Últimas noticias

Pamplona licita el contrato del proyecto de Pío XII

Foto: Archivo Pío XII

El Grupo Técnico de Movilidad trabaja en la definición de intersecciones para hacer posible que las obras se inicien en el primer trimestre de 2018

Pamplona /Iruña, 30 de agosto

El proyecto de urbanización para Pío XII estará preparado a final de año, de forma que, según las previsiones, en el primer trimestre de 2018 comenzarán las obras para hacer un corredor sostenible de este gran eje de movilidad.

Una Junta de Gobierno Local extraordinaria ha aprobado hoy la licitación del contrato que permitirá la redacción del proyecto de urbanización para la reforma viaria y, en su caso, la elección de la futura dirección técnica de las obras para 2018.

El importe previsto inicialmente para ambos conceptos es de 110.000 euros (55.000 por cometido) y el proyecto deberá redactarse en 45 días a partir de la firma de contrato.

Justo antes del verano el Consistorio estableció las líneas generales del proyecto de movilidad sostenible para Pío XII, dentro del eje Burlada-Barañáin.

Lo que ahora se contrata es el proyecto de urbanización. La definición de intersecciones, una de las partes principales del proyecto, está siendo trabajada en el GTM (Grupo Técnico de Movilidad); la dificultad de estos puntos podría demorar las previsiones iniciales, aunque el Consistorio planteará medidas provisionales mientras se culmina la reurbanización definitiva.

La ejecución del corredor sostenible de Pío XII dará continuidad a las Obras para la amabilización del centro, hoy visitadas y en fase de ejecución, además de a las realizadas para conectar Trinitarios con el centro de la ciudad.

La licitación ya está publicada en el Portal de Contratación de Navarra y en la web municipal www.pamplona.es. La empresa que se encargue de la redacción, a la que se le pide que acredite previamente su solvencia técnica, deberá contar con las propuestas realizadas por la ciudadanía. En estos momentos, y a lo largo del próximo mes, el Consistorio mantendrá reuniones con grupos de interés como comerciantes, vecinos, ciclistas etc., para escuchar sus propuestas.

Las líneas generales para Pío XII

Las obras, que serán diseñadas con carácter flexible para que en el caso de que hubiera que corregir errores o afrontar cambios no conllevara exceso de gasto, rondarán los 1.570.000 euros. Se prevé que esta intervención pueda ser una realidad en el verano del año que viene y está recogida en el Plan de Infraestructuras Sostenibles, una planificación que tiene 2019 como horizonte.

Las líneas generales de la intervención, en sentido desde fuera hacia dentro del espacio público, es el siguiente: a continuación de las actuales aceras se prevén la reserva de carriles bici (uno por sentido), en donde ahora existen plazas de estacionamiento de baja ocupación media que se trasladarán a zonas adyacentes. Inmediatamente después, y hacia el interior, los actuales carriles de tráfico se convertirían en espacios flexibles multifuncionales (plataforma de espera para las paradas del transporte público, área de contenedores, zona de carga y descarga o reservado para minusválidos).

En las intersecciones, este espacio podrá ser usado como espacio extra para el bus. Finalmente, los dos carriles pegados a la mediana en ambos sentidos quedarían abiertos a la circulación, de uso básicamente para el vehículo privado que también podrá usar el carril exterior, pero siempre subordinado a las necesidades del transporte público.

La propuesta técnica mantiene la mediana central que actualmente tiene la vía, su arbolado y su ajardinamiento.

Las intersecciones: un análisis en detalle

La definición de intersecciones es un punto fundamental en la nueva urbanización y está siendo trabajada en el Grupo Técnico de Movilidad. Es un problema complejo, ya que es relevante aplicar tratamientos que contribuyan a que los diferentes usuarios alcancen los cruces a velocidades adecuadas para cada tipo de movilidad reduciendo el riesgo de accidente, y se respete también el derecho de los peatones. Asimismo, la solución de cada intersección vendrá determinada en gran medida por su definición tipológica (intensidad el tráfico, calles adyacentes, etc.).

Lo previsto en el informe técnico inicial siempre objeto de revisión conforme sea aplicado a cada punto concreto- busca reducir la complejidad de las intersecciones, reducir la velocidad del tráfico y, específicamente la de cruce, y generar tiempos de espera más aptos para peatones y ciclistas. Así, insta por ejemplo a la eliminación de giros a la izquierda directos, salvo en avenida de Navarra y avenida Sancho el Fuerte o al planteamiento de rotondas con carriles segregados por tipo de movilidad para intersecciones de igual jerarquía de tráfico que Pío XII. El diseño de las rotondas buscará, además, reducir los radios de giro para obligar el calmado del tráfico.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies