Últimas noticias

Eduardo Moreno, ganador del Concurso de Fuegos Artificiales de San Fermín 2018, recibe el premio por su obra «Pasión navarra»

El alcalde Enrique Maya ha entregado este mediodía al autor valenciano el ‘San Fermín de Oro’ 

Pamplona-Iruña, 11 de julio de 2019

El Ayuntamiento de Pamplona ha entregado este mediodía los premios a las mejores colecciones de fuegos artificiales de los pasados Sanfermines. El ganador de la XIX edición ha sido Eduardo Moreno y su ‘Pasión navarra’, disparada el domingo 8 de julio, un espectáculo de fuegos ‘emocionantes y estéticamente atrevidos’, tal y como recoge el acta del jurado. El alcalde, Enrique Maya, ha entregado al autor el ‘San Fermín de Oro’, un trofeo que eleva al diseñador valenciano al podio de este certamen internacional. 

El acto de entrega de premios ha tenido lugar en el Salón de Recepciones y en él también se ha distinguido al segundo y tercer clasificados del certamen. La plata se la ha llevado el danés Gunnar B. Knudsen, autor de ‘Blooming Fire’, disparada el 11 de julio; y el bronce ha correspondido al granadino Diego Salado Martín, que participó el jueves 12 con ‘Sabor andaluz’. Además de los trofeos, el primer premio está dotado con 5.000 euros, el segundo con 3.000 euros y el tercero, con 2.000 euros.

Por segundo año consecutivo, el XIX Concurso Internacional de Fuegos Artificiales llevaban el apellido ‘de autor’ para destacar el papel de los diseñadores y diseñadoras de las colecciones pirotécnicas. A juicio del jurado, esta edición destacó por la alta calidad artística demostrada por los participantes, así como la emoción y la sorpresa buscada con los espectáculos.

Eduardo Moreno Cuitavari, participó con FDS Diseño de espectáculos pirotécnicos. Según recoge el jurado en el acta del concurso, “ofreció el espectáculo con el mayor nivel artístico y de diseño de todos los participantes y, además, con una ejecución prácticamente perfecta”. Asimismo, el jurado ha premiado el hecho de que “cumplió perfectamente con las dos pruebas obligatorias, creando ritmos claros y definidos en la primera de ellas, en blanco y rijo, y ofreciendo una reconocible sección asimétrica en la segunda, que intercambió de sitio y fundió en un solo dibujo al final de la misma”. Para el jurado, “sus creaciones digitalizadas fueron las más elaboradas y algunas de ellas resultaron memorables, como la de la sección de relámpagos en donde subrayó la muralla con fuego en el suelo, y con otro a media altura que recorrió de forma impactante todo el recinto, mientras coronaba con efectos descendentes a juego en el aire”. Destaca también “el cierre técnico, certero y emocionante en la apoteosis final, que concordó con el mismo nivel de destreza demostrada en el resto de golpes y arrebatos, logrando una sensación de dominio técnico y artístico total”.

Del danés Gunnar B. Knudsen, ganador del segundo premio, el jurado destacó que logró crear en el espectador “una total sensación de integración, al sorprender con cada diferente sección, haciendo ansiar ver la siguiente”. “Supo erigir fachadas de fuego muy trabajadas y estéticamente novedosas” y “llenó varias alturas de fuego prácticamente durante toda su sesión”.

Por su parte, Diego Salado Martín se estrenó en los Sanfermines con “Sabor andaluz”, una colección que le hizo merecedor del tercer premio. El jurado señaló que, a pesar de disparar por primera vez en San Fermín, “logró emocionar y atraer la atención del jurado y del público gracias a su estilo cuidado, ordenado y, sobre todo, de gran sensibilidad y enorme belleza estética”. Entre otros momentos, destaca los incendios rojos con los que se adueñó de la muralla y cuyo apagado hizo coincidir exactamente con el final de la apoteosis de su disparo”.

Veinte años de concurso

El Concurso Internacional de Fuegos Artificiales cumple estos Sanfermines 20 años. Y lo hace con la edición más internacional de las proyectadas hasta ahora con cinco participantes procedentes de Austria, Italia, Francia, Bulgaria y Canadá. Destaca además la presencia femenina, con tres mujeres. Las noches pirotécnicas de San Fermín son uno de los eventos más apreciados del programa oficial que, por ejemplo, el año pasado congregaban a más de 50.000 personas cada día. 

Las colecciones deben cumplir dos realizaciones artísticas obligatorias: 30 segundos de monotiros con ritmos sonoros en efectos rojos y blancos como guiño a la vestimenta sanferminera y una segunda prueba de carácter más artístico con creaciones asimétricas y sin tener el tiempo limitado.


Yo no lo tiro

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.