Últimas noticias

¿Cómo reaccionará la economía española y navarra al gobierno de coalición PSOE-UP?

Expertos de todos los espectros ideológicos han especulado sobre cómo afectará el gobierno de coalición de izquierdas a una economía que a duras penas ha logrado salir de la última crisis.

Desde una perspectiva liberal un gobierno con tentaciones tan intervencionistas como las que ya han dejado entrever ambos partidos no hará más que agudizar el estancamiento de una economía que no termina de arrancar. En el otro lado del espectro ideológico es precisamente la poca presencia del Estado en ciertas áreas estratégicas la causa de que los indicadores económicos no mejoren.

Los retos de la economía española y de Navarra

Uno de los caballos de batalla durante la campaña electoral fue la reforma laboral del gobierno de Rajoy. Tibia a la hora de entrar a fondo en los problemas estructurales del mercado laboral español para unos, y azote de los derechos laborales para los otros, fue defendida por los populares y atacada duramente por socialistas y morados en los días anteriores a las elecciones.

Sea por o a pesar de la reforma laboral, lo cierto es que desde su aprobación los números del empleo han mejorado, a pesar de lo cual el porcentaje de parados está muy por encima de la media de las naciones más prósperas.

Durante el 2019 la reducción de la tasa de paro fue anecdótica y varios organismos, cómo la Comisión Europea y el FMI, avisaron de que seguirá la misma tónica durante el presente año, y de que en cualquier caso, la tasa de paro quedará muy por encima del 12,3% recogido por el gobierno en su plan presupuestario, y piden que se continúe por la senda de las reformas.

En cuanto a la deuda española, esta alcanza prácticamente los mismos valores que el PIB, y aunque en octubre disminuyó ligeramente, 12 929 millones de euros, deja muy poco margen de acción al ejecutivo en caso de que este tenga que afrontar gastos extras por un empeoramiento drástico de las condiciones económicas.

La reacción del Ibex 35

La polarizada visión española se extiende hasta las empresas del Ibex. Donde los liberales ven el exponente máximo del conocido coloquialmente como “capitalismo de amiguetes” (cuando los grandes empresarios utilizan sus lazos con el poder político y no su capacidad para ofrecer un buen servicio para obtener beneficios), desde posiciones progresistas ven al Ibex como el arquetipo de un capitalismo depredador y sin escrúpulos. 

Más allá de la ideología, el 2019 ha sido un buen año para la bolsa española, que ha logrado crecer por encima del 10% después de un 2018 de pérdidas. Aunque las perspectivas para el 2020 son buenas, algunos prevén un crecimiento de hasta el 15%, bolsas de nuestro entorno han crecido mucho más, por lo tanto, la incertidumbre parece asegurada durante este año.

¿Es posible invertir al margen de las opciones tradicionales?

Por supuesto. Para el que busque métodos alternativos para negociar acciones el trading mediante contratos por diferencia (CFDs por sus siglas en inglés) puede ser un método a tener en cuenta.

Cuando negociamos con contratos por diferencia no poseemos el activo, lo cual puede ser una ventaja en un mercado bajista, porque no dependemos de que el activo suba para ganar dinero, ya que como su nombre indica, subscribimos un contrato por la diferencia entre la cotización de un activo en el momento de la apertura del contrato y la cotización del activo en el momento del cierre de la operación. La operación se puede abrir en corto si pensamos que el activo bajará su cotización y en largo si creemos que el activo va a revalorizarse. 

Por otro lado, cuando poseemos el activo es muy difícil perder toda la inversión, cosa que si puede pasar si se negocia con contratos por diferencia, esto es por el apalancamiento, que a su vez tiene su lado positivo y su lado negativo.

Como aspecto positivo del apalancamiento, que básicamente es deuda, tenemos que permite maximizar beneficios con una inversión mínima. Hay diferentes porcentajes de apalancamiento, por ejemplo, para una inversión de 1.000 euros con un apalancamiento 1/10 solo necesitaríamos poner 100 euros. Si, como ejemplo, el activo se mueve en la dirección deseada un 5% ganaremos 50 euros, unos beneficios del 50%, pero ¿qué ocurre si se mueve un 5% en la dirección contraria a nuestra operación? Pues que perderemos 50 euros. Por eso decíamos que la inversión puede desaparecer completamente, por ejemplo, si el precio del activo se moviese un 10% en dirección contraria a nuestra predicción ya habríamos perdido los 100 euros. Por otra parte, en momentos de gran volatilidad del mercado los precios podrían dispararse rápidamente en dirección contraria a nuestra “apuesta” y hacernos perder mucho más dinero del que teníamos invertido, por ello, es muy importante conocer muy bien las características del instrumento con el que operamos, en este caso los CFDs (que son denominados de alto riesgo), y elegir un bróker que nos proteja frente a estos eventos y posibles deudas.

En conclusión, tanto la ganancia como la pérdida potencial es mayor en el trading con contratos por diferencia, pero es sin duda una opción interesante cuando el mercado presenta una gran volatilidad o es bajista, ya que con un correcto análisis podremos operar siempre a favor de la tendencia del mercado.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.