Últimas noticias

¿Cómo secar la ropa más rápido?

El frío llega. Y la humedad también. Una combinación que puede llegar a convertir el secado de la ropa después de su lavado en un auténtico drama en España. Sobre todo en las zonas del Norte, donde es muy complicado que la ropa tendida se seque en estas fechas de frío en 24 horas. Todo ello implica una serie de molestias: no saber cuándo va a estar la ropa disponible, el riesgo de que la ropa huela a humedad, posibilidad de que se estropee el textil.

¿Qué hacer entonces? ¿Cómo podemos secar la ropa más rápido? ¿Y de una forma económica? Existen diferentes posibilidades a la hora de secar la ropa limpia de una forma rápida que pueden ser más o menos ventajosas en función de la situación particular de cada familia o persona. Así, por ejemplo, una opción sería seguir la tradición anglosajona y llevar la ropa sucia directamente a empresas especializadas, desde donde nos devolverán la ropa limpia y seca. Sin embargo, el elevado coste económico y la incomodidad de esta opción hace que sea poco utilizada en España.

Otra opción es comprar una secadora. Es una opción práctica pero tiene dos graves inconvenientes: el precio y el espacio que ocupa. Debido a ello, las personas que tengan problemas a la hora de secar la colada tienen que tener en cuenta estos dos factores a la hora de decidirse. No todas las viviendas tienen el hueco suficiente para una lavadora, una secadora y un lavavajillas, por ejemplo. Además, hay que tener en cuenta el precio de estos electrodomésticos y, sobre todo, el coste energético que representa y que repercute directamente en la factura de la luz.

Cómo secar la ropa rápido en invierno 

Descartando estas opciones todavía existen otras opciones mucho más rentables, prácticas e igual de eficientes. Así, una de las mejores opciones que existen es la de comprar un tendedero de ropa eléctrica. Estos dispositivos están especialmente diseñados y preparados para ofrecer un secado de la ropa lo más eficiente posible y ocupando el mismo espacio que un tendedero normal y que probablemente todos tengamos en nuestros hogares.

Como en los tendederos normales, entre los eléctricos existen diferentes tamaños, por lo que podremos comprar el que mejor se adapte a nuestras necesidades y a nuestra vivienda. Para hacerte una idea puedes ver en este listado de tendederos de ropa eléctricos una amplia gama de opciones diferentes que, con sus precios, seguro que te motivará a hacerte con una de estas fantásticas soluciones para conseguir secar la ropa de la forma más rápida posible.

El tendedero eléctrico tiene un funcionamiento muy sencillo. Tras ser conectado a la corriente eléctrica, hay que destacar que hoy en día estos productos son de bajo consumo, las diferentes barras de aluminio que configuran el producto suben de temperatura y ayudan a secar la ropa a una velocidad impensable para quienes nunca han utilizado una solución como esta. 

Otra de las ventajas que tienen los tendederos eléctricos, como hemos dicho más arriba, es que existen muchas opciones en cuanto a su forma, por lo que se pueden ubicar prácticamente en cualquier lugar de la vivienda. Así existen los que son más horizontales y los que son más verticales, entre los que hay los que tienen más de 30 barras. Aunque si lo que de verdad quieres es ahorrar espacio y que el tendedero pase desapercibido cuando no hay ropa colgada, los mejores son los que cuelgan del techo. 

Para potenciar todavía más el secado de la ropa mojada en el hogar también tenemos la posibilidad de combinarlo con una buena temperatura en el interior de la vivienda. Y para conseguirlo la mejor forma de hacerlo es contando con un termostato que nos permita regular la misma desde cualquier lugar. Algo que todavía será más sencillo de hacer gracias a la existencia de nuevos dispositivos compatibles con Alexa de Amazon como los disponibles en esta guía de los mejores termostatos inteligentes.

Las ventajas de utilizar termostatos en el hogar son muchas y están directamente relacionadas con el ahorro económico, ya que al poder gestionar desde un mismo dispositivo la calefacción y refrigeración de todo el hogar podemos programar tiempos y horarios, gastando menos dinero y siendo más eficientes. Pero, además, nos va  permitir que cuando tengamos la ropa tendida en el interior del casa podamos activar la calefacción para que esta se seque de una forma más rápida y podamos disponer de ellas lo antes posible.

Como ves existen opciones más económicas y prácticas que acudir a una lavandería o comprarse una secadora para secar la forma de una forma más rápida. La llegada del invierno no tiene que convertirse en una pesadilla. Con un tendedero eléctrico de calidad, junto con un termostato, podremos acelerar el proceso de secado.

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.