Últimas noticias

Escolares de Azpilagaña celebran el día del árbol en el parque fluvial

La zona elegida ha sido la margen del río Sadar para recordar la importancia de los cauces en la mejora de la biodiversidad urbana

Pamplona-Iruña, 30 de abril de 2019

Este martes ha tenido lugar el día del árbol en Pamplona, en el entorno del Parque fluvial, más exactamente en las riberas del río Sadar al lado de la ronda de Azpilagaña.

Medio centenar de alumnos de 6º de Primaria del CPEIP de Azpilagaña, ayudados por representantes de la Corporación municipal y jardineros, han plantado alrededor de 25 ejemplares de árboles y arbustos autóctonos de haya, aliso, avellano, endrinos y diversas plantas aromáticas. Los escolares se han llevado de recuerdo y para plantar en sus casas macetas con plantas en flor de boca de dragón, viola, alhelí y nomeolvides.

Con ellos estaba Mikel Baztán director técnico del Servicio de Parques, Jardines y Zonas verdes del Ayuntamiento de Pamplona que les explicaba el papel fundamental que tienen las zonas arboladas en una ciudad. Los escolares, que antes de la sesión de hoy han trabajado este tema en clase, han estudiado como los árboles contribuyen crear un microclima en la ciudad, mejorando la calidad del aire y, por tanto, de vida, además del aspecto de la ciudad. En ese aspecto de educación ambiental, la implicación de escolares permite fomentar el conocimiento y disfrute del patrimonio verde y por tanto su cuidado y mantenimiento futuro.

Pamplona tiene, además, la ventaja de tener casi 17,5 kilómetros parque fluvial con arbolado típico de bosque de ribera, a su flora y su fauna asociada. Del total, 11 kilómetros pertenecen a la ribera del río Arga y 6,5 a la de los ríos Sadar y Elorz. La ciudad, desde hace dos décadas vienen trabajando en recuperar y mantener en buen estado las áreas de la ciudad situadas en su entorno; facilitar la accesibilidad y posibilitar un recorrido longitudinal ininterrumpido para cada río, con pasos entre una a otra orilla.

Desde el punto de vista ambiental el Ayuntamiento persigue favorecer la evolución natural de los entornos fluviales para que se sigan desarrollando ecosistemas característicos que crean corredores naturales en un medio eminentemente urbano y contribuyen a un aumento de los indicadores de sostenibilidad de la ciudad. A modo de ejemplos, la protección y estrategia de difusión municipal en torno la flora y fauna asociada a los entornos verdes urbanos, como el parque fluvial, se está materializando en planes de conservación y fomento de especies vulnerables como el nóctulo mediano (murciélago mediano) o de las orquídeas silvestres, en las que ciudad es especialmente rica. La existencia de esta biodiversidad urbana es un indicador de calidad de vida en la ciudad.

Pamplona trabaja por desarrollar una Infraestructura verde que haga de los ríos que rodean la ciudad los espacios conectores entre el medio natural circundante y el espacio urbano. Además, constituyen el punto de partida de la red que debe conectar en un futuro próximo los parques, jardines y calles arboladas entre sí, como forma de mejora en términos de habitabilidad, salud, ocio, mitigación del incremento de las temperaturas y calidad de vida en general. Esa infraestructura verde pretende desarrollarse de forma participada y colaborativa con la ciudadanía y las entidades comprometidas en el futuro de la ciudad en clave de sostenibilidad.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.