Últimas noticias

Carta de los trabajadores de Ganasa a Jose Javier Esparza

Un grupo de personas se manifiestan contra los recortes Foto: CCOO

Pamplona, 1 de Julio

Los trabajadores de Ganasa (Gestión Ambiental de Navarra SA) y el Comité de Empresa han remitido una carta abierta dirigida al Sr. Jose Javier Esparza, Presidente del Consejo de Administración de la empresa pública, Gestión Ambiental de Navarra SA (GANASA) y Consejero del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y Administración Local.

Una carta que publicamos en su integridad:

Al Señor José Javier Esparza, presidente del Consejo de Administración de la empresa pública, Gestión Ambiental de Navarra SA (GANASA) y Consejero del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y Administración Local:

Sin una negociación previa, repetidamente solicitada por los trabajadores de Gestión Ambiental de Navarra a la Gerencia, a la Corporación Pública Empresarial de Navarra y al consejo de Administración de la Empresa, el día 7 de junio se declaró un ERE de extinción para 65 contratos de los 118 trabajadores de esta Empresa. Declarado el ERE, ahora hablan de negociación.

Ud. se ha mostrado «convencido» de que se pueden alcanzar acuerdos con los representantes de los trabajadores y «con esa voluntad se está trabajando». Lamentamos discrepar con Ud.

Hemos apreciado que durante la negociación de este ERE que nos ha impuesto, a pesar de lo que usted declara sobre que las decisiones adoptadas son muy duras al afectar a personas, no ha habido un proceso previo de análisis de alternativas que minimice el impacto del ERE sobre los contratos.

Recordamos que el ERE afecta a la extinción de 65 contratos.

A estas alturas de la negociación y entrando en la recta final de los plazos legales, la gerencia considera, la posibilidad de reducir despidos con sencillas medidas para mejorar la “eficiencia” de los recursos de la empresa, o acepta incluir entre los 65 despidos del ERE, las extinciones de contratos decididas para las personas que están en excedencia voluntaria de la empresa  y no suponen cargo para la misma.

Sorprende, por otro lado, que no se había previsto la posibilidad de recolocación de trabajadores dentro de la misma empresa según necesidades, hecho que permite ahora rebajar ligeramente el impacto del ERE en la empresa.

¿Estas medidas no deberían haberse tomado de manera previa a la decisión del nº de trabajadores afectados? Esto indicaría una preocupación mínima, como Ud. manifiesta, por minimizar el efecto del ERE sobre las personas. En su lugar, da la impresión que se han sobrevalorado el número de trabajadores a despedir con el fin de jugar en la negociación.

La situación que denunciamos dista mucho de parecerse a la de los objetivos declarados en el Plan de restructuración y a sus declaraciones. Los trabajadores de Gestión Ambiental de Navarra, no pedimos clemencia, sino coherencia y honestidad a la hora de exponer a la opinión pública la realidad de un Plan, que para hacerlo cuadrar han tenido que diseñar los datos y que tiene muchas más sombras que luces.

Por ello, solicitamos nuevamente la retirada o paralización del Expediente de Regulación de Empleo, que a pesar de las medidas propuestas por la gerencia, sigue siendo irreflexivo, injusto y carente de proporcionalidad.

Queda una semana para la resolución de este ERE, que como ya hemos indicado hasta la saciedad, es brutal y desproporcionado, tanto por el número de personas afectadas y los efectos que tendrá sobre la  funcionalidad de la empresa, como por  la nula incidencia en la deuda que aportamos al balance global de pérdidas de las empresas públicas.

El desmantelamiento de Gestión Ambiental comprometerá los compromisos adquiridos en los planes y programas medioambientales por el Gobierno de Navarra, para los que se ha constituido este instrumental, una empresa pública que trabaja en un área estratégica, con un personal técnico cualificado, competente y reconocido, con experiencia dilatada en Medio Ambiente. Entendemos que, en una empresa instrumental como ésta, las personas son el motor de la misma, se están eliminando tantas piezas que imposibilitan el avance de la máquina. ¿Eso es lo que quiere?

Apelamos a usted como Presidente del Consejo de Administración de la Gestión Ambiental, y conocedor de las funciones que desarrollamos, y como Consejero del Departamento, que defiende las partidas presupuestarias para la aplicación de las políticas ambientales, y le pedimos que mantenga la inversión dedicada a nuestra actividad, por su carácter estratégico y necesario para el desarrollo de Navarra.

“Por todo lo expuesto anteriormente, los trabajadores de Gestión Ambiental de Navarra S.A. consideramos que hay varias formas de redirigir la situación, adaptándola al nuevo escenario previsto, sin necesidad de aplicar un ERE de extinción que lo único que hace es reducir todo margen de maniobra y condenar a un número inaceptable de personas al desempleo.

Por de pronto, y en vista de la propuesta de modificación de la Ley 8/2009, retire el ERE y negociemos de verdad, que tenemos ganas, propuestas y muchas cosas que decir, pero en un escenario que permita explorar alternativas a los despidos.»

"