Últimas noticias

Los retrasos en los vuelos y problemas con los apartamentos, reclamaciones de los consumidores en verano

Irache recibe más de 4.800 consultas y reclamaciones durante el verano

Pamplona/Iruña, 8 de septiembre de 2017

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido durante el verano más de 4.800 consultas y reclamaciones. Entre las más propias de las vacaciones han destacado los problemas por los retrasos de algunos vuelos para volver a casa o los problemas con los apartamentos en los que se han alojado durante las vacaciones.

Retrasos desde San Petersburgo y Oslo
En julio se produjeron dos retrasos en sendos vuelos de vuelta de vacaciones, uno desde San Petersburgo y otro desde Oslo. Los dos vuelos chárter, de la misma compañía, se incluían dentro de viajes organizados por la misma mayorista.

El avión que volvía de Noruega llevó a los pasajeros a Madrid en lugar de a Pamplona y además salió diez horas más tarde de lo previsto y tras volver a Navarra en autobús la demora final fue de dieciséis horas, por lo que los afectados, en lugar de llegar a media tarde, lo hicieron a primeras horas de la mañana siguiente. El que salía desde Rusia llegó a Bilbao en lugar de a la capital navarra y el retraso final superó las seis horas. Decenas de afectados han acudido a Irache para reclamar compensaciones y ya se está reclamando tanto a la organizadora de los viajes como a la compañía aérea.

Entre 250 y 600 euros

Además, se han producido otros muchos retrasos de vuelos regulares contratados por los consumidores. Hay que recordar que los pasajeros que padezcan una cancelación o un retraso de más de tres horas en su vuelo tienen derecho a ser compensados con indemnizaciones de entre 250 y 600 euros, importe que se concreta en función de la distancia recorrida por el avión, a no ser que el retraso se deba a una causa de fuerza mayor.

Estas indemnizaciones se aplican para vuelos que salgan de la Unión Europea y para los que llegan desde terceros países a la UE, siempre que la compañía sea europea y el país del que salió el vuelo no compense al consumidor por el retraso.

No pueden cancelar el vuelo

Si el vuelo se ha contratado de forma independiente, hay que atenerse a las condiciones de la compañía aérea en cuestión.

Así, una pareja acudió a Irache porque se había producido un cambio en el trabajo de ella y querían anular el vuelo reservado a Turquía. Sin embargo, la compañía no contemplaba esta situación como razón para cancelar el vuelo por lo que podían perder los 720 euros que habían pagado. Finalmente, desde Irache se consiguió cambiar los vuelos para meses después, cuando las nuevas circunstancias laborales de la pareja lo permiten. Como ellos, se han dado varios casos de personas que quieren cancelar sus billetes y no saben si pueden hacerlo. Antes de contratar un vuelo es fundamental estudiar las condiciones de contratación de la compañía, especialmente las de cancelación.

Maletas dañadas o perdidas

Junto a ello, se han dado casos de daños y retrasos en las entregas de maletas. En estos casos es fundamental rellenar el Parte de Irregularidad de Equipaje antes de salir del aeropuerto y posteriormente hacer una reclamación.

Asimismo, conviene tomar fotos de los desperfectos en las maletas o guardar facturas de todos los gastos efectuados por no tener las maletas.

En la mayor parte de los casos, las maletas han aparecido a los pocos días pero en algún caso no ha sido así: un asociado que viajó una semana a Grecia, tuvo que pasar sus vacaciones sin equipaje y comprarse toda la ropa. La maleta apareció cinco días después de volver a casa. La compañía ha accedido a compensarle con 450 euros.

Apartamento sin aire acondicionado ni lavadora

También han destacado los problemas por el alojamiento de los consumidores durante las vacaciones. Han sido más habituales en el alquiler entre particulares. Al llegar al apartamento, la familia se encuentra con que el apartamento no es lo que parecía en las fotos; a veces hay falta de limpieza, la piscina comunitaria es más pequeña o está más lejos de la playa de lo que parecía; o, como le pasó a una familia, que el apartamento no cuenta ni con aire acondicionado ni con lavadora, pese a que lo anunciaba. En estos casos conviene documentarlo todo con fotografías y dar a conocer el desacuerdo al responsable cuanto antes.

La habitación no está a pie de piscina

También se han dado conflictos en hoteles, porque no ofrece la calidad o prestaciones prometidas. Así fue el caso de una pareja que reservó una habitación a pie de piscina en un complejo hotelero en México. Cuando llegaron, el hotel se estaba reformando y les pusieron una habitación que estaba a cinco minutos de la zona de baño. Ante la queja, el hotel le compensó con 150 euros pese a lo que se está tramitando una reclamación ya que los afectados no se dan por satisfechos.

En cualquier caso, siempre hay que ver qué se contrató y si hay algún incumplimiento. Cuanto más detallada sea la reserva, menos margen habrá a la interpretación. Además, siempre hay más posibilidades de resolver los problemas cuando se ha contratado a través de una empresa. Si se ha hecho con un particular de forma directa, habrá que ver la disposición de éste a solucionar el problema.

Camping sin las prestaciones prometidas

Cabe señalar que este verano también se han dado reclamaciones por la contratación de bungalós en camping; los consumidores se quejan porque el alojamiento es más pequeño de lo prometido, no cuenta con televisión o microondas o hay menos camas de las contratadas. También se han dado quejas porque las instalaciones del camping no son las prometidas, no cuenta con jacuzzi o el wifi gratuito no funciona.

Le cobran 300 euros por daños en el coche alquilado que él no produjo

Junto a ello, se ha dado algunos conflictos por alquileres de coches. Generalmente, la empresa responsabiliza al consumidor de unos supuestos daños en la carrocería que ha sufrido el turismo y le carga por ello en su tarjeta cargos de hasta 300 euros.

Cuando el consumidor se da cuenta el coche ya está en posesión de la empresa, que asegura que él produjo el daño. Por ello, al alquilar un vehículo es fundamental revisar su estado al cogerlo, constatar si existe algún daño y, al devolverlo, hacer sellar a algún responsable de la empresa que se ha devuelto en el mismo estado en que se cogió.

Facturas telefónicas de más de tres mil euros en un crucero

Si bien este verano ya se ha eliminado el recargo por roaming en la Unión Europea, sigue habiendo problemas por facturas telefónicas durante las vacaciones, sobre todo por personas que viajan a terceros países.

Así le sucedió a una persona que, al encontrarse desorientado con el coche en Suiza, se conectó a través del móvil a una conocida aplicación de mapas para situarse, lo que le ha supuesto cuarenta euros más en la factura telefónica. Si se va a viajar fuera de la UE, siempre es conveniente conseguir por escrito las tarifas que nos aplicará nuestra operadora.

Estos problemas se dan también frecuentemente en los cruceros. Al pasar por zonas limítrofes, en ocasiones el servicio lo prestan operadores de terceros países. Sin embargo, muchas personas piensan que al hacer escala sólo en Italia o Grecia, por ejemplo, no hay recargo y utilizan el teléfono e internet sin restricciones, como si estuvieran en casa, lo que provoca recibos desproporcionados, como una persona a la que, tras disfrutar de un crucero, le ha llegado una factura de más de tres mil euros.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies