Últimas noticias

Alta velocidad al mejor precio

El uso de internet se ha convertido en una necesidad para prácticamente cualquier persona hoy en día. Si vamos a un bar, restaurante u hotel lo primero que solemos pedir es la contraseña del WiFi. Es un bien esencial que necesitamos tanto para trabajar, comunicarnos socialmente o entretenernos.

Tarifas económicas de internet

Las compañías telefónicas ofrecen una gran variedad de opciones de tarifas de internet. El precio del plan que contrates dependerá de una serie de elementos a tener en cuenta: la velocidad de conexión, la permanencia, servicio técnico o pack de servicios, entre otros. 

Dependiendo del uso que le vayamos a dar al internet, contrataremos una velocidad más alta o más baja. Hay que tener en cuenta que muchas veces la que contratamos no es la que realmente nos llega. Esto dependerá del tipo de red con el que trabaja la compañía. 

Hay tarifas que exigen un período mínimo de permanencia (normalmente 12 meses) que te penaliza si no la cumples. Muchas compañías disponen de ofertas más económicas si cumples con la permanencia que te exigen. De esta manera, consiguen que darte de baja con ellos para irte a otra compañía suponga un coste añadido. 

Otro elemento que puede variar en las tarifas que se ofrecen es el servicio técnico. Es un gasto extra que no supone un gran aumento y te da la seguridad de contar con profesionales técnicos a tu servicio, si es necesario.

La mejor forma de ahorrar a la hora de contratar internet es con los paquetes. A veces, contratar internet + móvil o internet + fijo + tv, por ejemplo, sale más económico o prácticamente igual que contratar sólo internet. Esta es una estrategia que usan las compañías para que el cliente tenga todos los servicios contratados con ellos. 

Al final, la mejor tarifa para tener internet en casa barato es la que se adapte a tus necesidades de consumo. 

ADSL o fibra óptica 

Si quieres contratar internet existen dos vías: ADSL o fibra óptica. Ambas tienen sus ventajas y desventajas pero ya te adelantamos que la fibra óptica es la mejor opción. 

¿Por qué no contratar siempre fibra óptica? Lamentablemente, no siempre va a ser posible. La fibra óptica tiene grandes ventajas: es más estable, gran velocidad y más segura que el ADSL. La única desventaja es que no está disponible en todos los operadores ni llega a todo el territorio.

El ADSL utiliza un cableado telefónico, por lo que, si ya tienes fijo en casa, la instalación es muy sencilla. Es un servicio con una cobertura de red del 95%, por ello en muchos hogares aún se sigue contratando. Pero, la velocidad que ofrece es menor que la fibra óptica, y la velocidad que tienes contratada nunca va a ser la real. 

Conclusión

Antiguamente, la diferencia de precio que había entre ambas era significativa, y por ello la gente también seguía contratando ADSL. A día de hoy, el precio es prácticamente igual. 

Lo que no cabe duda es que hemos avanzado hacia un mundo donde estar permanentemente conectado es crucial. Existen muchas tarifas de internet baratas por lo que sólo tienes que elegir la que mejor se adapte a tus necesidades de consumo. 

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.