Últimas noticias

Diez pautas “imprescindibles” para frenar la obesidad infantil

Pie de foto: Integrantes del Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra, donde se trabaja en distintas líneas de trabajo sobre obesidad

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, expertos de la Universidad de Navarra alertan sobre el consumo de azúcares añadidos o productos ultraprocesados

Pamplona/Iruña, 16 de octubre de 2018

 Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra hoy, un grupo de expertos del Centro de Investigación en Nutrición (CIN) de la Universidad de Navarra y el instituto IdisNA ofrece diez pautas “imprescindibles” para frenar la obesidad infantil, que en España alcanza entorno al 18% de la población y asciende hasta el 23% en el caso del sobrepeso.

La primera consigna para reducir la obesidad entre los más jóvenes es la práctica diaria de al menos 30 minutos de ejercicio. Así lo afirman Alfredo Martínez -catedrático de Nutrición e investigador de CIBEROBN-, Nerea Martín -pediatra e investigadora del proyecto SENDO, impulsado por el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública en colaboración con el Servicio Navarro de Salud-; Amelia Martí -catedrática de Fisiología y responsable del proyecto NUGENOI- y Santiago Navas -Dr. en Nutrición y farmacéutico e investigador en el proyecto multicéntrico MELIPOP, coordinado por CIBEROBN-,

En segundo lugar, los expertos alertan sobre el consumo frecuente e incluso diario de snacks, gominolas, etc.: “Las chucherías hay que limitarlas muchísimo. En ningún caso se deben ingerir a diario. Lo mismo sucede con los productos ultraprocesados, como los embutidos, que tienen que quedar reducidos a ocasiones especiales”, señalan.

Respecto al azúcar, advierten de que no conviene sobrepasar los 25 gramos diarios de azúcar añadido (unas 100 kilocalorías), por eso resulta tan importante leer el etiquetado de productos como galletas, bebida azucaradas o bollos, que suelen sobrepasar esa ingesta diaria “saludable”. “Y no solo hay que vigilar los azúcares, sino también las harinas refinadas en forma de pan blanco, pasta, etc.”, recalcan.

Frutas y verduras: enteras y sin pelar, no en zumo

Respecto a las frutas y verduras -que deben consumirse a diario-, lo ideal para los expertos es que se tomen enteras, sin pelar y no en zumo. “El pescado es otra fuente de proteínas y grasas tipo omega 3 de calidad, por lo cual apuntamos a de 3 a 5 raciones semanales, de las cuales dos sean de pescado azul”.

Los lácteos también resultan imprescindibles en una dieta infantil completa: “La leche -que no las bebidas vegetales- y los yogures -naturales o sin edulcorar- se deben tomar todos los días. Y cuando hablamos de yogures no nos referimos a otros postres del tipo de flanes o natillas”, aclaran.

La novena recomendación de los expertos es que los niños no salgan de casa sin desayunar: “De hecho, existe una relación de mayores índices de obesidad en menores que no desayunan y estos, además, suelen obtener un menor rendimiento escolar”, relatan.

En último lugar, los expertos insisten en que es necesaria una mayor educación nutricional en todos los ámbitos: “La Nutrición debería entrar en las aulas si queremos ayudar a frenar esta pandemia, que también representa una hipoteca para las generaciones futuras, ya que la obesidad es más frecuente en niños con progenitores obesos y también estamos estudiando la relación entre la dieta de la madre durante la gestación y el desarrollo posterior de obesidad en el niño”, informa el profesor Alfredo Martínez, presidente de la Unión Internacional de Ciencias de la Nutrición (IUNS).

El Día Mundial de la Alimentación completa su celebración en la Universidad de Navarra con una mesa redonda abierta a todo el público que tendrá lugar este mediodía, a las 14 30 h., en el Salón de Actos del Edificio de Ciencias con la Dra. Marta Germán, del Hospital 12 de Octubre; la Dra. Gloria Bueno, del Hospital Lozano Blesa; y el Dr. Fernando Calatayud, de la plataforma Pediatría Nutricional.

Diez pautas contra la obesidad infantil

  1. Practicar diariamente al menos 30 minutos de ejercicio.
  2. Limitar el consumo de snacks, gominolas, etc.
  3. Reducir el consumo de productos ultraprocesados como embutidos.
  4. No sobrepasar los 25 gramos diarios de azúcar añadido (unas 100 kilocalorías).
  5. Limitar el consumo de harinas refinadas en forma de pan blanco, pasta, etc.
  6. Consumir verdura y fruta a diario; enteras, sin pelar y no en zumo.
  7. Consumir de 3 a 5 raciones de pescado, dos de ellas de pescado azul.
  8. Tomar leche o yogures naturales sin edulcorar todos los días.
  9. No salir de casa sin desayunar.
  10. Potenciar la educación nutricional en todos los ámbitos.

 

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.