Podemos, pero la vida es así de dura.

 ¿En Navarra se invierte lo suficiente en Arte y Cultura?

Taxativamente, no. Uno de los principales perjudicados por los recortes ha sido la Cultura. La Cultura es uno de los pilares de la sociedad, y no el fútbol, pero todos sabemos cuál es el opio del pueblo. Nos han hecho mucho daño los recortes, pero nos han abierto otras perspectivas. Creo que las crisis abren grandes oportunidades, agudizan el ingenio de la gente. Por ejemplo, antes no me querían para hacer ninguna exposición, y ahora no paran de llamarme.

“La cultura es uno de los pilares de la sociedad, y no el fútbol, pero todos sabemos cuál es el opio del pueblo”

Tengo entendido que estudió en la UNAV. ¿Qué añora de su etapa universitaria?

Es mi casa y guardo gratos recuerdos, volvería. Hace unos meses llevé a mi hijo a la puerta de la facultad y le dije que le envidiaba, se quedó con cara de no entenderme. (Ríe).

¿Qué aconsejaría a su hijo y a los actuales estudiantes de Historia?

Que lo disfruten. Que comprendan el esfuerzo económico que estamos haciendo los padres. En la vida universitaria hay momentos duros, pero es una vida riquísima. Contactas con otras culturas, te relacionas, te nutres de la sabiduría de los profesores… Si no lo aprovechan son tontos.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies