Últimas noticias

Los consumidores piden a los bancos claridad y transparencia

Irache considera que se debe mejorar la información que se facilita a los clientes, el 68% de los cuales no entiende los productos que suscribe

Pamplona/Iruña, 13 de octubre

Los clientes piden a sus bancos transparencia y claridad en su proceder, según indica una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. Esta demanda es suscrita por el 57% de los ciudadanos; el 46%, reclama un trato cercano; el 31%, que les apliquen pocas comisiones; el 19% que den rentabilidad al dinero invertido; y un 12% que presten dinero con facilidad.

La necesidad sobre una mayor claridad y transparencia en las gestiones y productos ofrecidos ha aumentado dieciséis puntos en los últimos dos años y destaca especialmente entre los clientes más jóvenes. Esta preocupación tiene ver con la dificultad para entender las características y los riesgos de los productos que se suscriben en las sucursales.

El 68% no entiende los productos bancarios

De hecho, el 68% de las personas reconoce que no entiende los productos bancarios, un porcentaje que se ha elevado siete puntos en los dos últimos años. Aunque esta incomprensión se da en todas las franjas de edad, es aún mayor entre las personas de 30 a 45 años.

Sin duda, esta situación de los consumidores está relacionada con productos que ha comercializado el sector de forma opaca, muchos de ellos referidos a productos complejos y que en ocasiones han supuesto para los consumidores pérdidas de miles de euros. En muchos de los casos, se ha dado una clara falta de información, que ha hecho que el consumidor no conociese el producto pero lo suscribiese por la confianza que le merecía el banco o sus empleados.

Gastos hipotecarios y cláusulas suelo

El último caso conocido en este sentido es el pago de constitución de todos los gastos de constitución de las hipotecas, que hasta ahora recaían prácticamente en todos los casos en el consumidor y que una sentencia del Tribunal Supremo lo puso en cuestión.

El tema de los gastos hipotecarios se suma la inclusión de cláusulas suelo en préstamos hipotecarios, quizá el caso con más notoriedad pública. Irache ha recibido a más de dos mil quinientas personas afectadas por esta cuestión que, en algunos casos, ha supuesto la pérdida de miles de euros.

Tras la sentencia europea el asunto de las cláusulas suelo tomó una nueva dirección y hay que ver de qué manera lo  van solucionando  los bancos. En cualquier caso, la Asociación ya ha conseguido soluciones para los asociados, en algunos casos de forma extrajudicial y en otros defendiendo  los derechos de los afectados ante los tribunales de justicia.

Preferentes, swaps, subordinadas…

Junto a ellos, se están llevando casos de productos complejos con importantes inversiones, de decenas de miles de euros, como participaciones preferentes, aportaciones financieras subordinadas, hipotecas multidivisa o swaps, entre otros. Como se ha indicado, en la mayor parte de los casos el problema viene de una falta de transparencia de la entidad al vender el producto, ya que no se informó de los riesgos reales de la contratación ni se comprobó que el cliente tuviese un perfil adecuado para invertir en el producto.

Algunos asociados han acabado por llevar estos temas a la vía judicial dada la falta de actitud de la entidad financiera para buscar una solución.

Dudas y malestar acerca de las comisiones

Junto a la irrupción de estos problemas, siguen llegando consultas sobre las comisiones que cobran los bancos. En los últimos años, algunas entidades han aumentado sus comisiones y han impuesto cargos por operaciones sencillas que antes no existían, como hacer una trasferencia o ingresar dinero en efectivo en una cuenta.

En ocasiones, los clientes quieren saber si el banco puede cobrar por operaciones de este tipo y otras veces quieren saber si el interés que les han aplicado, que en muchas ocasiones ha crecido, es legal. También acuden porque una cuenta que creían cancelada seguía abierta y le han aplicado una comisión de descubierto de más de cuarenta euros.

Préstamos complicados o tarjetas no solicitadas

Numerosas personas acuden a la Asociación porque no entienden el préstamo que han suscrito con el banco, las condiciones o los intereses que tendrán que pagar. En ocasiones, los consumidores creen que han contratado un préstamo personal ordinario para financiar una compra y en realidad han suscrito un crédito rotativo que, a largo plazo, les supone endeudarse y tener que pagar más dinero.

Otro problema por el que han acudido muchas personas es que se les ha dado de alta una tarjeta que no han solicitado. En ocasiones, la reciben por correo y otras veces no la han llegado a ver pero sí las comisiones de mantenimiento que le cobran por ella. Otros consumidores han reclamado que, en una tarjeta que sí tenían contratada, el banco ha aumentado unilateralmente el crédito, algo que el cliente no había solicitado y que ahora le supone pagar una comisión más alta por la tarjeta.

Irache cree que debe garantizarse que el cliente comprende el producto antes de suscribirlo

Desde Irache se considera necesario que las entidades bancarias se esfuercen por implementar en sus métodos de trabajo una mayor transparencia, que permita asegurar que el cliente comprende las características y riesgos de un producto antes de contratarlo.

Al mismo tiempo, el consumidor debe ser responsable de sus decisiones y antes de firmar cualquier  producto o documento en el banco, debe asegurarse de qué significa el producto, qué le ofrece y qué riesgos asume al suscribirlo.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies