Últimas noticias

Cómo trabajar enseñando español a extranjeros

Que el idioma español está en pleno auge no es ninguna novedad. Se calcula que existen unos 480 millones de usuarios nativos de esta lengua, y otros 100 millones de hablantes no nativos., repartidos por todo el mundo. Y se estima que aproximadamente otros 22 millones lo están estudiando actualmente, en 150 países distintos.

El hecho cierto es que formarse para ser profesor de español como lengua extranjera supone, a día de hoy, una excelente oportunidad de acceder a un empleo cualificado. Y para ello, es imprescindible la realización de un curso o máster de formación en ELE.

El concepto de formación en ELE

Es sencillo de entender, ya que ELE son las siglas de “Español como Lengua Extranjera”. Así que la expresión formación en ELE es una manera abreviada de referirse a la formación de profesores de idioma español como lengua extranjera.

Cualquier lego en la materia puede pensar que para enseñar español a un extranjero basta con dominar esta lengua, pero nada más lejos de la realidad. El dominio de las técnicas necesarias para ser un buen profesor para extranjeros, requieren, como veremos, de una formación adecuada.

Conocimientos y habilidades de un profesor de español

Entre muchas otras cosas, un buen profesor de español para extranjeros, deberá:

Comunicarse, entender y hacerse entender por el alumno: esto puede parecer bastante sencillo, pero no lo es, teniendo en cuenta que el alumno, especialmente al principio, es muy probable que no tenga ni la más mínima noción de español. Para ello, el profesor debe conocer la metodología pedagógica que posibilita y facilita esa comunicación.

Dominar la ortografía, sintaxis, vocabulario, pronunciación y demás fundamentos lingüísticos de nuestro idioma: este dominio es absolutamente necesario para que el alumno extranjero vaya aprendiendo, poco a poco, las bases idiomáticas del español y pueda construir una base sólida sobre la que desarrollar un conocimiento adecuado de la lengua.

Conocer la metodología específica para la enseñanza de segundas lenguas: no es lo mismo dar clases de matemáticas que de historia, ya que los métodos son completamente diferentes. De la misma forma, la enseñanza de lenguas extranjeras dispone de su propio método específico, y es necesario conocerlo al dedillo.

Saber cómo aplicar las nuevas tecnologías y crear contenidos de e-learning: en un mundo donde cualquier tarea intelectual es susceptible de ser realizada telemáticamente, el aprendizaje de un idioma no es la excepción. Cada vez más, los profesores deberán ser capaces de desenvolverse con soltura desde la distancia.

Y claramente, no es posible desarrollar todos esos conocimientos y habilidades sin un adecuado plan de formación.

¿Cómo acceder a la formación en ELE?

Para realizar un curso o máster ELE que te proporcione la formación necesaria para convertirte en profesor, debes contactar con un centro acreditado para la impartición de ese tipo específico de enseñanzas.

Aunque puedes elegir un centro de formación presencial, es mucho más económico optar por la formación online, con idéntico nivel académico y horarios lectivos más flexibles, sin contar con la comodidad añadida de no tener que desplazarse.

Una recomendación final: busca un centro formativo que disponga de un Título Propio Universitario. Además de ser más valorados en el ámbito laboral, este tipo de títulos te aportarán valiosos créditos universitarios que quizá te sean de utilidad más adelante.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.