Últimas noticias

Educación trabaja en medidas para paliar la “brecha” que PISA 2018 ha evidenciado entre diferentes colectivos del alumnado navarro

El consejero Gimeno ha adelantado que un nuevo Decreto Foral regulará la reserva de plazas en todos los momentos del proceso de admisión

El consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno Gurpegui, ha comparecido este jueves para dar a conocer los datos del programa de evaluación internacional de alumnos, conocido como Informe PISA 2018 en Navarra, que ha situado a la Comunidad Foral como líder de las comunidades autónomas españolas en competencia matemática y sexta en competencia científica.

Acompañado de Carlos Ukar, jefe de la Sección de Evaluación del Servicio de Inspección, el consejero ha expuesto los datos más relevantes del Informe PISA 2018 en Navarra, que ponen de manifiesto un descenso en la puntuación general en ambas competencias, en relación al anterior Informe PISA de 2015.

Gimeno ha expresado la preocupación del Gobierno por este descenso y por la diferencia de los resultados obtenidos por los y las estudiantes nativas en relación al alumnado inmigrante y, a su vez, por la desequilibrada presencia de este último colectivo en la red educativa pública. En este sentido, Carlos Gimeno ha anunciado que en los primeros meses del próximo año 2020 estará disponible en el portal web del Gobierno de Navarra el nuevo decreto foral de distribución equilibrada del alumnado en todos los centros educativos financiados con fondos públicos, en el que actualmente trabaja el Departamento de Educación, con el objetivo de reducir las altas tasas de concentración del alumnado en situación de desventaja sociocultural o menos favorecida que registran algunos centros educativos públicos.

Dicho decreto persigue conseguir una distribución más equilibrada del alumnado desfavorecido entre las redes pública y concertada, siguiendo criterios de “responsabilidad social” mediante un sistema de reserva de plazas en cada unidad educativa, no solo en el periodo ordinario del proceso de admisión del alumnado, sino también en el extraordinario y en el denominado “fuera de plazo”. Este decreto afectará al proceso de admisión educativa a partir del curso 2021-2022.

Tanto Gimeno como Ukar han analizado algunas de las causas que han podido tener incidencia en el descenso de puntuación media de Navarra en el Informe PISA 2018. Entre otras, la novedad de la digitalización total de las pruebas sustituyendo a la tradicional evaluación de “lápiz y papel”. Gimeno ha recordado que está en marcha un Plan de Modernización y Digitalización de la práctica docente y que en este curso académico, tras la dotación a Infantil y Primaria, también se ha dotado al alumnado de Primero de ESO de ordenadores portátiles para su manejo en las aulas.

Han recordado, además, que la nueva estructura del departamento ha vuelto a situar la evaluación en el ámbito del Servicio de Inspección, cuyo cuerpo de inspectores en los centros tiene una gran relevancia y contribuye a reforzar la conveniencia de participar en estos procesos evaluativos externos, que han sido numerosos estos últimos años. Este hecho es relevante porque se ha detectado, han indicado los responsables de Educación, un cierto “hastío” en el sistema educativo con una pérdida de interés en las pruebas de evaluación que llegó a convertirse en un “boicot” a las pruebas de PISA 2018 en cuatro centros públicos.

El consejero, por último, ha recordado que PISA “libera” pruebas que no va a utilizar y que se pueden aprovechar en el proceso de enseñanza-aprendizaje habitual para familiarizar al alumnado con este tipo de sistemas evaluatorios, aunque en el caso de Navarra no se han aprovechado y ahora el Servicio de Inspección trabaja para trasladarlo a los diferentes centros de Secundaria de la Comunidad Foral.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.