Últimas noticias

AnimaNaturalis lanza una campaña para poner fin a las corridas de toros en Pamplona

Foto: Anima Natualis/PETA

La normativa conocida popularmente como “toros a la balear” deja terminantemente prohibida la muerte del toro, así como la utilización de cualquier dispositivo que le cause daño o estrés. Se reduce el número de toros a tres por espectáculo, por un tiempo no superior a los 10 minutos. Los animales deben haber comido y bebido bien antes de salir a la plaza, y se les aplicará controles antidopaje a cada uno de los participantes en la corrida, sean toreros o toros

Pamplona/Iruña, 8 de junio de 2018

AnimaNaturalis anuncia que este año repartirá 10.000 folletos informativos y 5.000 postales en varios idiomas durante las fiestas de San Fermín, una campaña que se enmarca dentro de www.SanFerminSinSangre.org y la ya tradicional protesta junto a PETA frente al Ayuntamiento el próximo 5 de julio.

AnimaNaturalis desea repetir en Navarra el camino que recorrió con su campaña “Mallorca Sin Sangre”, que terminó con un reglamento taurino que prohíbe la muerte de los toros, así como el uso de cualquier utensilio que les cause daño o estrés.

Después de la polémica declaración del Tribunal Constitucional en 2016, que impedía la prohibición de la tauromaquia por ley, los defensores de los animales han explorado muchas rutas alternativas para evitar el sufrimiento de los toros en los festejos y plazas. “Quizás la fórmula más exitosa que tenemos en nuestras manos es la que aplicamos en Islas Baleares, donde simplemente se creó un reglamento taurino que respeta a los toros por encima del disfrute que pueda producir su tortura y muerte para los aficionados”, declara Aïda Gascón, directora de AnimaNaturalis en España.

La normativa conocida popularmente como “toros a la balear” deja terminantemente prohibida la muerte del toro, así como la utilización de cualquier dispositivo que le cause daño o estrés. Se reduce el número de toros a tres por espectáculo, por un tiempo no superior a los 10 minutos. Los animales deben haber comido y bebido bien antes de salir a la plaza, y se les aplicará controles antidopaje a cada uno de los participantes en la corrida, sean toreros o toros.

“La medida no prohíbe las corridas de toros, sólo evita la tortura y muerte que se produce en ellas. Según los aficionados, se trata de cultura, pero hemos comprobado en los hechos que lo que motiva a los aficionados no es ver los pases de capote, sino la prolongada agonía de un animal como espectáculo”, Añade Gascón.

Recientemente, partidos como Podemos, Izquierda Unida, Geroa Bai y Bildu han expresado su disposición para discutir el futuro de los espectáculos basados en el sufrimiento, como las corridas de toros y encierros. Por esta razón, AnimaNaturalis considera que la campaña puede ser todo un éxito. “Todas las encuestas apoyan nuestras demandas por los animales, así como cada uno de los estudios veterinarios”, explica Gascón. “Creemos que vivimos un momento en que no se puede postergar más el tema de las corridas de toros, y con el lanzamiento de su campaña “SanferminSinSangre” queremos dar ese último paso que los animales necesitan”.

Junto a la ya tradicional acción de protesta que realiza cada año AnimaNaturalis y PETA en la Plaza Consistorial de Pamplona, esta asociación ha anunciado como novedad de este año, que entregará 10.000 folletos informativos sobre el sufrimiento de los toros impresos en castellano, euskera e inglés. Además, repartirá 5.000 postales para que quienes deseen poner fin a la tortura animal en fiestas las envíen a las autoridades.

La oposición a la tauromaquia crece en todo el mundo. En octubre de 2006, la prestigiosa encuesta Gallup presentó datos que revelaba que más del 72% de la población española no muestra ningún interés por los toros, mucho más que el 54% que declaraba lo mismo en la década de los 80. Estos eventos bárbaros son promovidos para atraer turistas, pero la mayoría de los extranjeros abandonan la plaza de toros antes que haya finalizado la matanza. Según el New York Times, el 90% de los turistas que han asistido a una corrida de toros, no lo hará nuevamente jamás.

En España, la tauromaquia, concepto que incluye corridas, encierros, festejos varios como la vaquilla, escuelas taurinas, etc…es financiada con 564 millones de euros del erario público, sin incluir las ayudas a ganaderos, – según la Fundación Altarriba – lo que supone unos 47 euros anuales por cada familia española.

Según el “Estudio sobre la afición a los toros en España” realizado por la empresa IG-Investiga en agosto de 2008, el 67% de la población se manifiesta sin ningún interés por los actos taurinos, mientras que sólo el 9,7% está interesado. Dentro de esas cifras y siguiendo la delimitación de regiones Nielsen, la zona más antitaurina de España es la de Cataluña, Huesca y Zaragoza (73,2% de desinterés); seguida de Galicia, Asturias y León (67,9%), y Cantabria, País Vasco, Navarra, Logroño, Palencia y Burgos (67,6%). Dato importante es que el 66,1% de los ciudadanos de la región centro que comprende Madrid, Castilla la Mancha, Teruel, Soria, Cáceres, Zamora, Salamanca, Ávila y Segovia, aseguran no tener ningún interés por las corridas de toros, alejando así la idea que asocia al movimiento antitaurino con movimientos independentistas. Por último, es en la Comunidad Valenciana y Murcia, donde el estudio refleja la mayor afición (39,6% de interés).

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.