Últimas noticias

El Gobierno da luz verde a la ley de mecenazgo de la cultura, con deducciones fiscales del 50%

El consejero portavoz, durante la inauguración de la semana de estudios medievales de Estella

Según el Ejecutivo Foral, se trata de la norma más ventajosa de España, tanto por los incentivos económicos como por la amplitud de beneficiarios

Pamplona, 17 de julio

El Gobierno de Navarra ha aprobado el anteproyecto de Ley Foral de mecenazgo cultural, la primera norma de este tipo que existe en España y que contempla además los mayores incentivos fiscales de todo el Estado. La norma navarra establece deducciones de hasta el 50% en el IRPF para personas físicas y de hasta el 30% en el Impuesto de Sociedades para personas jurídicas por sus aportaciones al desarrollo de actividades y proyectos de ámbito cultural. En el caso de las empresas, además, la aportación tendrá la consideración de partida deducible, por lo que el beneficio de la donación puede superar el 50% de lo aportado.

Estos incentivos suponen, según el Gobierno de Navarra, además de un importante incremento de las deducciones que existen en la actualidad, la ampliación del número de beneficiarios, dado que se da cabida a cualquier empresa, institución, administración pública o particular, cuyos proyectos puedan ser declarados de interés cultural. Este mecenazgo cultural podrá realizarse mediante tres vías: donaciones o microdonaciones electrónicas a través de www.navarra.es, préstamos de bienes de interés cultural o de locales y convenios de colaboración.

El vicepresidente segundo y consejero de Cultura, Turismos y Relaciones Institucionales, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha explicado hoy los detalles de este anteproyecto de Ley Foral reguladora del mecenazgo cultural y ha invitado al conjunto de la sociedad a participar con sus sugerencias al texto legal. El anteproyecto se abre desde hoy y hasta el próximo 15 de septiembre a un proceso de participación ciudadana, que puede realizarse a través de la web gobiernoabierto.navarra.es.

 

El Gobierno de Navarra promueve la primera ley de mecenazgo de la cultura from Gobierno de Navarra on Vimeo.

La primera ley para incentivar la cultura

El anteproyecto de Ley Foral reguladora del mecenazgo cultural es la primera norma de este tipo que existe en el país capaz de aglutinar incentivos fiscales ventajosos que promuevan la participación de la sociedad civil en el desarrollo de cultura. Se trata de un instrumento específico ideado porque la normativa dispersa actual (Impuesto de Sociedades, IRPF, Patrimonio, Haciendas Locales, etc) que regula los incentivos fiscales se considera “insuficiente” para promover de forma adecuada la participación del sector privado en la financiación de la cultura. Además, las organizaciones culturales no han desarrollado profesionalización en la atracción de financiación privada.

El proyecto de ley introducirá instrumentos novedosos para la captación de fondos (entrega gratuita de dinero, bienes o derechos) para la financiación temporal de proyectos culturales, así como el desarrollo de aplicación informáticas que faciliten el micromecenazgo. Además, apela al principio de responsabilidad social ante valores sociales (fundamentos simbólicos, estéticos, espirituales, históricos y de autenticidad).

Deducciones de hasta el 50% de la cuota

El anteproyecto contempla deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y en el Impuesto de Sociedades, tributos sobre los que el Gobierno de Navarra tiene plena competencia para su regulación.

En el caso de las personas físicas, el Gobierno contempla que tengan derecho a deducir de la cuota del impuesto el 50% de los primeros 300 euros donados, mientras que los importes superiores a esta cantidad tendrán derecho a una deducción del 40%.

Por lo que respecta a las personas jurídicas, se contemplan dos tipos de beneficios fiscales. Por una parte, los importes invertidos en mecenazgo tendrán la consideración de partida deducible del Impuesto de Sociedades. Y, además, por esas mismas cantidades, tendrán derecho a practicar una deducción en la cuota líquida, del 30% para los primeros 300 euros, y del 20% para los siguientes.

Asimismo, el Gobierno contempla que estarán exentas del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades que grave la renta del donante los incrementos patrimoniales y las rentas positivas que se pongan de manifiesto según las donaciones mencionadas; y estarán exentos del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana los incrementos que se pongan de manifiesto en las transmisiones de terrenos, o en la constitución de los derechos reales de usufructo, realizados según las donaciones descritas.