Últimas noticias

Casi medio centenar de propuestas para el concurso internacional sobre el futuro de los Caídos

Un jurado internacional elegirá durante enero entre 5 y 7 propuestas, que podrán ser mejoradas a través de un proceso de participación ciudadana

Pamplona-Iruña, 15 de enero de 2019

El Ayuntamiento de Pamplona ha recibido 49 propuestas para el diseño del entorno urbano del Monumento a los Caídos. Son 49 proyectos presentados al concurso internacional de ideas de arquitectura convocado por la Gerencia de Urbanismo municipal para definir cómo debe ser esta zona de la ciudad, con propuestas sobre el propio edificio, la plaza de la Libertad, el parque de Serapio Esparza (la parte trasera del monumento) y las calles adyacentes.

Durante este mes de enero, un jurado internacional elegirá entre 5 y 7 propuestas, que después serán desarrolladas y sometidas a participación ciudadana para que el conjunto de la ciudadanía pueda realizar sus aportaciones. Será el jurado quien realice la apertura de los sobres y quien compruebe cuántas de las propuestas recibidas apuestan por mantener resimbolizando el edificio, modificarlo o incluso desmantelarlo. Se estima que esa información podría conocerse a finales de mes.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda, Joxe Abaurrea, han dado cuenta esta mañana en rueda de prensa de este primer resultado del proceso participativo. El número de 49 proyectos aún no es definitivo, dado que el plazo de presentación de propuestas terminó el pasado 8 de enero y es posible aún recibir traslados de los registros. Según han explicado, la preselección por parte del jurado este mes de enero y el proceso de desarrollo de dichos proyectos junto al de participación pública entre febrero y abril de este año, darán lugar a un resultado de entre 5 y 7 proyectos básicos para esta zona de la ciudad. De entre ellos se decidirá el que se llevará a cabo finalmente.

Como se recordará, el concurso dejaba libertad a quienes se han presentado para mantener, transformar, eliminar o sustituir el actual edificio, si bien en todos los casos dotándolo de nuevos significados cívicos compatibles con la memoria democrática. Sí era preceptivo mantener el aparcamiento subterráneo bajo la plaza y sus accesos, así como la estructura viaria, especialmente las calles Iturralde y Suit y Aoiz.

Dos fases: jurado y participación

El concurso de ideas está estructurado en dos fases. La primera de ellas consiste en la selección, por parte de un jurado internacional, de entre 5 y 7 propuestas de entre las presentadas. Esta selección se va a llevar a cabo a lo largo de este mes de enero. El jurado, presidido por el alcalde de Pamplona, está integrado por tres personalidades integradas por el Ayuntamiento, un arquitecto designado por la Gerencia de Urbanismo, un arquitecto propuesto por el COAVN y un arquitecto del Gobierno de Navarra. Como secretario, con voz pero sin voto, actuará una letrada de la Gerencia de Urbanismo.

Además del alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, la lista final de integrantes de jurado la conforman la doctora en Arquitectura, profesora en la Escuela de Arquitectura de Barcelona-UPC y directora de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet, Zaida Muxí Martínez; la profesora titular del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, Pilar Biel Ibáñez; y el licenciado en Ciencias Políticas de la Freie Universität Berlin y doctor de la Facultad de Ciencias Sociales y de Planificación de la Technische Universität Berlin, Max Welch Guerra. A esas personalidades se suman el arquitecto y director de la Gerencia de Urbanismo y del área de Urbanismo, Vivienda y Rehabilitación del Ayuntamiento de Pamplona, Vicente Taberna Irazoki; el doctor en Arquitectura y presidente de la Agrupación Vasco Navarra de Arquitectos Urbanistas (AVNAU), Javier Martínez Callejo; y el arquitecto y profesor universitario Rafael de Cáceres Zurita. Como secretaria del jurado, con voz pero sin voto, actuará Rebeca Sánchez Ruiz.

Una vez elegidas estas propuestas, el Ayuntamiento de Pamplona solicitará a sus promotores que profundicen en su contenido, es decir, que desarrollen el anteproyecto en un proyecto básico. De forma paralela, el Ayuntamiento expondrá las propuestas preseleccionadas y abrirá un proceso de participación ciudadana para que el conjunto de la ciudadanía pueda trasladar sus aportaciones y sugerencias sobre dichas propuestas, que a su vez podrán ser incorporadas en el proyecto básico. Las propuestas seleccionadas recibirán una compensación económica de 25.000 euros, una vez sometidas al proceso de participación pública y desarrolladas a nivel de anteproyecto cumpliendo las exigencias establecidas para la 2ª fase.

Se estima que estos procesos puedan concluir a finales del mes de abril, y con ellos concluiría también el objeto del concurso internacional. De esta manera, el Ayuntamiento de Pamplona dispondrá de entre 5 y 7 proyectos básicos para el entorno del Monumento a los Caídos, sobre los que poder decidir.

Definir valores y usos

El objetivo que el Ayuntamiento de Pamplona ha buscado con la convocatoria de este concurso internacional ha sido el de obtener diversas propuestas para la transformación, puesta en valor e incorporación de nuevos usos al entorno urbano de Monumento a los Caídos. Por este motivo el concurso dejaba abierta la puerta tanto al mantenimiento y/o transformación del actual edificio como a su eliminación o sustitución por otro nuevo, en todos los casos dotándolo de nuevos significados cívicos compatibles con la memoria democrática.

Por ello, para presentarse al concurso se debía asumir una doble faceta. Por un lado, la debida a su contenido simbólico y sus efectos sobre la memoria democrática, haciendo necesaria una resignificación del monumento mediante su transformación o su desaparición; por otro, supone una ocasión para intervenir y reconvertir el espacio urbano en un lugar de encuentro engarzado en el tránsito entre la ciudad consolidada y los nuevos desarrollos urbanísticos al sur.

El edificio de los Caídos se encuentra protegido, con diferente intensidad según sus partes, aunque esta situación no es inamovible ya que el grado de protección de sus diferentes elementos ha ido cambiando con el tiempo. Se trata de un edificio – mausoleo de gran impacto simbólico, dedicado a los muertos del bando franquista en la Guerra Civil.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.