Últimas noticias

Pamplona construye una bicicleta humana para sensibilizar sobre el transporte sostenible

Foto. José Ángel Ayerra

Fotos: José Ángel Ayerra

Dentro de la iniciativa LIFE+RESPIRA  liderado por la Universidad de Navarra y dirigido a mejorar la calidad del aire que respiran peatones y personas usuarias de la bicicleta

Pamplona, 11 de mayo

Decenas de ciclistas conformaron este domingo una bicicleta humana en la Plaza Consistorial de Pamplona. Se trata de una acción enmarcada en el proyecto LIFE+RESPIRA, liderado por la Universidad de Navarra y dirigido a mejorar la calidad del aire que respiran peatones y personas usuarias de la bicicleta, que escenificaba así el comienzo de la contribución de su equipo de voluntarios, construyendo una gran “bicicleta humana”.

Previamente, se llevó a cabo una marcha ciclista que partió del edificio de Ciencias de la Universidad de Navarra a y recorrió diversas calles de la ciudad.

En la construcción de esta “gran bicicleta” participaron las personas voluntarias de Life+Respira, además de investigadores del proyecto (Universidad de Navarra y GANASA), y representantes de las entidades colaboradoras (Ayuntamiento de Pamplona, Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, asociación AMTS, empresa Oraintxe y la Fundación Caja Navarra a través de CIVICAN).

Con este acto, el equipo de Life+Respira ha tratado de contribuir a informar y concienciar a los ciudadanos y a los responsables de la gestión urbana sobre la importancia que tiene para la salud y la calidad de vida, promover la movilidad no motorizada y conseguir un entorno libre de contaminación.

150 voluntarios

_MG_8085LIFEDe este modo, comienza también la actividad de los 150 voluntarios del proyecto, que durante dos años transportarán en sus bicicletas unos aparatos especialmente diseñados para medir la contaminación del aire, mediante sensores electroquímicos que miden contaminantes atmosféricos, como el monóxido de carbono (CO), dióxido de nitrógeno (NO2), monóxido de nitrógeno (NO), ozono (O3), y partículas (PM10, PM2,5 y PM1), considerados los compuestos de principal interés para realizar el mapa de contaminación urbana.

A partir de las mediciones se podrá evaluar la calidad del aire que inhalan los ciclistas urbanos durante sus recorridos por la ciudad. Los sensores también ofrecerán la posibilidad de captar otros datos referidos a la contaminación acústica radiación solar, etc. El prototipo ha sido desarrollado por la empresa navarra GreenWave Technologies a través de la marca KUNAK.

El proyecto LIFE+RESPIRA, que lidera la Universidad de Navarra, cuenta con el apoyo del instrumento financiero LIFE de la Comisión Europea y va a desarrollarse hasta junio de 2017. La iniciativa se basa en la necesidad de controlar y mejorar la calidad del aire en las ciudades europeas para mejora la calidad de vida de la ciudadanía. La promoción de medidas de movilidad sostenible, la planificación y renovación urbana, y el uso de nuevas tecnologías puede contribuir a mejorar esta situación, tal como intenta demostrar este proyecto.

Cabe destacar que la experiencia de Pamplona será muy valiosa y replicable, ya que aproximadamente el 80% de las ciudades europeas tiene el tamaño de la capital navarra.

Igualmente, el proyecto aprovecha la oportunidad de investigar sobre las características de la movilidad ciclista en Pamplona y aportar conocimiento para favorecer su incorporación como alternativa para los desplazamientos urbanos. Con esta finalidad, se ha diseñado una encuesta que puede cumplimentar toda la ciudadanía que emplea la bicicleta en sus desplazamientos cotidianos en Pamplona.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies