Últimas noticias

Asociaciones critican las “continuas irregularidades y delitos ambientales” de la “macrovaquería” de Caparroso

Varias asociaciones han entregado en el Parlamento de Navarra un escrito dirigido a los responsables políticos en el que se informa de las “continuas irregularidades y delitos ambientales” de la “macrovaquería” ubicada en Caparroso. Y han demandado que se haga un seguimiento de los expedientes sancionadores abiertos a la empresa y se asegure el pago de las sanciones.

El escrito ha sido firmado por Alnus, Asamblea Soberanía Alimentaria, Asociación Hacendera, Compañía de las 3 Erres, Ecologistas en Acción, Etxalde, Greenpeace, Iruña Gerora, Junta Landare, Marcilla Viva, Mugarik Gabe, Sustrai Erakuntza y Urbizi.

En este escrito, llaman a las formaciones políticas a que realicen preguntas parlamentarias para “aclarar algunos aspectos que permanecen opacos y para insistir en que no se paralicen las acciones frente a los impactos que produce su actividad en el entorno de la instalación”.

Además, piden al Gobierno de Navarra una “urgente moratoria para que no se conceda ninguna nueva licencia de explotación ganadera intensiva ni ampliación de las ya existentes y se revisen las ya concedidas”. También que promulgue una “ley exigente” que “regule y limite la ganadería industrial y promueva un modelo sostenible de ganadería extensiva sustentado en pequeñas y medianas granjas”, y la “paralización inmediata de los traslados de residuos orgánicos entre CCAA”.

El documento critica que la empresa responsable de las instalaciones de Caparroso “sigue actuando con total impunidad” a pesar de haber recibido “19 sanciones” que están “impagadas por haber sido recurridas”. Además, han alertado de que las aguas del subsuelo de Marcilla y Villafranca, municipios limítrofes a la explotación, “están afectadas por una creciente y muy preocupante contaminación por nitratos procedentes de los digestatos y de los purines que son vertidos sin control ninguno por la empresa”.

Han reprochado, por otro lado, que la empresa “sigue recibiendo cantidades astronómicas de la PAC”, incluso por “un número de vacas muy superior al autorizado”, y también “quieren hacerse acreedores de los fondos europeos Next Generation, que deberían recibir las pequeñas granjas locales”.

Asimismo, han asegurado que la empresa esta realizando un consumo de agua “totalmente irregular” y han considerado que la concesión por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para 3.500 vacas “ya tendría que estar siendo revisada pues en la explotación hay actualmente unos 8.000 animales”. Además, han afirmado que “durante todos estos años se han gastado ingentes cantidades de agua para el riego de 105 has. sin autorización”.

También han reprochado que la planta de biometanización de la empresa recibe “49 tipos de residuos industriales orgánicos” de mataderos, depuradoras e, incluso, del quinto contenedor de la Comarca de Pamplona que “debería emplearse para hacer un compost de excelente calidad y, sin embargo, acaba mezclada con todo tipo de residuos industriales orgánicos para obtener unos digestatos de calidad dudosa”. Han asegurado que recibe una cantidad mayor de la autorizada “y de todo tipo de empresas repartidas por todo el territorio estatal”, lo que “incumple la ley que exige que los residuos sean tratados en la planta de tratamiento más próxima a su origen”.

Finalmente, estas asociación han reprochado que la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno foral haya archivado un expediente en el que el Ayuntamiento de Marcilla advertía de la “grave contaminación por nitratos en el barranco de Valtraviesa” y haya recomendado a la localidad que se abastezca del agua del embalse de Itoiz porque “puede que los niveles de nitratos no se reduzcan en un plazo breve”.

Movimiento Inteligente

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.