Últimas noticias

Las obras anti inundación de la Rochapea incorporarán un segundo acceso al recinto ferial

La Comisión ha conocido hoy los detalles del fin de obra y ejecución de los trabajos, que finalmente contarán con un 66,35% de subvención europea

Pamplona, 27 de enero

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona ha conocido en su sesión de este miércoles los detalles del fin de obra y ejecución de los trabajos realizados en la Rochapea como medidas de protección frente a inundaciones entre el Vergel y Oblatas.

Las obras, a falta de concretar con la MECA la ejecución de un segundo acceso al recinto ferial no previsto inicialmente en el proyecto y solicitado durante el transcurso de las obras, terminarán en el plazo previsto y serán visitadas el próximo miércoles por los miembros de la Comisión de Urbanismo.

Las obras contarán finalmente con un 66,35% de subvención europea, un porcentaje ligeramente inferior al 80% inicial, debido al retraso en su puesta en marcha.

El Ayuntamiento de Pamplona licitó el contrato el 12 de mayo de 2015, pero ya desde el mes de abril solicitó los preceptivos informes tanto al Gobierno de Navarra como a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Y no fue hasta el 15 de septiembre de 2015 cuando el Ayuntamiento recibió la autorización de la CHE para poder proceder a la adjudicación del contrato e iniciar las obras. Dicha autorización por parte de la Confederación es obligatoria para la ejecución de obras que afecten al dominio público hidráulico.

Recibida la autorización de las obras, el Ayuntamiento de Pamplona adjudicó en sesión de Junta de Gobierno Local de 29 de septiembre el contrato a la UTE formada por Construcciones Amenábar y Promociones Sarasate XXI S.L. y Lancunza Hermanos S.L. Las obras comenzaron el 29 de octubre tras cumplirse los trámites administrativos y mercantiles preceptivos (plazo de 15 días de suspensión de la adjudicación del contrato ante posibles recursos y trámite mercantil para la constitución formal de la UTE una vez elevado a definitivo el contrato).

Dado que las subvenciones europeas del programa FEDER 2007-2013 no tienen carácter plurianual, la financiación cubre el 80% de las facturas abonadas antes del 31 de diciembre de 2015. La cuantía que finalmente ha quedado fuera de la subvención europea por haberse facturado en 2016 es de 72.000 euros.

La Comisión de Urbanismo ha conocido asimismo los detalles de la ejecución presupuestaria de estas obras. El presupuesto inicial fue de 508.089,20 euros y la certificación final recoge una inversión de 532.288 euros, un incremento que se debe a dos trabajos que la empresa debió realizar durante la ejecución del contrato.

El primero, la realización de dos catas para el desagüe de la zona, una que atraviesa la mota del parque Runa y otra la salida de la parcela donde se encuentra la zona de esparcimiento canino, por debajo del parque fluvial. El segundo trabajo comprende restos imprevistos de canalización de los cables de fibra óptica del Ayuntamiento que aparecieron en el alumbrado, así como canalizaciones en el propio alumbrado y distintas conexiones que se debieron realizar.

De esta manera, la financiación europea cubrirá un total de 353.224,31 euros, lo que supone el 66,35% de la inversión municipal.

Protección frente a inundaciones

Las obras realizadas en la margen derecha del río Arga realizadas entre el puente del Vergel y el puente de Oblatas han tenido como objetivo recuperar la llanura de inundación, permitiendo que el río se sobre en la zona del Parque Runa, el aparcamiento de residentes de Corralillos y zona de Parque Fluvial hasta la zona de Oblatas, de forma que se elimine la crecida para la zona residencial del barrio.

En ese sentido, se han adelantado las defensas contra el río mediante algunos recrecimientos y motas verdes defensivas que evitarán la inundación en las calles Errotazar y Río Arga. El “Proyecto de protección T50 de la margen derecha del río Arga en Rochapea: desde el puente del Vergel hasta el puente de Oblatas” fue redactado por el arquitecto municipal José Ignacio Iribarren Berrade y la arquitecta técnica del Consistorio, Raquel Pérez Villanueva.

En noviembre pasado, responsables municipales mantuvieron una reunión informativa con los vecinos de la Rochapea para explicar los cambios previstos, tanto en relación a las crecidas del río como al estado posterior de la urbanización de la zona.

Estas obras han requerido demoliciones, movimientos de tierra y pavimentaciones nuevas, así como trabajos de cerrajería y de jardinería, e incluyen la recogida de las aguas pluviales de las zonas verdes en pequeños pozos de infiltración con arena, siguiendo las directivas europeas que buscan una mejora del estado de las aguas continentales (drenaje urbano sostenible). EN su ejecución se ha buscado respetar el entorno natural del río.

La intervención realizada ahora, así como la anterior en Errotazar-Parque del Runa, son obras de protección frente a inundaciones de cota T-50 (avenidas de agua que se suceden estadísticamente cada 50 años). La base de medición de cotas fue calculada mediante una herramienta suministrada por la empresa TRACASA y dentro de lo marcado por el “Estudio de evaluación gestión y ordenación hidráulica del riesgo de inundaciones en la Comarca de Pamplona” (Plan de gestión de inundaciones. Gobierno de Navarra).

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies