Últimas noticias

Consumidores denuncian la inaceptable escalada del precio de la luz

Es necesario crear un sistema que asegure el suministro eléctrico a los ciudadanos a un precio asequible y estable, dicen desde Consumidores Irache

Pamplona/Iruña, 6 de septiembre

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache denuncia la inaceptable escalada en el recibo de la luz tras las últimas subidas. Con el encarecimiento del 12,4% en la factura de agosto, el precio de septiembre puede ser el más elevado desde enero de 2017.

La subida del precio mayorista afecta, directa o indirectamente, a todos los consumidores

La subida del precio de la energía en el mercado mayorista -ha marcado 74,58 euros MWh, récord del año- afecta, más pronto o más tarde, a todos los consumidores. El coste de la energía de los clientes de la tarifa regulada se ve directamente modificado según esta subasta. Así, han visto encarecido su recibo más del 20% respecto al mismo periodo del año anterior. El coste anual de una familia, como término medio, se puede situar en torno a los 730 euros anuales.

Pero también los clientes del mercado libre, aunque ya tienen pactados unos precios, se verán más pronto o más tarde perjudicados por el encarecimiento del coste al que venden la luz los generadores. Es muy posible que las comercializadoras encarezcan sus siguientes ofertas, que generalmente pueden modificar anualmente, en función del coste al que se venda la energía en el mercado mayorista.

La subida se produce en un sistema de fijación de precios opaco y perjudicial para el consumidor

En lo que va de año se han producido continuas subidas en la tarifa eléctrica. Este año, los responsables no pueden achacar estos encarecimientos a la sequía, como hacían el año pasado, ya que entre enero y agosto de 2018 la producción hidráulica ha sido un 51% superior respecto al 2017.

Los encarecimientos responden más bien a un sistema de la energía opaco y perjudicial para el consumidor. La subasta y la fijación de precios favorece la especulación y el precio que llega al consumidor final es el más elevado.

Según los últimos datos de Eurostat, España es el sexto país europeo con el precio más caro para los consumidores domésticos, por detrás de Alemania, Dinamarca, Bélgica, Irlanda y Portugal.

Explicaciones contradictorias que confunden aún más al ciudadano

Estas oscilaciones -generalmente hacia arriba- en el precio de la luz y las diferentes e incluso contradictorias explicaciones que se dan desde administraciones y empresas implicadas generan una gran confusión entre los consumidores, que no comprenden por qué sube su factura eléctrica continuamente cuando no cambian sus hábitos de consumo.

El funcionamiento actual del sector eléctrico no responde a su finalidad, que debería ser ofrecer a los ciudadanos un  bien básico como la luz a un precio asequible. Más bien, parece que este entramado favorece más a los intereses de grandes compañías que intervienen en este mercado.

Es necesario un mercado transparente que ofrezca unos precios asequibles y estables

En un servicio de primera necesidad como la luz, es necesario que los ciudadanos puedan acceder a él a unos precios razonables que no supongan un esfuerzo económico notable. Para ello, es necesaria y urgente una reforma estructural que garantice un suministro eléctrico digno, de buena calidad y a un precio asequible y estable a todos los consumidores. Junto a ello, convendría que el nuevo sistema resulte más transparente y comprensible para los ciudadanos.

Irache recomienda revisar las facturas y asegurarse de que responden a lo contratado

En cualquier caso, Irache recomienda que los consumidores revisen sus facturas y se asesoren para comprobar que el recibo de la luz corresponde efectivamente a la tarifa que tienen contratada.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.