Últimas noticias

La CHE advierte que Mina Muga puede afectar a Yesa, según la plataforma en contra de la mina

El informe oficial realizado por la Confederación Hidrográfica del Ebro, al que ha tenido acceso la plataforma contraria a la mina, revela que la afección al pantano de Yesa podría ser de tal magnitud, que considera la necesidad de subordinar la actividad minera a la seguridad del pantano

Pamplona/Iruña, 11 de abril

La plataforma contraria a Mina Muga ha asegurado este martes en un comunicado que “muchos de los peligros denunciados por esta Plataforma en el periodo de exposición pública de proyecto Mina Muga en el verano de 2015 están siendo confirmados sistemáticamente por todos los organismos involucrados en la evaluación del proyecto minero de Mina Muga que afecta tanto a las Altas Cinco Villas como a la Comarca de Sangües”a.

Así, aseguran que el informe oficial realizado por la Confederación Hidrográfica del Ebro, al que ha tenido acceso la plataforma contraria a la mina, revela que la afección al pantano de Yesa podría ser de tal magnitud, que considera la necesidad de subordinar la actividad minera a la seguridad del pantano. En dicho informe se establece como necesario realizar “un sistema de control específico o umbrales de funcionamiento que, llegado el caso, aconsejen la paralización de la explotación”.

Los informes elaborados por la CHE, el Instituto Geológico y Minero de España o el Instituto Geográfico Nacional denuncian que no se ha evaluado la interacción de la mina con el embalse (“no se ha encontrado informe específico de afección al embalse de Yesa”), ni con las obras hidráulicas de la zona (“los aspectos relativos al vertido de aguas, posibles afecciones a infraestructuras hidráulicas (Embalse de Yesa, canal de Bardenas .. . ), entre otros aspectos, no tienen el alcance ni el grado de detalle necesario”) o la propia seguridad de bienes y personas.

La CHE denuncia que el proyecto de Mina Muga no haya hecho un estudio específico de afección a Yesa y que no ha probado que no afecte al embalse: “se reitera que es preciso que el promotor realice los estudios de detalle propuestos para analizar la posible interferencia con la presa de Yesa y su Embalse. A saber: interferencia hidrogeológica, afección con el sistema de explotación de la Mina, sea por medios mecánicos o voladuras, y los efectos de sismicidad inducida. Como se ha dicho, se entiende que ha de probarse la No Afección, el compromiso del promotor, el sistema de control y auscultación para corroborarlo durante la explotación y los umbrales de alerta para dichos sistemas de control, que deberían quedar incorporados al clausulado suspensivo de la concesión”. Además precisa que los estudios realizados hasta el momento “no tienen el alcance ni el grado de detalle necesario”)

Además alerta que la extracción de 50 Hm3 de mineral afectará “inevitablemente a la red de flujo hidrogeológico de toda la zona” y exige a Geoalcali SL un estudio específico sobre el grado de afección a la presa ya que “las numerosas fallas complementarias a los plegamientos principales de la zona podrían propiciar el paso franco del agua del embalse a la zona de explotación minera”. Es decir, que la mina podría desaguar el propio pantano con consecuencias catastróficas tanto para los usuarios del pantano como por la entrada de un volumen ingente de agua a una mina de sal. El caso de la entrada del río Cardener en la mina de potasa de Cardona, obligó a trasvasar el río, esta no puede ser la alternativa futura para el río Aragón.

Así mismo, la CHE también alerta de los efectos que las voladuras de la Mina, podrían producir “no sólo sobre la propia infraestructura de la presa, sino también sobre las laderas del embalse”. El mismo informe denuncia que dicha afección puede generar también sismicidad inducida relacionada con los posibles colapsos de la mina y la extracción de 100 millones de toneladas.

El Instituto Geológico y Minero de España reprende a Geoalcali sobre el informe de “nula afección Mina Muga a Yesa” por vago y generalista y exigiendo “determinar la posible influencia de la actividad minera sobre la estabilidad de las laderas del embalse de Yesa, y en concreto sobre la reactivación de los deslizamientos existentes en ambas laderas”.

Los problemas denunciados no sólo se quedan en Yesa, sino que valoran como inaceptables los hundimientos generalizados que se sucederán en toda la zona de la mina: “Se considera inadmisible los niveles de subsidencia en la localidad de Javier y Undués de Lerda” o la afección al Camino de Santiago como “especialmente inoportuna dada la altísima visibilidad… de las balsas y escombreras ”

El IGME también alerta de los riesgos de sismicidad y exige “un estudio específico, tanto por la seguridad de las propias instalaciones, como la del embalse de Yesa, así como por la posibilidad de la inducción de sismos”. Geoalcali ha venido asegurando que la Mina no provocará sismicidad inducida, ni afectará al embalse, ahora el máximo organismo oficial de minería en España, el IGME, dice lo contrario dando la razón a lo que la Plataforma lleva casi 3 años denunciando.

Según la plataforma, ambos organismos oficiales exigen que Geoalcali de solución, si existe, a los problemas que su explotación generará tal como la ha definido en este momento.

La Plataforma No a las Minas de Potasa ha sabido también que el Ministerio de Medio Ambiente ha exigido a Geoalcali la redacción de un texto refundido que intente resolver las graves deficiencias detectadas (“se deberá redactar un nuevo documento refundido que adapte el estudio de impacto ambiental e integre todos los cambios y documentación generada”). Entre otros una “nueva valoración de riesgos por sismicidad y fenómenos de subsidencia”, un estudio completo de afecciones a las aguas de la zona que se considera “no tienen el alcance necesario para poder evaluar adecuadamente el proyecto”, estudio de afecciones a “embalse de Yesa, caminos de la CHE, Canal de Bardenas, túneles de Javier, acequia madre…”, estudio de calidad del aire por la ingente entrada de más de 100.000 camiones al año en la zona, la necesidad de establecer avales bancarios para indemnizar a los potenciales afectados, especialmente los regantes del Canal de Bardenas, como también para realizar la restauración de la mina si la empresa suspendiera la explotación. Más aún se indica que no se permitirá generar una escombrera de salinos en la zona que estaba diseñada en una superficie de más de 40 Ha y 47 metros de altura en el proyecto original.

En opinión de la plataforma “Geoalcali tiene que cambiar tantas cosas que es como presentar un nuevo proyecto minero”.

La Plataforma denuncia que “todos los informes de administraciones y organismos deberían ser públicos para conocimiento de la ciudadanía y que de presentarse el requerido refundido, debería reiniciar todos los trámites democráticos de información y participación pública. Porque todo el mundo debe poder conocer el proyecto real, porque todo el mundo debe poder evaluarlo, porque debe conocerse lo que realmente esconde este proyecto minero y que los organismos públicos denuncian, y porque queremos poder discutirlo sin medias verdades, sin propaganda y sin la ocultación de los riesgos y sus consecuencias. Todo esto es, exactamente lo contrario, a lo que Geoalcali ha venido haciendo con este proyecto minero”, finalizan.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Más medios de comunicación se hacen eco del informe de la CHE sobre la afección de Mina Muga al pantano de Yesa |

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies