Últimas noticias

Detenidas 25 personas e intervenidos más de 28 kilos de distintos estupefacientes en una operación antidroga en Navarra

Todo ello se llevó a cabo tras 25 registros realizados en Pamplona y diversas localidades de su comarca

La Policía Nacional ha llevado a cabo en Navarra una macro redada contra el tráfico de estupefacientes en la que han sido detenidas 25 personas como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Se han intervenido más de 28 kilogramos de diversas sustancias estupefacientes, entre ellas 15 kilos de speed, seis de marihuana, 3,7 de cocaína, 1,8 de MDMA, 1,5 de hachís, 200 gramos de cristal y dos gramos de TUCIBI, además de 5 kilos de precursores para la fabricación de más droga, cuatro vehículos y 26.000 euros en metálico.

Todo ello se llevó a cabo tras 25 registros realizados en Pamplona y diversas localidades de su comarca. La operación que ha contado con la colaboración entre las unidades de Policía Judicial de Navarra y de la Comisaría General de Policía Judicial.

Las dos primeras fases de esta investigación se realizaron entre los meses de junio y octubre del pasado año, y permitieron la incautación en Navarra de la mayor cantidad de sulfato de anfetamina o speed realizada hasta la fecha en España. Entonces se intervinieron 175,5 kilogramos de la misma, además de 100.000 pastillas de MDMA, 270 kilogramos de marihuana y más de cuatro kilogramos de éxtasis cristalizado, entre otras drogas. Ocho personas fueron detenidas como presuntos miembros de una organización criminal que controlaba la distribución en el noreste de España y que disponía de fuertes conexiones con Países Bajos, desde donde importaban la sustancia. La organización utilizaba vehículos “caleteados” para realizar el transporte del estupefaciente con total seguridad.

Las investigaciones policiales comenzaron sobre un grupo afincado en Cataluña y Navarra que, presuntamente, se estaba dedicando al transporte y distribución de grandes cantidades de sulfato de anfetamina. Una vez introducida la droga en España, era distribuida por la Ribera Baja de Navarra siendo su punto neurálgico la ciudad de Tudela. Fue en esta localidad, donde se logró dar el primer golpe a la organización, con la detención de uno de los principales cabecillas el pasado junio, que escondía hasta 170 kilogramos de sulfato de anfetamina.

Las investigaciones continuaron los siguientes meses, hasta ir desentrañando el funcionamiento de la organización, que distribuía grandes cantidades de diferentes tipos de droga por el noreste español, además de estar abriendo nuevos mercados como Ibiza y tener conexiones europeas, como con Países Bajos. En el mes de octubre se llevaron a cabo numerosas detenciones y registros que dieron como resultado la desarticulación de la organización criminal, además de la obtención de nueva información que ha desembocado en esta tercera fase de  la operación Boxes. 

La operación Boxes se da por concluida

Con estas últimas 25 detenciones, llevadas a cabo en Pamplona y su comarca a finales de diciembre de 2020, los investigadores dan por finalizada la operación Boxes, que ha coordinado el Juzgado de Instrucción número cuatro de Pamplona desde su inicio en el mes de julio de 2020. De hecho, el origen de toda la investigación se centró en esta rama del entramado delincuencial, que posibilitó las detenciones realizadas en  junio y octubre en diferentes puntos de España, además de Tudela. Tanto los detenidos de las anteriores ocasiones como los de esta última fase, tenían entre ellos una estrecha relación comercial, considerándose socios entre los mismos.

Los detenidos en Pamplona y su comarca se dedicaban principalmente a la fabricación y venta de speed en grandes cantidades. Es destacable la capacidad que tenían para producir ellos mismos la droga en laboratorios ilegales situados en Pamplona, droga que, en su mayoría, era vendida en la propia Comunidad Foral. Además de la capacidad de producción, también poseían una compleja red logística. De esta forma, utilizaban naves para esconder la sustancia ilegal y varios vehículos de alta gama con “caletas” para ocultar la droga. Tanto en las naves como en los coches, el acceso a los habitáculos ha sido muy complicado, obligando a usar unidades especializadas de la propia Policía Nacional.

Además de los más de 28 kilogramos de diversas sustancias estupefacientes requisadas, también se han encontrado en grandes cantidades sustancia precursora destinada a la fabricación de más material estupefaciente, en concreto cinco kilogramos de acetona y sosa cáustica.

Dos detenciones en Vizcaya

Aunque el grueso de la operación se ha llevado en Pamplona, las investigaciones también han dado sus frutos en Vizcaya, en donde se ha detenido a dos personas en dos registros diferentes. Así, mientras los arrestados en Pamplona se dedicaban a la fabricación y venta de speed fundamentalmente, los presuntos autores de Vizcaya se ocupaban del tráfico de cocaína por el norte español, sustancia que traían previamente desde Madrid.

Durante uno de los registros llevados a cabo en Pamplona, uno de los detenidos  huyó del piso cuando los agentes policiales accedieron al mismo. Para ello, el individuo se descolgó por la ventana al piso de abajo, al cual accedió rompiendo la ventana. A pesar del intento de fuga, el presunto autor fue finalmente detenido en el mismo edificio.

Contra la pandemia: Compromiso

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.