Últimas noticias

Condenado a 4 años por un intento de homicidio en la Plaza de la Cruz

Los hechos sucedieron en los Sanfermines de 2012 y el condenado ha rebajado su pena al aplicársele parcialmente la eximente de embriaguez

Pamplona, 31 de enero

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a cuatro años de prisión a un ciudadano de origen serbio por un intento de homicidio sucedido el 9 de julio de 2012 en la Plaza de la Cruz de Pamplona.

El condenado, que se ha declarado insolvente, ha visto rebajada su pena al aplicarle  parciamente la eximente de embriaguez. La acusación particular pedía una pena de 7 años.

La Audiencia recuerda que sobre las 20:30 del 9 de julio de 2012, en la Plaza de la Cruz, el acusado inició una discusión con su víctima, en el transcurso de la cual, le propinó varias puñaladas con una navaja de 19 centímetros de longitud abierta, de los que nueve eran de hoja, en el costado lateral, hemitórax izquierdo, una de las cuales llegó a penetrar en el abdomen; así como en brazos y cuello, primero mientras estaban de pié y luego una vez que la víctima cayó al suelo, todo ello consciente del peligro que para su vida comportaba y aceptando que las puñaladas inferidas a la víctima eran susceptibles de causarle la muerte.

A consecuencia de la agresión, la víctima sufrió lesiones consistentes en herida inciso contusa en tórax (9º espacio intercostal), herida penetrante en tórax y abdomen (10º espacio intercostal), lesión de diafragma, dos heridas en región axilar izquierda y cara interna brazo derecho, poco profundas, erosiones en tórax y cuello, mínimo neumotórax y derrame pleural izquierdo, incipientes contusiones pulmonares y neumoperitoneo.  Estas lesiones requirieron tratamiento médico-quirúrgico permaneciendo la víctima 60 días incapacitado y resultando como secuelas 10 cicatrices.

La sentencia recuerda que “el acusado sufre alcoholismo crónico de larga evolución, habiendo ingerido alcohol el día de los hechos, de suerte que se encontraba en estado de embriaguez que afectaba gravemente su capacidad cognitiva o volitiva, sin que estuviesen éstas anuladas”.
Igualmente, el acusado que continúa en prisión desde el 12 de julio de 2012, tenía pendiente una condena por un delito de atentado y otro de lesiones, estando pendientes de cumplimiento 1 año y 6 meses de prisión, a lo que se le une la pena de 4 años a la que le han condenado en este juicio.

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad