Últimas noticias

El jurado declara culpable al acusado del crimen de la Milagrosa

Tras el veredicto del jurado, la fiscal ha solicitado 15 años para el autor del crimen de la Milagrosa y la defensa, 12 años y 6 meses, según confirman desde el TSJN

Pamplona, 30 de octubre

El jurado ha declarado  al acusado del crimen de la Milagrosa culpable de un delito de homicidio con la agravante de abuso de superioridad.

Tras el veredicto del jurado, la fiscal ha solicitado 15 años para el autor del crimen de la Milagrosa y la defensa, 12 años y 6 meses, según confirman desde el TSJN.

Este jueves quedó visto para el veredicto del jurado.

Los nueve miembros del jurado han considerado probado que el acusado, Diego Fernando Bonilla Lozano, propinó de forma continuada varias cuchilladas a su compañero de piso, Alejandro Sarria Carlos, de 33 años, quien falleció a consecuencia de las 13 heridas de arma blanca que sufrió. La víctima, natural de Pamplona, tenía una hija de 10 años.

El procesado y la víctima compartían piso en la calle Travesía Juan María Guelbenzu número 10. La mañana del 18 de abril de 2014, sobre las 11.10 horas, cuando el acusado se despertó acudió a la habitación de Alejandro Sarria. Ambos entablaron una discusión en la que Diego Fernando Bonilla se mostró violento.

Tras ser llamado “payaso”, el acusado desenfundó un cuchillo de unos 10 centímetros de hoja comenzó a agredirle. Le asestó varias cuchilladas a la víctima, dirigidas hacia la parte alta del torso, cabeza y cuello.

El jurado ha estimado la agravante de abuso de superioridad, como reclamaba la fiscal, debido a la desigualdad de medios existente entre el agresor y la víctima.

En su veredicto, el jurado ha descartado calificar el crimen como consitutivo de un delito de asesinato con la agravante de ensañamiento como solicitaba la acusación particular. Asimismo, el tribunal popular tampoco ha apreciado en la conducta del inculpado ninguna alteración psíquica, como planteaba la defensa.

Las pesquisas judiciales

Según lo actuado hasta el momento, el día de autos, el 18 de abril de 2014 “el presunto agresor cogió un cuchillo del domicilio que compartía con la víctima, y en un momento dado se dirigió hacia él comenzando a asestarle puñaladas, produciéndole un total de trece heridas repartidas por varias zonas del cuerpo, como cráneo, pecho y cuello”.

Según consta en el auto judicial la víctima gritaba que le estaba matando y el presunto agresor le respondió “no vales nada”.

En el relato que realizó en su momento la juez que decretó su ingreso en prisión, “una vez ocurridos los hechos, la víctima salió del domicilio permaneciendo el presunto agresor en el interior, el cual procedió a limpiar las manchas de sangre del suelo, se cambió de ropa, trató de lavar las que llevaba puestas, arrojó el cuchillo por el váter y se encerró en su habitación; que en el momento en que llegaron los agentes de Policía Municipal de Pamplona al domicilio con la intención de proceder a su detención se dirigió a ellos diciendo “sois una mierda de policía, no servís para nada, soy inocente mientras no se demuestre lo contrario y me voy” y acto seguido trató de evitar la actuación policial llegando a lesionar a uno de los agentes”.

El acusado aseguró en su comparecencia judicial que su agresión que causó la muerte a Álex Sarria era en legítima defensa por un ataque previo de la víctima.

Sin embargo, la Juez que decretó su ingreso en prisión señaló que no hay pruebas de este presunto ataque previo de la víctima ya que el agresor “no presenta corte alguno que justifique ese supuesto ataque ni fue hallado en el suelo del domicilio el supuesto cuchillo que cogió” la víctima.

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.