Últimas noticias

El Nuevo Casino difundirá su archivo y su biblioteca histórica en el Archivo de Navarra

Pie de foto: Imagen perteneciente al Fondo de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra, obra del fotógrafo Julio Altadill, conservado en el AGN-NEAN, datada hacia 1891.

El acuerdo con Cultura incluye la entrega de un facsímil del Libro del Pianista

Pamplona-Iruña,  12 de febrero de 2019

El Archivo Real y General de Navarra impulsará la difusión del patrimonio documental y bibliográfico del Nuevo Casino Principal de Pamplona, de acuerdo con un convenio de colaboración firmado entre la Dirección General de Cultura y la presidencia de la entidad. El Archivo de Navarra recibe de este modo un nuevo respaldo a su liderazgo como institución de referencia para la conservación, difusión y puesta en valor del patrimonio documental de Navarra.

El Nuevo Casino ha querido completar el acuerdo mediante la entrega al Archivo de Navarra de un ejemplar facsímil del Libro del Pianista, como ejemplo de la riqueza patrimonial que atesora su biblioteca histórica.

Contenido del convenio

El convenio contempla el acceso telemático al catálogo de la biblioteca histórica del Nuevo Casino por parte de las personas usuarias del Archivo de Navarra, así como la entrega de un ejemplar de cada publicación que realice sobre sus fondos documentales y bibliográficos, para su integración en la biblioteca especializada del Archivo. Además, en la medida que el estado de organización y descripción archivística de los fondos documentales conservados en el archivo histórico del Nuevo Casino lo permita, esta institución facilitará al Archivo de Navarra un inventario de los documentos que lo integran, cuya información se incluirá en el Censo de Archivos de Navarra.

El convenio abre además la colaboración a otras iniciativas de difusión del patrimonio documental, en especial conferencias, interpretaciones musicales y publicaciones.

Importancia de la biblioteca histórica

El Nuevo Casino abrió sus puertas en 1856 en la misma Plaza del Castillo, junto al Teatro Principal y el Palacio de Diputación, hasta pasar en 1887 a su sede actual. En él se cultivaron actividades con una firme impronta cultural, que fue referente en la Pamplona de la época para expresiones de pintura, música y literatura.

El interés de los socios por conocer los principales sucesos de la época explica que desde un inicio el Nuevo Casino se dotara de una importante colección de periódicos nacionales y extranjeros, de los que afluían veinte títulos diarios. Más tarde llegarían las revistas y coleccionables, seguidos de enciclopedias y diccionarios, todo ello de gran valor para la investigación sobre la época, además de joyas de la literatura española y universal, entre las que destaca una primera edición tipográfica de El Quijote. Los títulos de las revistas incluyen La Ilustración Española y Americana, La Ilustración Nacional, Gaceta Ilustrada, La España Moderna, Revue Des Deux Mondes, Mercure de France, Paris Match, Figaro Illustré, L’Illustration, Journal Universel, Le Genie Civil, La Esfera, The Studio, The Illustrated London News o L’Illustrazione Italiana.

La colección de la biblioteca está formada por aproximadamente cuatro mil ejemplares.

El Libro del Pianista

Desde la fundación del Casino la música sonaba a diario en el Salón de la Música con un protagonista: el piano.

El primer piano fue adquirido en Inglaterra por catorce mil reales de vellón a los siete años de la fundación. Se nombra entonces como primer pianista a Lucio García. A los dos años se convoca una oposición con una asignación económica de cinco mil reales al año y una renta de cuatro reales de vellón diarios a partir de su jubilación. Resultó nombrado Carmelo Calvo, quien se mantuvo en activo hasta 1882. El responsable del cuidado del piano era Joaquín Maya.

En 1906 se adquiere un nuevo piano en París, por consejo de Emilio Arrieta, por un importe de 5.500 pesetas: un Gran Erard, de gran cola con materiales nobles, caoba y palo santo, aún hoy en activo. Una nueva oposición otorga el puesto a Santos Laspiur, alumno de Gorriti, gran pianista y musicólogo, quien es asimismo uno de los protagonistas del Libro del Pianista.

El libro, pieza magnífica, cuyo facsímil ha sido donado al Archivo de Navarra, contiene el Reglamento del pianista, las actas de sesiones de la Junta Directiva, una sucesión de inventarios de las óperas y piezas de música recibidas por el pianista como responsable de su custodia en el archivo, bien para piano solo, armonio solo o piano y armonio y sus correspondientes recibos firmados por los diferentes pianistas. Un documento exento cierra el volumen: el anuncio de la vacante y el programa de ejercicios de fecha 15 de abril de 1890.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.