Últimas noticias

Adjudicadas las obras de rehabilitación del Baluarte de Parma y la zona de Corralillos

Con una inversión de 904.000 euros de los que el 65% son aportados por el Estado. Cuando concluyan los trabajos, el Ayuntamiento habrá finalizado la recuperación del conjunto fortificado formado por la Ciudadela y las murallas19 de julio de 2021

El Ayuntamiento de Pamplona ha adjudicado hoy las obras de rehabilitación del Baluarte de Parma y la zona de Corralillos con una inversión de 904.225 euros. De esa cantidad, el 65% es aportadas por el Estado. Está previsto que los trabajos comiencen en septiembre y estén finalizados en el plazo de diez meses. Cuando concluyan, el Consistorio pamplonés cerrará el ciclo de recuperación del conjunto fortificado de la ciudad formado por la Ciudadela y las murallas de la ciudad.

La adjudicación ha sido a favor de Construcciones Leache, S.L. con un plazo de ejecución de 290 días y una garantía de 3 años. El gasto se distribuirá entre este año, con una inversión prevista de 443.115 euros, y el ejercicio de 2020 con un gasto de 461.109 euros. La licitación se hizo con un importe de 1.021.723 euros, con lo que se ha producido una rebaja del 11,5%.

El Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana, a través del programa de ayudas “1,5% Cultural”, aportará 587.746 euros y el Ayuntamiento de Pamplona se hará cargo de la cantidad restante, 316.478 euros.

Trabajos similares al resto del recinto amurallado

La empresa adjudicataria ejecutarán el proyecto redactado por los arquitectos Marta y Miguel Monreal Vidal. Los trabajos a acometer son similares a los que se vienen haciendo en el resto de lienzos, paramentos u otros elementos defensivos del sistema fortificado de Pamplona, aunque por accesibilidad será necesario colocar diferentes tipos de andamiaje sobre el cauce del río.

Habrá que realizar el desbroce, picado de juntas y el desmontaje y consolidación de las zonas afectadas estructuralmente; además de realizar la reposición material en donde sea preciso (como la reconstrucción completa de una esquina de la batería baja, la reconstrucción de cañoneras y la consolidación de los restos de una garita). Será necesario estudiar también el recalce de una parte de la cimentación del baluarte, además de la limpieza de todos los paramentos y la instalación de la Iluminación ornamental.

El Baluarte de Parma es el único tramo de la muralla que falta para terminar la rehabilitación de los 5 km. de perímetro fortificado de la ciudad. Construido a partir del siglo XVI, se encuentra ubicado entre el Archivo Real y General de Navarra y el final del Paseo de Ronda del frente amurallado de Rotxapea, junto al edificio de Educación de Gobierno de Navarra. El Casco Antiguo y el recinto amurallado de la ciudad están calificados como “Conjunto histórico-artístico” desde abril de 1968 y las murallas están categorizadas como Bien de Interés Cultural (BIC).

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.