Últimas noticias

Burlada recuerda su vecina Blanca Esther Marqués, asesinada por su pareja hace ahora cuatro años

Foto: Acto realizado el año pasado en homenaje a Blanca Esther. (Gorka Reta)

El consistorio ha colocado la foto de Blanca en el balcón del Ayuntamiento en señal de recuerdo

El Ayuntamiento de Burlada ha recordado este jueves a su vecina Blanca Esther Marqués Andrés, asesinada por su pareja, cuando se cumplen cuatro años del crimen machista que conmocionó a esta localidad y toda la sociedad navarra.

El consistorio, dado la imposibilidad de convocar un acto presencial por la pandemia, ha colocado esta mañana la foto de Blanca en el balcón del Ayuntamiento en señal de recuerdo y con la intención también de rendir homenaje a todas las mujeres víctimas de la violencia.

En un comunicado el Ayuntamiento de Burlada asegura que “hace ya cuatro años que Blanca fue asesinada a manos de su pareja, y el Ayuntamiento y el pueblo de Burlada siguen recordándola, enviando también un enorme abrazo a su familia y amistades”. “Diríamos que dos mujeres de Burlada han sido asesinadas en los últimos años, pero en realidad son ya 18 las vidas que el machismo nos ha arrebatado en Navarra y 1.078 las mujeres asesinadas en España desde que se cuenta con registros, en el año 2003”, ha afirmado el consistorio.

En el comunicado, el Ayuntamiento de Burlada añade que la violencia contra las mujeres no se cuantifica con un contador que ponemos a cero al comenzar el año, como si los asesinatos fueran hechos aislados, sino que deja tras de sí innumerables víctimas: 32 menores víctimas directas y 304 niñas y niños huérfanos por este motivo desde 2013, madres y padres, amigos y amigas, hermanas y hermanos, abuelos y abuelas que, en muchos casos, quedan a cargo de menores sin madre, familias enteras que aún no se acostumbran a hablar de las víctimas en pasado… un montón de vidas rotas por la violencia sexista”.

En este sentido, el Ayuntamiento de Burlada recuerda que ha tomado la decisión de seguir recordando a cada una de las víctimas de violencia, pues lo contrario sería invisibilización y olvido.

“El feminicidio es la demostración más extrema de violencia contra las mujeres, pero no es el único ejemplo. Vivimos en una sociedad profundamente desigual, cuya estructura social fomenta todo tipo de discriminaciones y violencias contra las mujeres: violencia física, violencia económica, violencia psicológica, violencia sexual, violencia simbólica…”, han indicado y aseguran que “por ello es importante el papel de las instituciones en la búsqueda de una sociedad igualitaria y justa: una desigualdad estructural necesita de medidas estructurales para ser subvertida, políticas públicas que, en colaboración y consonancia con todos los agentes sociales, transformen, gradual pero firmemente, este mundo hasta convertirlo en un lugar donde el simple hecho de ser mujer no constituya peligro de muerte”.

“Al igual que a lo largo y ancho del planeta, hemos iniciado el camino feminista hacia una vida libre de violencia contra las mujeres, y en él hemos ido avanzando con los años. Sin embargo, hoy nos toca recordar un asesinato más y, mientras esto continúe sucediendo, nos veremos en la
obligación de reconocer que aún nos queda camino que recorrer.
Una vez más, lanzamos nuestro mensaje, a la sociedad en su conjunto, de rechazo rotundo de la violencia contra las mujeres en todas sus manifestaciones y nuestro compromiso de que seguiremos enfocando nuestro esfuerzo en tomar medidas efectivas contra la violencia de género, así como en incidir en cambios profundos que nos encaminen hacia su erradicación, para que algún día podamos decir que el machismo, la violencia contra las mujeres y la vulneración de sus derechos, son cosas del pasado y que vivimos en un mundo que ha logrado, por fin, la igualdad de mujeres y hombres”, finalizan.

Contra la pandemia: Compromiso

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.