Últimas noticias

La población navarra de cigüeña blanca sigue retrocediendo

 

Gurelur confirma la tendencia a la baja de esta especie, con 57 parejas menos

Pamplona/Iruña, 4 de abril

Gurelur ha censado 890 parejas de cigüeña blanca, dentro del control anual de la evolución poblacional de esta especie en Navarra iniciada el año 1994. Con respecto al año anterior, se han controlado 57 parejas menos, habiendo pasado, del crecimiento cero de los últimos 3 años, al descenso de las parejas que inician la nidificación en nuestra comunidad. Según Gurelur, “este continuado descenso poblacional está siendo causado principalmente por la baja tasa reproductiva debido a la escasez de alimento; por la muerte de ejemplares en tendidos eléctricos; y por la indiscriminada eliminación de sus nidos durante la época de reproducción”.

Funes con 94 parejas, ubicadas en los sotos de Gil y Ramal Hondo, es la primera localidad cigüeñera de Navarra, le sigue Corella con 81 parejas, Lodosa con 75, Cortes con 73, Castejón con 61, Milagro con 46, Azagra y Tudela con 44. Estas ocho localidades soportan más de la mitad de la población reproductora. El 61% de las parejas navarras ya utilizan los enclaves naturales para ubicar sus nidos.

Las mayores concentraciones de nidos en un solo edificio se encuentran en el viejo edificio de la azucarera de Cortes con 53, las bodegas de Castejón con 32, y la catedral de Tudela con 16 nidos. En enclaves naturales destacan la colonia existente en los Sotos de Gil y Ramal Hondo en Funes que tiene 91 parejas, las orillas del Ebro en Lodosa con 75 nidos, y los sotos del Alhama en Corella con 38. Los cortados de Falces, Milagro y Azagra acogen 108 nidos.

La merindad de Tudela sigue siendo la que mayor número de parejas acoge, ya que cuenta con 500 parejas, lo que supone el 56,18% de la población navarra. La merindad de Olite acoge a 193 parejas, que supone el 21,69 %. Le sigue la merindad de Estella con 178, (20%), la merindad de Sangüesa con 10 (1,12%) y en último lugar se encuentra la merindad de Pamplona con 9 parejas (1,01%), nidos que corresponden a la pareja de Pamplona, a la de Ororbia, y a las 7 parejas de Puente la Reina.

La consolidada tendencia de las cigüeñas a ubicar cada vez más nidos en enclaves naturales, está evitando parte de los problemas que originan en algunos edificios los nidos de las cigüeñas. La realización de estos censos nos permite conocer la evolución de esta especie en nuestra Comunidad y nos aporta los conocimientos necesarios para trabajar en la correcta gestión de las cigüeñas.

La población reproductora de Navarra va a seguir retrocediendo, principalmente por las agresiones que sufre esta emblemática ave por parte de la Consejería de Medio Ambiente, que concede permisos para eliminar sus nidos en plena época de reproducción, y/o no persigue a las personas y entidades que realizan estas acciones en estas delicadas fechas. Mientras Gurelur llevaba  a cabo el censo se observaron como se eliminaban nidos de cigüeñas.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies