Últimas noticias

Se abre al público el parque Norte de Lezkairu

En sus 93.000 m2 cuenta con amplias zonas verdes, además de espacios deportivos y de juegos. El parque, de 900 metros de largo, está recorrido por un camino longitudinal y varios transversales lo que permitirá conectar Ensanche, Mendillorri y Lezkairu

Pamplona, 21 de abril

Los ciudadanos podrán comenzar a disfrutar del parque Norte de Lezkairu a partir de este miércoles. De aproximadamente 93.450 m2, ofrece una gran zona verde circular central de 15.446 m2 junto a otros doce espacios más de estancia y zonas deportivas y de juegos.

El mobiliario urbano está compuesto por bancos y fuentes. Tiene 900 metros de largo y cuenta con dos caminos que lo recorren longitudinalmente: uno central asfaltado y delimitado por cerezos que conectan Mendillorri con la avenida de Juan Pablo II y otro a una cota más alta, situado más cerca de la calle Monjardín en la zona superior, con piso de hormigón. Junto a ellos, se han dibujado caminos transversales de hormigón ejecutados con rampas que facilitan el acceso entre la parte alta de la ciudad y Lezkairu. De esta forma, la zona se convierte en espacio de ocio además de nexo de conexión peatonal entre el Ensanche, Mendillorri y Lezkairu, una función a la que también contribuye el ascensor que une las calles Monjardín y Valle de Egüés y que supone un acceso directo del II Ensanche a Lezkairu.

Este parque se ha convertido en uno de los mayores de Pamplona, ya que, por ejemplo, supera en 10.000 m2 al de Yamaguchi que cuenta con 85.000 m2.

Los límites están marcados al Norte por la calle Monjardín y la carretera de Badostáin, al Oeste por la avenida de Juan Pablo II, al Sur por la calle Soto de Lezkairu y al Este por la antigua rotonda de acceso a Mendillorri que ha sido integrada en el diseño del parque. La zona se encuentra dividida en dos partes por la prolongación de la calle Valle de Egüés. Se une a otros grandes parques abiertos al público estos últimos años en Pamplona como el Orfeón Pamplonés en Arrosadía, el central Alfredo Landa también en Lezkairu, el de Trinitarios o el de Aranzadi.

Diez espacios de estancia y juegos entre Juan Pablo II y Valle de Egüés

parque norte lezkairu 2El parque comienza en la avenida Juan Pablo II con una plaza con elementos para hacer ejercicio tipo espalderas y barra de equilibrio; con un diámetro de 30 metros se conecta con la segunda mediante una tirolina. A continuación hay otros espacios con zonas de juegos para niños de 3 a 6 años y para menores de 3 años, además, de un par de colinas circulares de algo menos de 30 metros cada una con bosquetes de distintas especies: roble, cerezos o tilos.

Ya junto a la calle valle de Egüés, queda otra plaza circular donde se ubica un circuito ‘biosaludable’, dos plazas de adoquín y una tercera con césped. En esa parte del parque se distribuyen diez de los doce espacios de estancia y que tienen diámetros de entre 16 y 30 metros.

En esa zona, como solución de diseño técnico al encuentro entre la parcela del Liceo Monjardín y el parque, se ha diseñado un muro de contención de gaviones salvando el desnivel existente. Para la construcción de este muro se creó un camino de paso que se ha incorporado al parque y que servirá de acceso al centro escolar. Los taludes existentes, que se caracterizan por una fuerte pendiente, cuentan con terrazas a distintas alturas, delimitadas con pequeños muretes y diferenciadas unas de otras por las especies plantadas.

Pistas deportivas junto a Mendillorri

parque norte lezkairu 3Una vez atravesada la calle valle de Egüés hacia Mendillorri se sitúa la gran plaza central circular de zona verde que tiene 100 m de diámetro y que está delimitada por un bosque de arces. Continuando hacia Mendillorri y antes de atravesar por debajo del nuevo puente se han construido una pista deportiva con un pavimento especial de resinas y dotadas con canastas y porterías.

Una vez pasado el puente se ha reconstruido la fuente de la Teja adosada afuente de la teja uno de los tramos de muro de la antigua conducción de aguas de Subiza. Por último, queda la antigua rotonda ubicada cerca de las dependencias de la Policía Foral, que en su interior cuenta con zona verde y que en el exterior ha mantenido el anillo asfaltado para convertirse en una pista de patinaje y juegos.

Se mantiene el arbolado al que se unen nuevos ejemplares

Se ha mantenido parte del arbolado, destacando un grupo de plataneros que se ha integrado en el paseo principal del parque. Las zonas de terrazas, delimitadas por pequeños muretes, se diferenciarán unas de otras por las especies plantadas. Se colocarán en franjas anchas cuatro especies, cada una con interés especial: el boj (Buxus sempervirens) verde todo el año; la lonicera; el romero con floración primaveral y aromática, y el cornejo (Cornus Sanguinea) con color otoñal y sus tallos rojizos en invierno. En la parte baja de los taludes se sitúa una franja de hiedra (Hedera helix). Se disponen, en puntos singulares, encinas (Quercus ilex) de varios troncos como único árbol de la ladera montañosa.

Las laderas y las praderas se han cubierto de césped que es regado de forma automática. Las plazas de césped están rodeadas cada una de ellas por una especie y con algunos ejemplares plantados en su interior. En las plazas adoquinadas se ha optado por colocar los árboles en alcorques en el perímetro exterior. La mayor parte de los que se sitúen en las plazas son de hoja caduca, para ofrecer sombra en verano. Destaca además la zona de bosque de arces que rodea la gran pradera, donde se ha configurado el piso a base de corteza de haya y roble ‘Mulch’

Las obras comenzaron en el otoño de 2013 con un proyecto elaborado por la empresa Mecsa S.A. y el Estudio Gaztelu Arquitectos de Pamplona.

La obra fue adjudicada a Acciona Infraestructuras, S. A. por 2.945.409.55 euros, IVA excluido, lo que supuso una rebaja del 40,95 % sobre el precio de licitación que fue de 4.987.992 euros.

Posteriormente, una modificación para la construcción del muro de gaviones de estabilización de ladera y consolidación previa del muro de borde con la parcela del Liceo Monjardín supuso un incremento de 369.605 euros, IVA excluido. El Consistorio hará frente al costo del parque con las cuotas de urbanización de Lezkairu.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.