Últimas noticias

Diez nuevas empresas optan al sello Reconcilia de AMEDNA

El programa reconoce a aquellas empresas que trabajan activamente por la conciliación laboral, familiar y personal dentro de sus organizaciones

Pamplona/Iruña, 13 de septiembre de 2018

Diez nuevas empresas y entidades comienzan a trabajar la metodología reconcilia para la obtención del Sello. El proyecto reconcilia, que lleva 13 años de funcionamiento en Navarra, se promueve y desarrolla por la Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas de Navarra (AMEDNA) gracias y con la colaboración de la Dirección General de Política Económica, Empresarial y Trabajo del Departamento de Vicepresidencia de Desarrollo Económico.

En el día de hoy ha comenzado la formación inicial con los y las representantes de las empresas seleccionadas en esta edición:
ANTERAL, ACODIFNA (Asociación coordinadora personas con discapacidad física de Navarra), FUNDACIÓN ATENA, ATP ILUMINACIÓN, COYSER, GURPEA, JATORMAN, NILSA, SCHNEIDER ELECTRIC y TIMAC AGRO.

En la sesión ha intervenido, Javier Zubicoa, director de Trabajo del Gobierno de Navarra, ha sido impartida por la gerente de Amedna, Susana Labiano y la técnica de proyectos Lola Vicente, y ha contado con la asistencia de Felipe Vera de Schneider Electric, Andrés Sola de Nilsa, Zuriñe Goikoetxea de Jatorman, Arantxa Garatea de Fundación Atena, José Ramón Vital de Coyser, Mirian Nepote de ACODIFNA, Itziar Maestrojuán de Anteral y Estela Campos de ATP.

Estas empresas han participado en una sesión formativa dentro de un proceso que continuará con la fase de tutelaje personalizada para desarrollar un diagnóstico y un plan de conciliación que les llevará a optar al Sello Reconcilia.

El proceso de tutelaje consiste en que las empresas mantienen tutorías individualizadas para analizar cuál es la situación de cada empresa y sus necesidades específicas en materia de conciliación. Lo interesante del proceso de tutelaje es que se adapta a las necesidades y situación de cada empresa, ya que no todas tienen el mismo punto de partida y, por lo tanto, se configura un análisis individualizado según las circunstancias o el momento de cada empresa.

Además del análisis, se establece el cronograma que llevarán a cabo las empresas. Las fases que se marcan son, entre otras:  la comunicación por parte de la dirección a la plantilla sobre el proceso para la implantación de un plan de conciliación en la empresa; la creación de un equipo de trabajo en conciliación dentro de la empresa; el análisis de las medidas existentes (si las hay) y su documentación y sistematización de forma ordenada; y la previsión de medidas de conciliación que se incorporarán dentro del plan.

El tutelaje es el trabajo que llevará a la sistematización, análisis y concreción de una serie de medidas de conciliación que, posteriormente, compondrán el plan de conciliación. En esta primera fase es fundamental la comunicación del inicio del proceso a todas las personas que componen la plantilla para que puedan participar activamente del mismo. Un Comité Evaluador se encargará de valorar los resultados obtenidos a lo largo del proceso por cada una de las empresas seleccionadas y se otorgará el Sello Reconcilia a las que cumplan con los requisitos e indicadores establecidos.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.