Últimas noticias

EH Bildu presenta una demanda civil para obligar a retirar las dietas del consejo de Comiruña

La coalición soberanista asegura que es “la Junta General de la empresa pública, donde Navarra Suma  está en minoría, la que debe fijar las retribuciones y no el consejo, controlado por el tripartito de derechas gracias precisamente a estos altos cargos”

Pamplona-Iruña, 5 de noviembre de 2019

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Iruñea ha presentado ante el juzgado de lo Mercantil de Pamplona una demanda para reclamar la nulidad de pleno derecho del acuerdo adoptado por el Consejo de Administración de Comiruña que fijaba las dietas para los cuatro cargos de libre designación incluidos por el tripartito de derechas en ese mismo órgano.

El argumento legal en el que se sustenta esta demanda es que según los estatutos de la propia empresa pública y según la legislación que los ampara, fijar la cuantía de las remuneraciones en Comiruña corresponde a la Junta General y no al Consejo de Administración. En el plano práctico, esto implica que la decisión adoptada el pasado 3 de octubre correspondería a los 27 ediles del Consistorio donde el Tripartito está en minoría, y no al Consejo de Administración donde precisamente el nombramiento como consejeros de estos cargos de libre designación decanta la balanza a favor de Navarra Suma.

La presentación de esta demanda mercantil se suma al acuerdo promovido por EH Bildu con el resto de grupos de la oposición para forzar al tripartito de derechas a que acate el dictamen de la mayoría del Pleno y retire los sobresueldos (361,5 euros por sesión) a sus cuatro cargos de libre designación. “No se puede consentir que se actúe con esta prepotencia, con esta ceguera y con esta soberbia y que por encima de la opinión no solo de la mayoría política de este Ayuntamiento, sino también de la ciudadanía, se detraigan fondos públicos para pagar sobresueldos a cargos afines”, ha asegurado en rueda de prensa Joseba Asiron, portavoz municipal de EH Bildu. Para el portavoz de la coalición soberanista, que ha comparecido junto a los ediles Joxe Abaurrea y Eva Aranguren, “las dietas son el ADN de la derecha pero, desde luego, nosotras y nosotros no vamos a permitir que se den de nuevo y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para revertir esta situación e imposibilitar que pueda volverse a reproducir ese caldo de cultivo que posibilita la corrupción”. 

En la misma comparecencia, EH Bildu ha desvelado que la demanda, que se tramitará por la vía civil, ya fue presentada el pasado jueves y que en ella se reclama la reversión del acuerdo del Consejo de Comiruña que posibilitó las dietas, su declaración de nulidad completa y que se condene a la entidad, que actuó bajo la presidencia de la regionalista Ana Elizalde, a pagar las costas del procedimiento.

Contra la Ley de Sociedades de Capital y los estatutos de Comiruña 

La argumentación jurídica en la que se basa la demanda parte de dos bases fundamentales, el artículo 217 de la Ley de Sociedades de Capital y el artículo 11 de los propios estatutos de Comiruña. El primero de ellos determina que en el caso de las empresas públicas el criterio general es que el cargo de consejero sea gratuito “salvo que los estatutos dispongan lo contrario”. Además, de forma expresa, explicita que “la remuneración anual del conjunto de los administradores en su condición de tales deberá ser aprobado por la Junta General”.

En la misma línea, el artículo 11 de los estatutos de Comiruña establece que es competencia de la Junta General y no del Consejo de Administración fijar la retribución de los consejeros y consejeras de la empresa. Dice que éstos podrán ser retribuidos por medio de dietas de asistencia y que también podrían cobrar una compensación por los gastos de desplazamiento que debieran asumir por su asistencia a las reuniones que se celebren, pero que la cuantía de ambos conceptos la “determinará la Junta general de Accionistas”. 

“Hay que recordar que en contra de ambas disposiciones legales y también contra la práctica de acabar con los sobresueldos instaurada en la anterior legislatura tras el escándalo de Caja Navarra, Navarra Suma, en una polémica reunión celebrada el 3 de octubre, aprobó recuperar el sistema de dietas y pagar 361,5 euros por cabeza a los cuatro cargos de libre designación que ellos mismos habían incluido en el Consejo de Administración para asegurarse la mayoría en las votaciones. Pero es que, además, aquella votación salió adelante porque en ella participaron los 4 beneficiarios en una reunión que apenas duró 40 minutos, que se celebró en horario laboral (9,30 horas) y en la sede de la Casa Consistorial”·, han insistido.

“Dijimos que íbamos a poner todo lo que estuviera en nuestras manos para evitar esta nueva tropelía del tripartito de derechas y lo vamos a hacer porque no permitiremos que Iruñea vuelva a ser gobernada como si del cortijo particular de las derechas se tratara”, sentenciaba Asiron. La previsión es que la tramitación de esta demanda supere los seis meses, aunque el objetivo primero sería que el Consejo de Comiruña se allane a la demanda y nos ahorre al erario público el pago de las costas. “De todas maneras hay otra vía abierta para parar esta tropelía, la tramitada ante Comiruña para que se convoque una Junta General, que esperemos que pueda ser más rápida porque esa petición podría incorporarse a este próximo pleno del día 14; no obstante, lo que es indispensable es que este vuelva a ser un ayuntamiento libre de dietas y sobresueldos como lo fue en la legislatura pasada”, concluía Joseba Asiron

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.