Últimas noticias

Enrique Maya: “El espíritu de consenso hay que recuperarlo en Pamplona, y me voy a meter en ello hasta las cejas”

“El Monumento a los Caídos puede convertirse en el nuevo edificio municipal con una ampliación que englobe todas las oficinas municipales”

Pamplona/Iruña, 29 de abril de 2018

Entrevistamos a Enrique Maya, ex alcalde de Pamplona (2011-2015), actual portavoz de UPN y recientemente elegido como candidato regionalista en las elecciones municipales del año que viene tras ganar las primarias por un 79% de los votos a María Kutz hace exactamente una semana. Maya nos recibe en su despacho el mismo día que se conoce la sentencia de la Audiencia de Navarra sobre el caso de ‘la Manada’ y habla con Pamplona Actual sobre cómo afronta el reto de encabezar de nuevo la lista que más apoyos obtuvo en 2015, sobre cuestiones municipales de actualidad como el proyecto de Pío XII o el plan de Amabilización o el futuro de los Caídos donde avanza su ‘sueño’ de resignificar el edificio más allá de despojarle de su pasado franquista y convertirlo en un edificio ‘de futuro’ que pueda englobar también el museo de la ciudad. 

-Es inevitable que comience esta entrevista preguntando su opinión por la sentencia del caso de ‘la Manada’

– Por supuesto, respeto la sentencia, aunque reconozco que no es la que gran parte de la sociedad esperaba.

-En todo este embrollo jurídico la principal olvidada parece la víctima

– La víctima sabe que tiene al apoyo de la sociedad pamplonesa y que seguiremos trabajando para que nunca más vuelva a ocurrir algo tan repugnante, implantando para ello soluciones viables y útiles.
-¿Le preocupa la imagen de Pamplona con todo esto?

-Por desgracia se está transmitiendo una imagen de Pamplona y especialmente de los Sanfermines que no es real, y los pamploneses hemos expresado en numerosas ocasiones el total rechazo, la solidaridad con las víctimas y la oposición frente a quienes violentan de esta manera la libertad sexual de las mujeres.

“La sentencia sobre ‘la Manada no es la que gran parte de la sociedad esperaba”

-Ya en cuanto a las primarias, lo primero, darle enhorabuena por la victoria en las primarias. ¿Se esperaba una diferencia tan contundente?

-Lo cierto es que no me lo había planteado. Lo que he hecho es trabajar mucho y he tenido la gran suerte de que llevo ya muchos años con la gente, con los afiliados, muchas reuniones de trabajo y para muchas cosas. He notado que la gente me conoce mucho y he notado ese apoyo. La verdad es que me he quedado muy contento y lo importante es que es un resultado muy claro porque no hay que olvidar que estoy de portavoz de UPN en Pamplona y un resultado malo o mas ajustado me hubiera debilitado constantemente en esta labor. Sabía que me jugaba mucho no solo por las primarias sino por la labor de portavoz.   

-¿Recibió la llamada de su antecesora, Yolanda Barcina para felicitarle?

-Sí, me llamó Yolanda Barcina. Yo había hablado con ella antes, me deseó toda la suerte del mundo, y cuando se conocieron los resultados me llamó para darme la enhorabuena.

-Siguiendo con las primarias, María Kutz, su oponente, tuvo unas palabras sorprendentes sobre su gestión de la que dijo que era ‘apática’ y ‘poco ilusionante’. ¿Qué le pareció?

-Me sorprendieron esas palabras porque denotan desconocimiento de lo que hacemos, más allá de que puede ser una especie de eslogan, le invitaría a que un día se pasara por este despacho, o viendo los debates en las comisiones o en los plenos. Hay mucha actividad. Creo sinceramente que estamos haciendo una oposición seria y muy continua, no vamos a empetones, todos los días decimos algo, creo que demuestra un desconocimiento bastante serio de lo que hacemos aquí.   

-¿Va a integrar a María Kutz en su equipo?

-Cuando dos personas compiten por un puesto es evidente que o ganas o pierdes, y por eso María Kutz no puede estar en mi equipo, eso es una evidencia.  

-¿Sabe ya quién va a ser su número 2? ¿Será una mujer?

Lo que tengo muy claro es que renovación no es simplemente gente joven. Yo mismo con cincuenta y dos años fui renovación porque era una persona desconocida en política, con un perfil técnico.  

-Por cierto, ¿le molestó lo que dijo el otro dia Asiron sobre que no había renovación en UPN?

-A mi, sinceramente, estas cosas no me molestan nada porque forman parte del juego político. De hecho, Asiron me felicitó.

-Seguimos hablando de las renovaciones, que hemos perdido el hilo…

-Volviendo al tema de las renovaciones, por ejemplo (en la pasada) se incorporaron personas como Juanjo Echeverría, o María García Barberena. Hay que hacer una candidatura que aporte nueva gente, que aporte gente joven porque hay que ir haciendo cantera para el futuro pero tengo que reconocer que tengo un magnífico equipo. De lo bueno, creo que en los últimos años creo que tengo un equipo que trabajan todos un montón. Porque estar en este Ayuntamiento, que es ‘la joya de la corona’, con los separatistas no es fácil; hay mucha presión, y hace falta gente con personalidad suficiente para aguantar esta presión y hay gente que lo ve todo muy fácil que dice: ‘hay que ser mucho más amables y tal’. Por supuesto, pero también contundentes, y ese perfil requiere de personas con mucha contundencia política. Resumiendo: propondré una lista en la que habrá gente nueva seguro, en la que habrá gente joven, seguro, y también gente que está ahora, seguro. Eso es lo que voy a pedir y proponer al comité de listas.

-De cara a la campaña, es pronto todavía, pero ¿harán algo diferente? Las campañas electorales son bastante aburridas en general ¿no cree?

-Intuyo que la gente está harta de los políticos. Tenemos que hacer que la gente nos crea,  con otra forma de hacer las cosas, también en las campañas electorales. Porque los numeritos, los shows,  promesas que no se cree nadie…. Por eso, creo que hay que pensar en llegar, pero hay un camino que es el de la sinceridad, el sentido común y el de que te crean.  Hay que ir a lo directo, a lo que la gente sabe que puedes cumplir; recuperar la ilusión por el futuro que creo que se está perdiendo. Este es el mensaje fundamental porque la ciudad está sufriendo mucho estos años.     

-¿Cuál será su primera decisión si vuelve a ser alcalde?

-Para tomar decisiones ejecutivas rápidas, y hay una que voy a tomar en el minuto uno que es poner el cuadro del Rey de las dimensiones habituales (en el salón de plenos), no este cuadro tamaño ‘sello’ que han puesto, colocar las banderas donde hay que colocarlas. Eso es lo primero, en el mismo momento en que sea alcalde lo haré; luego habrá decisiones, desde luego, de más calado que haré poco a poco,  pero esa será inmediata.

El candidato, en un momento de la entrevista

Son unos ‘jatorras’: te roban la cartera y luego dicen ‘bah no pasa nada’, no seas apocalíptico

-Supongo que cuatro años en la oposición dan para mucho ¿Qué ha aprendido de esta etapa?

-Creo que hay que mirar fíjamente a los ojos a los representantes políticos que defienden en lo fundamental este modelo de Estado, esta España que tanto luchó por salir adelante en momentos delicados y que ha llegado a un nivel económico, social, de igualdad y de libertad altísimo, estoy hablando del PSN, de Ciudadanos si saca representación, del PP… A ellos le digo: ¿vamos a seguir con las pequeñas ‘guerras de guerrillas’ para sacarnos algún voto o vamos a enfrentarnos a un futuro en el que vamos a dejarle a nuestros hijos  y nietos que tomen ellos las decisiones y no vamos a hacernos cargo nosotros de esta sociedad? Tengo claro que tras las próximas elecciones no va a haber una mayoría absoluta. Por eso estos partidos tendremos que sentarnos en una mesa y hablar de verdad de qué queremos;  si esos cuatro años van a merecer la pena y acordar una ‘hoja de ruta’.  Tenemos que ser conscientes de que esta travesía del desierto ha sido durísima para los partidos que tenemos vocación de gobierno (ahora estamos UPN y PSN en la oposición) y estamos pasándolo muy mal los dos. Vemos que van destrozando cosas que se han hecho desde los tiempos de Balduz y eso hay que pararlo.     

-¿Que tipo de cambio defienden ustedes?

-Creo que los ciudadanos se han dado cuenta de que lo del cambio ha sido una estafa. Es un cambio para las ikurriñas, para el euskera, no me voy a extender en ello porque todo el mundo lo sabe. Pero hay cuestiones que los ciudadanos han dicho: yo sí que quiero estar cerca de las decisiones que toman los políticos, y quiero una participación real. Eso no tiene marcha atrás, la participación no puede ser ir una vez al barrio, esos cauces hay que abrirlos y bien, no con estos paripés que hacen los de Podemos. La cercanía del político a la gente, decir a la gente la verdad. Creo que mucha gente no nos cree, y por eso los programas electorales tienen que ser compromisos. Si yo digo que hay que revertir lo de Pío XII porque es una chapuza, como no la haga me tengo que marchar. Creo que básicamente es eso, explicar de dónde sale el último euro. La gente tiene que estar en permanente contacto.   

“Los del cuatripartito son unos auténticos

expertos en márketing: saben vender lo mismo siete veces”

– Pero, en su opinión ¿hay algo que este equipo de gobierno haya hecho bien?

-Sí son unos auténticos expertos en márketing. Saben vender lo mismo siete veces. Por eso pueden dar una percepción al ciudadano de que hacen mucho y nosotros tenemos que estar manifestando que no hacen nada nuevo y que es lo mismo. Son unos auténticos vendedores de humo. En lo que han hecho bien, es que hay una continuidad en las políticas de urbanismo. Se va a hacer Salesianos, se ha hecho Lezkairu, han vendido solares, lo que haría UPN. Han tenido un cierto sentido de lo que es la realidad municipal, sobre todo Bildu que dijo que iban a sacudir  las alfombras del urbanismo y tal. No les veo más valor, les veo salvando los muebles como han podido entre ellos, y ahora empieza la ‘guerra de guerrillas’, claro.

-Asiron le acusa de ser el pregonero del apocalipsis, y de estar obsesionado con las ikurriñas

-Bueno, es que es divertido esto. Tu tienes tu bandera, las leyes que lo regulan, ellos imponen otra cosa, y cuando te revelas ellos te acusan de hablar  de una cosa que ellos te han impuesto. Te pegan una patada en la espinilla jugando a fútbol, protestas y encima te dicen ‘no haces más que protestar’. Pues no me des la patada en la espinilla. Nosotros ponemos en evidencia la realidad, y por eso dentro de esa campaña de márketing nos llaman  ‘el partido de la pataleta’, o hablan del ‘apocalipsis de UPN’. La verdad es lo que dice Ortuzar (presidente del PNV): que este cuatripartito es un arma para la creación de un Estado Vasco e independiente. De apocalíptico nada, realista todo.Claro, por ejemplo los impuestos municipales no han subido, pero es que los impuestos forales han subido una burrada eso no es apocalipsis: es ir a hacer la declaración y ‘que te crujan’, o que a unos chavalicos en las escuelas infantiles les larguen de un día a otro, no es apocalipsis, es verdad; que te impongan una bandera y que luego ganes porque es ilegal.  Estos son unos ‘jatorras’: te roban la cartera y luego dicen ‘bah no pasa nada’, no seas apocalíptico.

-Vamos con cosas concretas, por ejemplo con el actual plan de amabilización. Si llega a la alcaldía en 2019 ¿qué podemos esperar de Enrique Maya?

Pues dependerá de a dónde lleguen con el proyecto desde el cuatripartito. Si llegas a mucho luego hay que romper y eso es muy caro. Soy un tipo sensato, pero es evidente que hay que abrir Padre Moret, y eso ya lo están estudiando, pero para eso no hay que ser gurú. No se puede crear esa macro-isla. Hay que abrir la calle Nueva, por ejemplo y habrá que abrir aparcamientos, abajo en la Rochapea para que los parques dejen de estar ocupados y hacer algo definitivo. Igual se puede hacer un edificio en altura para aparcamiento en la Rochapea. Todo eso hay que revertirlo porque te estás cargando el corazón de la ciudad, y si te cargas eso pues te cargas toda la ciudad. Claro que lo vamos a revertir.

-¿Y Pío XII?

-Veremos dónde llegan porque hay un recurso ante el TAN. He leído lo que se ha publicado del informe de Ramón Garitano que dice cosas evidentes en el sentido de que hay una futura estación, un vial que va a pasar por Donapea (y que habrá que hacerlo). Un montón de cosas que van a influir en el futuro de este espacio y que hay que tenerlas en cuenta antes de hacer nada. No puedes hacer una inversión de más de dos millones de euros, que seguramente no va a funcionar. Al final la gente llegará por algún sitio, pero se arruinará todo lo que hay allí. Claro que hay que darle la vuelta, esto no puede ser. Además hay cosas por resolver como el entronque de la calle Irunlarrea, la zona de la Clínica Universitaria. Pero en Pío XII, con este corredor hay que hacer un buen proyecto. Insisto, que no hagan una barbaridad porque van a obligar a replantear todo y rehacer lo hecho. Les pido coherencia, les queda un año, ahora es el momento de decidir y hacer caso a los vecinos y comerciantes, vamos a parar y reflexionar para en el siguiente, que no se sabe quién va a gobernar ponernos todos de acuerdo.

-Otro proyecto el de los Caidos, cual es la visión de UPN, que debe hacerse con el actual Monumento

-Lo primero no tirarlo, sería volver a abrir un proyecto que está bien encarrilado que es el de la memoria histórica para el que debo reconocer que UPN llegó demasiado tarde a determinadas cuestiones.

-Se arrepiente de no haber sido usted el que cambió el nombre de conde de rodezno cuando tuvo oportunidad

Sí. El nombre que tiene ahora es un nombre que trabajando con las organizaciones se podía haber hecho siendo yo alcalde.

-Volvamos al monumento

-Objetivamente es un buen edificio. No es el Palacio Real, alguien lo catalogó y no fue UPN sino el tripartito (CDN-PSN-IU). Es una hermosísima cúpula, para muchos es el símbolo de la guerra civil y del golpe de estado y lo que hay que darle es un significado ciudadano, donde se reconozca la historia de lo que pasó pero no solo eso. Hay una propuesta interesante que es el museo de la ciudad, pero yo tengo en mente que sea más todavía, que pueda ser algo más: vamos a soñar un poco, que pueda ser el nuevo edificio municipal con una ampliación que englobe todas las oficinas municipales. Es una opción.

Podría ser Carlos III el gran eje de la ciudad, con la plaza del castillo, el edificio político con la casa consistorial donde estamos los grupos municipales y el pleno etc., y ¡Por qué no! en el otro lado,  un edificio administrativo que incorpore un gran hall ampliándolo hacia atrás. ¡Déjame soñar un poco!

-Los barrios, siguen pendientes temas clave como el futuro de San Jorge sin estación y Echavacoiz que sigue sin la suya…

-El futuro de Echavacoiz pasa por el plan que está en estos momentos aprobado con los ajustes que en su momento haya que hacer. El futuro del TAV no pasa necesariamente por el PSIS famoso, el tren puede llegar, se expropian los terrenos, si hay un plan aprobado se ocupan con carácter previo con reconocimiento de derechos. Pero Echavacoiz necesita una remodelación que quite la vía del tren, que permita la salida de las actividades económicas que hay y es un plan como Lezkairu, pero el asunto es que no afecta sólo a Pamplona, por eso hay un PSIS. Los parámetros urbanísticos son comparables a los de Lezkairu, al margen del tren o no.

Sobre San Jorge: en el momento en que desaparece la vía se puede hacer una ordenación.La barbaridad es llevar el tren hasta allí, con una cicatriz que va hasta Inquinasa. Por cierto, lo del soterramiento vale muchísimo, y entonces el cemento vale para lo que ellos quieren: para soterrar sí, pero para hacer torres o edificios en altura, no. Mi plan es seguir adelante con lo que está, lo tengo clarísimo en estos dos ámbitos.

-Erripagaña, ¿será un nuevo barrio de Pamplona?

-Si. Sé que llegará el día, no sé si lo conoceré, que Pamplona sea todo una gran ciudad, este es un problema de tiempos. Una sola ciudad o un área metropolitana con una gestión única, me da casi igual el nombre.Ahí está la de Vitoria. Eso va a llegar. Y tengo claro que Erripagaña va a acabar siendo Pamplona, seguramente antes que todo eso de lo que hablaba del área metropolitana. No puede ser que haya un barrio unitario troceado en varias entidades administrativas. Se tenía que haber resuelto ya, eso se  sabía, y por estas cosas que tenemos los políticos que nadie quiere ceder, quedan estas secuelas.

-¿Qué le parece la idea de policía metropolitana?

-Todo lo que sea agrupar es bueno, y el ciudadano lo agradece. Puede haber una policía de barrio, de distritos. El servicio tiene que ser de barrio, pero organizando todo mucho mejor.

-Precisamente la gestión de Policía Municipal en su mandato fue uno de sus quebraderos de cabeza. ¿Cómo lo ve ahora?

– Es una de las cosas de las que más he aprendido. La actual concejal (Itziar Gómez) por lo menos está consiguiendo que de cara al exterior haya tranquilidad. Me consta que habla mucho con los mandos, y creo que debe ser así, y hay que continuarlo. Esa buena relación es fundamental,  y hay que mantenerlo sabiendo que es policía, que no hablamos de ese debate sobre si es cercano o no, eso del perfil social (que decía Aranzadi). Se transmite que está funcionando y hay que seguir así para que no haya problemas.

-¿Un deseo o una reflexión para terminar?

-Quiero dejar claro que estamos en un momento en general crítico, por ejemplo como se ha visto en Cataluña donde se muestra que la aplicación de la ley funciona y los partidos que creemos en eso tenemos que juntarnos en una sala y salir con acuerdos. Porque la gente no perdonaría que por falta de acuerdos (con PSN y Ciudadanos, o el PP) en 2019 no salga adelante el proyecto que a la gente le gusta para Pamplona. En muchas cosas también podemos acordar con Geroa Bai.  Ese espíritu de consenso que se tuvo en el año 79 cuando llegó la democracia hay que recuperarlo, y en eso me voy a meter hasta las cejas. Nos estamos jugando el futuro, estoy preocupado; y creo que se puede consensuar casi todo con estas formaciones y el lío político nos lleva a marcar la diferencia.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.