Últimas noticias

El Colegio de mediadores de seguros de Navarra solicita una actualización de la Ley Foral del Voluntariado

Miriam Arnedo, Rafa Martinicorena y Jorge Sala responden a las dudas de los voluntarios durante la mesa redonda.

Representantes del organismo acudieron al taller organizado por Navarra +
Voluntaria para aclarar las dudas sobre los seguros en las asociaciones

Pamplona-Iruña, 28 de octubre de 2019

Rafa Martinicorena y Miriam Arnedo, en representación del Colegio de
Mediadores de Seguros de Navarra, participaron este viernes en el taller
organizado por Navarra + Voluntaria, entidad dependiente del Gobierno de
Navarra, sobre los seguros en las asociaciones sin ánimo de lucro. Una jornada de dos horas de duración que sirvió, por un lado, para aclarar las dudas acerca de las pólizas de accidentes y de responsabilidad civil y, por otro, para reclamar una legislación específica en cuanto a las condiciones de las pólizas de seguro que se suscriban por las entidades de voluntariado.

Martinicorena, secretario del organismo, fue el encargado de exponer, de forma breve y concisa, las diferencias principales que existen entre un seguro de accidentes, “de indemnización directa”, y un seguro de RC, en el que es “necesario demostrar la responsabilidad de la persona a la que se está asegurando”. Unas responsabilidades que, en la mayoría de las ocasiones suelen ser claras como en el caso de los pequeños percances al volante, pero que a veces llegan al juzgado. Por esta razón, señaló Martinicorena, “no solo es interesante el tener cubierta la responsabilidad, sino tener cubierta la defensa de las posibles demandas”.

A continuación, el secretario explicó el problema fundamental al que se
enfrentan tanto las entidades sin ánimo de lucro como los propios mediadores, con una Ley Foral del Voluntariado generalista y que no profundiza en las condiciones de las pólizas.

En el caso de la Comunidad Foral de Navarra, la legislación obliga a asegurar a las personas voluntarias contra los riesgos contra accidentes y enfermedad y responder ante terceros por los daños y perjuicios que se puedan ocasionar como consecuencia de su actividad. Sin embargo, a diferencia de las legislaciones de otras comunidades, como en Andalucía, las garantías no están marcadas en la Ley Foral del Voluntariado.

En este sentido, Martinicorena apostó por la actualización de la Ley de Voluntariado con el asesoramiento, si es necesario, del Colegio de Mediadores de Seguros de Navarra. Así se lo hizo saber a Mari Cruz Lerga, encargada de Navarra + Voluntaria, un punto de información y atención del Gobierno de Navarra que busca promover el voluntariado en nuestra comunidad.

El secretario finalizó su exposición ofreciendo unas pautas a la veintena de
personas congregadas, ̶entre las que se encontraban representantes de DYA,
GAN o Irekibai ̶ como valorar el riesgo, especificar lo más ampliamente posible la actividad a asegurar y acudir a un profesional, como un mediador colegiado, para pedir consejo: “Es importantísimo tener a alguien de la mano que, en situaciones muy complicadas, te va a acompañar y ayudar en todo momento. Todo bajo la premisa de asesorarte previamente”.

MESA REDONDA

La segunda parte del taller consistió en una mesa redonda en la que participaron, además del propio Rafa Martinicorena, Miriam Arnedo y Jorge Sala. El agente de seguros de Mutuavenir ahondó en las ideas desarrolladas durante las disertaciones del taller y, en su intervención, abogó por sumar a los seguros RC y de accidentes, “una póliza de responsabilidad civil de la Junta Rectora y administradores”. La conocida en el argot asegurador como D&O puede responder “ante una reclamación de un asociado” en el caso, por ejemplo, de una negligencia.

Durante más de una hora se resolvieron las preguntas planteadas por los presentes, desde la diferencia entre el voluntario y el participante, hasta las
coberturas en las pólizas de accidente en el caso de personas mayores de 70
años.

También surgieron cuestiones sobre cuál es la mejor forma de actuar desde el voluntariado en el caso de las catástrofes naturales, como las lluvias torrenciales de Tafalla del pasado mes de julio o, más recientemente, en algunas provincias del Mediterráneo español.

En estas circunstancias en particular, Arnedo explicó que “para poder dar cobertura con el seguro se necesita un registro de voluntarios que se realiza en el Ayuntamiento”, quien se encargará de llamar a la compañía de seguros “para ampliar su póliza o contratar una específica para esos días”.
Además, aconsejó “sacar fotos del siniestro” antes de que llegue el perito del Consorcio de Compensación de Seguros, entidad dependiente del Ministerio de Economía, y que se encarga de indemnizar a los afectados cuando hay una catástrofe.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. El Colegio de mediadores de seguros de Navarra solicita una actualización de la Ley Foral del Voluntariado – – Pamplona actual | PÓLIZAS DE SEGUROS

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.