Últimas noticias

Claves para mantener un área limpia y segura en el trabajo

La seguridad y la higiene en el trabajo son dos aspectos fundamentales que deben ser tratados con prioridad en todas las empresas.

Ambas áreas guardan relación con la limpieza y las labores de aseo, con el objetivo de minimizar el riesgo de accidentes. Un espacio aseado incentiva en cualquier compañía un ambiente de cordialidad y las buenas costumbres entre los empleados, los clientes y los proveedores.

Para lograr que todas las áreas se mantengan aptas para su buen funcionamiento es importante generar buenos hábitos entre los trabajadores, así como contar con un plan maestro que permita eliminar cualquier riesgo de contaminación y suciedad en las empresas.

Generalmente, las cosas comienzan a salirse de control cuando hay desórdenes o debido a la carencia de una cultura orientada a la limpieza. Los espacios sucios con materiales acumulados son una señal de que algo falla a la hora de ejecutar los planes de mantenimiento.

Las compañías tienen dos opciones: asumir los trabajos de limpieza con personal propio o contratar empresas especializadas para que se encarguen de todo. Esta última alternativa es una de las más populares en el mercado, ya que esto permite a las organizaciones dedicarse exclusivamente a sus modelos de negocios y buscar nuevas formas de generar ingresos.

Eliminar los desperdicios

La aparición de desechos y desperdicios pueden generar problemas de salud entre el personal, a la vez que deterioran los equipos industriales. La falta de orden y de limpieza puede poner en peligro la integridad de los trabajadores y los bienes patrimoniales de las compañías.

Uno de los primeros síntomas de que algo está fallando en la empresa es cuando los pasillos comienzan a ser utilizados como si de un almacén se tratara. Cuando eso ocurre, no es extraño que empiece a acumularse el polvo o los desperdicios en el mobiliario, así como la aparición de insectos o roedores, que se alimentan de los restos de comida que se van acumulando en las diferentes áreas de trabajo.

Los accidentes laborales suelen producirse por caídas o golpes ocurridos como consecuencia de las áreas desordenadas o sucias. Algunos otros ejemplos también incluyen suelos resbaladizos y la colocación de materiales fuera de su lugar habitual.

A la hora de contratar expertos en limpieza de oficinas, limpiezas industriales, colegios o garajes, hay que tener en cuenta la experiencia y cuál ha sido el tratamiento que se ha dado a las estructuras similares en otras partes.

En el mercado existen compañías como Innova Facility Services, que es una de las Empresas de limpieza en Madrid Capital que cuenta con personal cualificado y los equipos necesarios para realizar trabajos de aseo a cualquier escala. La corporación cuenta con cobertura en toda la comunidad de Madrid y más de 250 trabajadores, formados para aplicar los protocolos de actuación dependiendo de cada área a intervenir.

Se ha demostrado que desarrollar las funciones laborales en medio de un ambiente limpio aumenta la productividad y mejora la calidad del trabajo. Los expertos afirman que los empleados responden con más eficacia a las demandas, ya que se encuentran en un ambiente óptimo y adecuado.

En este punto hay que recordar que las tareas de limpieza no son funciones de una sola persona. Todos aquellos que forman parte de las empresas deben ayudar y contribuir para que el lugar de trabajo se mantenga en las condiciones más adecuadas.

Establecer un programa de limpieza

Al tratarse de una labor en equipo, los programas de limpieza deben planificarse para que se extiendan a lo largo del tiempo. Es preciso señalar que mantener un lugar en condiciones óptimas no es una tarea de un día. Todo lo que se desarrolle debe formar parte de la cultura empresarial.

La clave está en la constancia. Al menor descuido es posible que comiencen a aparecer los síntomas de la falta de coordinación y la dejadez. Es decir, hay que adoptar una actitud permanente con el mantenimiento adecuado del ambiente de trabajo.

Otro de los puntos a considerar es trabajar en equipo. Al hacerlo de esta forma se mantendrán las buenas prácticas en el interior de la empresa. La organización entre el personal también juega un papel primordial para que el ambiente sea limpio y ordenado.

Algunos consejos de los especialistas incluyen retirar de los puestos de trabajo todos los materiales que no se emplean con regularidad. Además, la recomendación es guardar aquellos instrumentos o herramientas que no se utilizarán durante un prolongado período de tiempo.

En cuanto al orden, hay que destacar que los objetos no deben dejarse en sitios donde puedan provocar accidentes. Ser respetuosos con el entorno de otras personas también sumará puntos para obtener un ambiente de trabajo ideal.

Conseguir que todas las medidas a aplicar perduren en el tiempo solo será posible si se realiza un programa de formación. Los trabajadores deben incorporar la disciplina del orden y la limpieza en sus funciones cotidianas.

En este escenario lo más importante será la paciencia. También es necesario confiar en que las personas puedan mejorar a la hora de lograr una higiene integral en el trabajo.

Hay quienes utilizan la comunicación y exhiben imágenes de las buenas y malas prácticas del orden en las zonas visitadas.

Para millones de personas, el lugar de trabajo se convierte en un segundo hogar. Por este motivo los empleados también deben contribuir para que sea lo más confortable y seguro posible.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.