Últimas noticias

El Consejo Navarro de Bienestar Social avala el nuevo decreto de financiación para las entidades locales titulares de servicios sociales de base

Curso gratuito de formación en Pamplona

Por un reparto justo de la publicidad institucional

Para conocer por qué hemos tachado esta información, consulta más aquí

Garantizar un sistema de financiación mínimo y homogéneo en todas las zonas básicas de servicios sociales, así como reforzar y estabilizar los equipos profesionales, entre los principales objetivos de la norma

Un momento de la reunión de ayer del Consejo Navarro de Bienestar Social.

Un momento de la reunión de ayer del Consejo Navarro de Bienestar Social.

El Consejo Navarro de Bienestar Social dio este jueves 16 de mayo, por unanimidad, su visto bueno al nuevo decreto de financiación para las entidades locales titulares de servicios sociales de base.

Para la elaboración de la norma, una vez efectuada la propuesta técnica por parte del Departamento de Derechos sociales, se ha trabajado la misma con la Federación Navarra de Municipios y Concejos, con objeto de darla a conocer y recoger sus aportaciones, así como con personal técnico y político de las diferentes áreas de servicios sociales de base. El periodo de exposición pública de la norma y la recogida de sugerencias a la ciudadanía se ha realizado a través del portal de Gobierno Abierto en el periodo comprendido entre el 16 abril y el 10 de mayo

Entre sus principales novedades la norma establece un sistema equitativo de financiación asegurando unos mínimos a todos los servicios sociales de base, teniendo en cuenta las necesidades sociales específicas de cada territorio. También se fortalece la dotación de los equipos profesionales básicos para el desarrollo de las funciones de los cuatro programas y se garantiza la estabilidad en la financiación, incluyendo dentro de la misma figuras profesionales que hasta ahora se contrataban a través de convocatorias de subvención anuales como son los perfiles profesionales de apoyo social del programa de empleo social protegido y del Plan Foral de Drogodependencias.

Por otra parte, el nuevo Decreto garantiza que la totalidad de entidades locales puedan destinar parte de la financiación a la cobertura de situaciones de apoyo a procesos de inclusión social y/o de emergencia social.

Costes estructurales, específicos y personas dependientes atendidas en los Servicios de atención  a domicilio municipales, ejes de la financiación

El nuevo decreto de financiación estructura los costes a financiar en tres ámbitos: estructurales, específicos y derivados de la atención a personas dependientes  por parte de los servicios de ayuda a domicilio municipales.

Respecto a los costes estructurales, se contemplan aquellos gastos necesarios para el desarrollo de las funciones que los servicios sociales de base tienen encomendadas, abarcando los costes del equipo profesional básico, los gastos de funcionamiento, así como aquellos derivados de la dispersión territorial. En este sentido y con objeto de una financiación acorde a las necesidades locales, se estratifica la población en diez tramos determinándose por cada uno de ellos el equipo profesional básico con el que debe contar cada entidad local.

En materia de los y las profesionales de los servicios sociales de base se apuesta por garantizar las figuras profesionales del ámbito del trabajo social, educación social, personal administrativo y trabajo familiar en la totalidad de estos servicios.

También y con objeto de reforzar el sistema de atención primaria, se incrementa la ratio de profesionales del trabajo social y la educación social para los programas de Infancia y familia e incorporación social, así como los perfiles de trabajo familiar en el programa de promoción de la autonomía personal y atención a las personas dependientes y de personal administrativo. En este concepto, el Gobierno de Navarra financiará la mitad del coste estimado del personal del equipo básico y el 80% en aquellas zonas consideradas de especial actuación.

En lo que concierne a los gastos de funcionamiento, son considerados como tal aquellos gastos tanto corrientes y de personal, a excepción de los ya contemplados en el equipo profesional básico.

Por último, también se incluye la dispersión geográfica, entendiendo que la misma supone un incremento de los gastos que tienen que afrontar los servicios sociales de base. Para ello se ha definido un índice de dispersión territorial específico. Tanto los gastos de funcionamiento como los de dispersión serán financiados íntegramente por Gobierno de Navarra.

El segundo de los conceptos incluidos en la norma, los costes específicos, parte de la premisa de dar respuesta a las necesidades sociales de cada entidad local. En este sentido, la realidad social de cada zona básica y la población atendida en los servicios sociales puede ser diferente en función de las casuísticas territoriales. Por ello el decreto plantea la utilización de indicadores ponderados de forma equitativa que respondan a la realidad local, entre los que se encuentran el porcentaje de personas demandantes de empleo, la población igual o mayor de 65 años y la población menor de 18 años. También se tendrán en cuenta las atenciones totales realizadas en cada servicio social de base, el porcentaje de personas con reconocimiento oficial de dependencia, el porcentaje de menores atendidos en riesgo o situación de desprotección y número de unidades familiares perceptoras de renta garantizada. La financiación de este apartado, será asumida en su totalidad por el Gobierno de Navarra.

Por último, también se regula la financiación del 100 % del coste estimado de la atención a personas con reconocimiento oficial de dependencia en cumplimiento de la Ley 39/2006 de 14 de diciembre de Promoción Personal y Atención a Personas en Situación de Dependencia.

El Consejo Navarro de Bienestar Social

El Consejo Navarro de Bienestar Social es un órgano colegiado y consultivo en el que participan representantes del Gobierno foral, de las entidades locales, de organizaciones sociales, de los agentes económicos y de las universidades.

Está presidido por el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, y, también forman parte de él, la directora general de Inclusión y Protección Social, Gema Mañú; la directora gerente de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, Inés Francés; la directora gerente del Servicio Navarro de Empleo, Paz Fernández; la directora general de Política Económica, Empresarial y Trabajo, Izaskun Goñi ; la directora gerente del Instituto Navarro para la Igualdad, Mertxe Leránoz; y el director general de Salud, Luis Gabilondo entre otros.

También participan miembros del Comité de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMIN), de Kamira Sociedad Cooperativa, del Servicio Educativo Intercultural (SEI), de la Red de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, y de la Casa de la Misericordia de Pamplona / Iruña, así como de los colegios profesionales de trabajo social y educación social.

Por último, integran el Consejo representantes de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, de la Fundación Navarra para la Tutela de Personas Adultas, del Consejo Navarro de Personas Mayores, de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, de la Universidad Pública de Navarra y de la Universidad de Navarra.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.