Últimas noticias

El sector del transporte navarro rechaza el posible desvío de los vehículos pesados por la A-15 y pide un “pacto” para hacer frente al futuro de la N-121-A

En la foto, de izda. a dcha., Ignacio Orradre (secretario general de ANET), José Antonio Sarría (presidente de CEN) y Antonio Monzó (coordinador de TRADISNA).

Aseguran sentirse molestos por la mala reputación que ofrecen los medios de comunicación ante casos de transportistas que no cumplen las normas de seguridad vial

Pamplona-Iruña, 14 de febrero de 2020

La patronal del transporte por carretera en Navarra, Tradisna y ANET, han ofrecido este viernes en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra, CEN, una rueda de prensa en la que han rechazado el posible desvío de los vehículos pesados por la A-15 como plantean los alcaldes de las localidades por las que pasa la N-121-A y piden un “pacto navarro” para hacer frente al futuro de la N-121-A.

Recuerdan en primer lugar que el desvío por la A15 significa realizar el transporte internacional por una ruta con más kilómetros (aproximadamente 23,6 kms.) y que ello conlleva un incremento de coste en el trayecto de 32,92€, y aseguran que “a mayor coste de transporte, menor competitividad de nuestros productos en los mercados”.

Igualmente consideran que siguen “impugnando judicialmente la aplicación en Gipuzkoa de los peajes en la N-I, habiendo ganado ya una sentencia en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV)” y concretan que “hoy en día, el coste que supondría circular por dicho desvío ascendería a 1,60€ por el peaje de la AP15 en Sarasa, el de la NI en Andoain costaría 1,50€, el de Astigarraga 0,89€ y por último el de Irún en la AP8 ascendería a 5,54€”. “En total 9,53€ por el conjunto de peajes, en el caso de un transporte de más de 12 toneladas, ingresando en las arcas guipuzcoanas 7,93€ por vehículo y trayecto”, ha dicho.

Para los transportistas “el incremento del tiempo de conducción ascendería a unos 20-25 minutos, debido a los 23,6 kms de más que representa este desvío; o incluso más, dado que es una vía con embotellamientos en Urnieta y en frontera” y añaden que “la alternativa propuesta (A15) es una ruta que puede calificarse también como peligrosa por la orografía del terreno”.

Además, consideran que “existen frecuentes desniveles que dificultan la conducción de los vehículos pesados, que llegan hasta las 40 toneladas. Por este motivo, además, el vehículo “sufre” un mayor desgaste de elementos como los frenos, suspensiones, neumáticos, etc., lo cual incrementa el coste del mantenimiento”.

Apuntan que por otra parte el desvío del tráfico pesado en tránsito hacia la A15 tendrá un impacto negativo económico sobre la zona ya que las gasolineras de la zona se verán afectadas, así como  el impacto negativo que tendrán los locales hosteleros, restaurantes y bares de la zona, y también los talleres mecánicos. 

En opinión de la patronal navarra del transporte “similar circunstancia se producirá con las arcas forales, ya que el Gobierno de Navarra obtendrá una menor recaudación fiscal por el Impuesto de Hidrocarburos y el IVA” y consideran que “estamos hablando de desviar 1.800 vehículos pesados en tránsito diarios. Suponiendo que al menos un 50% repostara en el último tramo de la N121A, se dejarían de vender 900.000 litros de gasóleo diarios en Navarra, lo que supone una pérdida de recaudación neta de 275.400€/día, más el IVA repercutido, que ascendería a 57.800€/día. En total 333.200€/día”, dicen.  

Respecto a la siniestralidad, han destacado que “los últimos datos del informe de Policía Foral refleja que los accidentes mortales causados por los vehículos pesados ascienden a uno en los últimos 4 años, en el cual además no estuvo implicado ningún otro vehículo” y recuerdan que los camiones “ralentizan la velocidad” en las vías afectadas.

Por otra parte, añaden que sus servicios jurídicos les indican que “no existe motivación suficiente para solicitar el desvío, destacando que se obliga a circular a los vehículos pesados por vías que aumentan el consumo de combustible y obligan al pago de peajes en Guipúzcoa, lo que puede constituir una medida discriminatoria que atenta contra las Directivas Europeas, tal y como ha sido fijado por el Tribunal Supremo”. En este caso, de realizarse advierten que “el Comité Nacional del Transporte de Mercancías valorará la interposición de un recurso judicial, lo que podría llevar a una solicitud de indemnización por el daño causado al secto”.

Por todo ello, concluyen que “el desvío obligatorio a la A15 no es la solución” porque “incrementa nuestros costes directos en 71.316€ al día, lo que supondría un exceso de coste anual para el sector de más de 26 millones de euros” y recuerdan “el aspecto medioambiental por la vuelta al mundo diaria que nos veríamos obligados a efectuar”.

Otro aspecto es el de la peligrosidad ya que “aparentemente parece que circular por la A15, al ser una autovía, podría ser menos arriesgado, pero los profesionales del sector opinan que es más seguro circular por la N121A”.

A su entender, Policía Foral, que recuerdan “está presente en la N121A de manera casi permanente, tiene la mejor visión y la más objetiva”. “Son ellos los que no ponen el foco únicamente en el transporte de mercancías, sino que aspectos como la velocidad inadecuada y el consumo de alcohol y drogas que influyen en la pérdida de reflejos, son los principales problema”, han dicho.

“La ansiedad por adelantar indebidamente al vehículo pesado, para llegar unos minutos antes al destino, pone en riesgo a todos los que circulan por esa vía. Un aspecto tan importante como el cumplimiento de los consejos y normas de seguridad vial de la DGT debiera ser suficiente. Las facilidades para adelantar que pueda incorporar la vía, sin duda que ayudarán, unido a la calma y la adecuación de la velocidad al estado de la carretera. No olvidemos nunca que la paciencia y el sentido común en la conducción son fundamentales”, han insistido y recuerdan que “el problema para los vehículos ligeros no es el tiempo, es adecuar la velocidad”.

El cálculo en tiempo de realizar los 63 kilómetros que separan Ezcaba de Endarlaza a un promedio de 75 km/h (velocidad que se da a las horas de asistencia al trabajo) es de 50 minutos y 24 segundos. Si la media fuera de 90 km/h, que es mucho, este tiempo se incrementa en 8 minutos y 24 segundos. Por lo tanto, ¿sale a cuenta correr para llegar 8 minutos antes? Y si lo sabemos, ¿por qué no salimos antes?

LA INFRAESTRUCTURA PLANTEADA

A su entender, las medidas iniciales planteadas por el Gobierno de Navarra para la N-121-A son” suficientes” y consideran que “el desdoblamiento de los túneles de Belate y Almandoz constituye la siguiente prioridad en la N121A” dado que “esta medida se ve afectada por el imperativo legal de cumplimiento de la normativa europea”.

Respecto a la conversión de la carretera en una vía 2+1 consideran que “esta medida podría ser una solución para vías con un flujo de vehículos menor al de la N121A” y añaden que “ya desde hace mucho tiempo en nuestras organizaciones se viene hablando de la necesidad de que la N121A se convierta en Autovía, para convertirla en una vía de “altas prestaciones”.

“Adicionalmente, y dado que se trata de una inversión estratégica, creemos que sería positivo para la economía navarra contar con la salida directa a Francia, desde la zona de Bera a Urrugne. La comunidad vecina de Aragón ya está trabajando en esta solución”, han afirmado y han emplazado “a la Administración a valorar la posibilidad de comenzar los estudios técnicos y de trazado de una futura Autovía”. “Consideramos que esta opción es la definitiva para no seguir acometiendo inversiones innecesarias dilatando en el tiempo el disfrute de esta infraestructura por la sociedad. ¿No será mejor disfrutar de la infraestructura definitiva cuanto antes, en lugar de gastar de forma innecesaria dos o más veces?”. han insistido y defienden que “en este planteamiento de Autovía, el sector opina que el primer tramo a construir sería el de Ezcaba a Belate”.

LA IMAGEN DEL SECTOR

El sector del transporte también se ha quedado “por la imagen que se muestra de él en los medios y las redes sociales, incluso en las líneas editoriales”.

“No podemos aceptar que se nos acuse de algo de lo que no somos culpables, y que se generalicen casos singulares del transporte, aún reconociendo que son muy graves”, han afirmado y recuerdan que ” los camiones son conducidos por personas; que éstas no hacen uso de la red viaria por razones turísticas o de ocio; que prestan un servicio público a la sociedad; que lo hacen sujetos a una muy restrictiva normativa que regula los tiempos de conducción y descanso; que, en el desarrollo de su actividad profesional, están expuestos a sanciones o penalizaciones económicas por incumplimientos de horas de carga y descarga en sus contratos y que además de todo ello, tienen familia y derecho a su merecido descanso”.

“Es cosa de todos trabajar en la dignificación y la buena reputación del sector del transporte de mercancías por carretera. Somos un servicio esencial para el desarrollo de la economía”, insisten.

DATOS SECTORIALES

“El transporte y la logística representa en Navarra un 4,25% del PIB, lo que supone 862 millones de euros. Emplea a 8.800 asalariados, en 2.468 empresas y autónomos. Los cuales disponen de 6.645 vehículos autorizados en la Comunidad Foral. La aportación a las arcas públicas asciende a más de 230 millones de euros”, han asegurado y finalizan recordando que “por lo tanto, es un sector estratégico y trascendental para el desarrollo general de nuestra economía”. “Está dando soporte a las exportaciones navarras dado que más del 95% de la mercancía se mueve por carretera”, han finalizado.

Publicidad

Nuestras empresas navarras de confianza

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.