Últimas noticias

Colectivos de ciclistas recuerdan el «caos» en la señalización de los carriles bici de Pamplona y piden que se implanten los carriles bici con fondo rojo

Foto: José Ángel Ayerra

Desde la Asociación Medios de Transporte Saludables (AMTS) creen además que en el caso de Pío XII «los cargos políticos y técnicos de las Áreas de Movilidad y Ecología Urbana, Protección Ciudadana y Urbanismo y Ciudad Habitable deberían reconsiderar el tema» y consideran «evidente que la aplicación del color rojo lo realzaría y, a su vez, marcaría un antes y un después en las actuaciones encaminadas a la creación de infraestructuras ciclistas: el corredor sostenible de Pío XII, con su carril bici coloreado, favorecería que dicho espacio pasara a ser la nueva estampa de nuestra ciudad sostenible»

Pamplona-Iruña, 14 de marzo de 2019

Colectivos ciclistas englobados en la Asociación medios de Transporte Saludable (AMTS) han pedido al Ayuntamiento de Pamplona la implantación de carriles bici con fondo rojo.

Recuerdan que «en los últimos meses se ha acometido una obra de gran impacto en la movilidad de Pamplona, la inclusión del carril bici en la Avenida de Pío XII» y aseguran que «como usuarios de la bicicleta, no dudamos de que supondrá una notable mejora en las conexiones urbanas, pero sorprende que no se haya destacado su fondo con un color diferente al de la calzada».

Recuerdan que «la consecuencia no es sólo de índole estética, sino más bien de algo más serio: de la falta de seguridad que implica» y añaden que «los manuales de infraestructuras ciclistas señalan que el color rojo destaca perceptivamente por su impacto visual, alertándonos de los espacios reservados al ciclista».

«Está demostrado que cuando dicha vía lleva un fondo rojo como indicador claro de que es un espacio exclusivo para las bicicletas, provoca un efecto llamada, animando a muchos ciclistas a coger la bici, lo cual favorece el aumento del número de usuarios de la bicicleta», han afirmado y aseguran que «en países como Holanda, con una larga tradición en el uso de la bicicleta y en la creación de infraestructuras ciclistas, la aplicación del color rojo forma parte de los estándares de calidad de dichas vías» y recuerdan que «más cerca, en zonas de la comarca de Pamplona como Mutilva, Sarriguren o Ripagaina también podemos verlas con color rojo distintivo».

Sin embargo, lamentan que en Pamplona «la realidad es bien distinta, y a la vez bastante caótica, lo cual está originando muchos problemas. Muchísimos ciclistas no saben distinguir entre carril bici, acera bici, acera señalizada (existente sólo en Pamplona), ciclocalle, ciclocarril, calle residencial, calle de pavimento único, calle peatonal, calle 30, calle 20 y, mucho menos, la forma correcta de circular en cada una de ellas».

«En la pirámide de la movilidad, habiéndole otorgado al ciclista el segundo puesto en el orden de importancia, ¿cómo se explica que no haya esa correspondencia en cuanto a estándares de calidad de las vías ciclistas?», se preguntan y se remiten «a hechos concretos como que el carril bici de Trinitarios que llega hasta la calle Navas de Tolosa, esquina con la calle Chinchilla, está hecha en tres fases». «En cada una de ellas se han aplicado dibujos, señales, trazados y texturas diferentes. Teniendo en cuenta que uno de los criterios de validación de los carriles bici es la “uniformidad”, queda en evidencia que las cosas se han hecho sin prestar atención al rigor técnico», han dicho.

Señalan que «se puede corregir o mejorar» y además «de manera fácil» y consideran que «para superficies acabadas donde se va a implantar un carril bici existe en el mercado un producto coloreado de rojo (y de otros colores), que se aplica al pavimento, llamado “lechada bituminosa pigmentable”.

Por otro lado, en lo que respecta al carril bici de Pío XII, se ha anunciado que no irá pintado de rojo. «Creemos sinceramente que los cargos políticos y técnicos de las Áreas de Movilidad y Ecología Urbana, Protección Ciudadana y Urbanismo y Ciudad Habitable deberían reconsiderar el tema. Es evidente que la aplicación del color lo realzaría y, a su vez, marcaría un antes y un después en las actuaciones encaminadas a la creación de infraestructuras ciclistas: el corredor sostenible de Pío XII, con su carril bici coloreado, favorecería que dicho espacio pasara a ser la nueva estampa de nuestra ciudad sostenible. Por algo será que el término carril bici traducido al euskera como bidegorri signifique ‘camino rojo‘», han dicho desde AMTS y recuerdan que «los expertos consideran que la calidad de las vías ciclistas, y no tanto su extensión, es claro indicador del grado de interés, de la voluntad y el compromiso que prestan los ayuntamientos en fomentar la movilidad ciclista».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.