Últimas noticias

El cuchillo: la herramienta por excelencia en la cocina

Las artes culinarias representan todo un mundo lleno de esplendor y sabor.

No basta con utilizar ingredientes de primera calidad, sino que también es necesario usar los utensilios adecuados, para convertir un simple plato, en una obra maestra. Cuando se piensa en la cocina, uno de los elementos primordiales es el cuchillo. Cumple tantas funciones importantes, al cocinar, que es difícil imaginar alguna preparación que no requiera de su uso.

Ahora bien, no es suficiente con tener unos cuantos cuchillos, sino que hay que asegurarse de que sean de la mayor calidad posible, pues influirán en el acabado final de los alimentos. Además, entre tantos tipos distintos es primordial asegurarse de emplear el apropiado de acuerdo a los requerimientos.

La importancia de usar un cuchillo de calidad

No se debe ser chef para utilizar utensilios de cocina excelentes. Generalmente, la mayoría de las personas no se preocupan por tener cuchillos de calidad en su cocina, lo que representa un gran error, pues está en juego la seguridad de quien los usa.

Si este instrumento no mantiene un buen filo, será mayor el esfuerzo y presión que hay que ejercer para lograr el corte deseado, lo que pudiera ocasionar graves lesiones en las extremidades. Además, será evidente cuando un cuchillo es de mala calidad, pues afectará el acabado final de los platos y la presentación puede llegar a lucir descuidada.

Lo mejor es invertir en aquellos de alta gama que garantizan durar de por vida y contribuyen a evitar riesgos innecesarios. Un buen lugar para comprarlos, al mejor precio y de distintas marcas es en cuchilleriagomez.com, quien además de cuchillos ofrece otra gran variedad de utensilios como productos para la higiene personal, linternas o paraguas.

Tipos de cuchillos de cocina

Existe una gran variedad de cuchillos. Pero es primordial contar con un kit básico, usualmente conformado por los siguientes tipos:  

  • Trinchante: Se caracteriza por ser de hoja larga y triangular con un borde levemente curvado, facilitando el corte y balanceo. Principalmente es usado para romper huesos .
  • Jamonero: Tiene una hoja estrecha, alargada y flexible con filo liso. Como su nombre lo indica, es utilizado para cortar jamón y piezas grandes de carne.
  • De sierra: Posee una hoja larga y filo ondulado que lo hace perfecto para cortar pan u otras superficies resbaladizas.
  • Cebollero o De chef: Este es uno de los cuchillo más básicos y que toda cocina debe poseer debido a sus múltiples funciones. Tiene una hoja de 15 a 20 centímetros con una forma redondeada. Es el más versátil por la variedad de alimentos que corta y por las distintas técnicas culinarias en las que se puede emplear.
  • Puntilla: Es un pequeño cuchillo (de unos siete centímetros) de hoja estrecha, puntiaguda y ligeramente curvada. Es usado mayormente para pelar alimentos o realizar diminutos cortes.
  • Fileteador: Tienen una hoja flexible, larga, delgada y un filo liso. Es utilizado para cortar carnes en forma de filetes, de manera que el corte sea limpio y prolijo.
  • Deshuesador: Mide unos doce centímetros de largo y posee una hoja alargada, delgada y puntiaguda que le permite acceder a cavidades estrechas. Es utilizado para extraer huesos de la carne.
  • Santoku: De hoja ancha y afilada que se caracteriza por tener alvéolos. Es utilizado para múltiples propósitos, desde cortar verduras hasta carnes.

Cómo mantenerlos en buen estado

Es muy importante conocer la manera correcta en que se deben mantener los cuchillos, para asegurarse que su calidad y tiempo de vida útil no se vean afectados negativamente. Algunos consejos para que permanezcan en buen estado son:

  1. El afilado: De nada servirá el mejor cuchillo, si no tiene el filo necesario para cortar. Así que es imprescindible contar con un afilador de calidad, ya sea una chaira, piedras o máquinas de afilar. Lo importante es hacerlo, con cierta regularidad para evitar que el cuchillo deje de cumplir su función correctamente.
  2. La limpieza: lo recomendado es lavarlos inmediatamente al acabar de usarlos, no dejarlos sumergidos en agua durante mucho tiempo, ya que podría afectar el metal. Además, lo mejor es utilizar un detergente neutro y evitar los limpiadores abrasivos. No restregar excesivamente, pues podrían rayarse. Se deben secar inmediatamente, con una toalla suave y absorbente, para evitar la corrosión.
  3. Almacenarlos correctamente: Es importante guardarlos en un espacio donde los cuchillos no entre en contacto entre sí o con otros metales. Lo más conveniente es colocarlos en tacos o repisas con imanes, de manera que queden separados el uno del otro.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.