Últimas noticias

Exigen anular el nombramiento de Alberto Pascual en el Tribunal Laboral

A la derecha, Alberto Pascual junto con la consejera Marta Vera, en la firma de un convenio

Para el sindicato ELA, la elección de Pascual,  imputado por malversación, estafa y falseamiento “es radicalmente incompatible con ocupar un cargo público pagado con el presupuesto público”

Pamplona, 17 de febrero

El sindicato ELA ha registrado este lunes oficialmente la solicitud de que el Gobierno de Navarra anule el nombramiento de Alberto Pascual como presidente del Tribunal Laboral de Navarra, elegido de forma unánime por la CEN, UGT y CCOO hace unas semanas.

El sindicato ELA recuerda que Pascual está  actualmente imputadopor “malversación, estafa y falseamiento”, y argumenta que en este caso  “no se ha adoptado la cautela más elemental sobre su nombramiento y no se ha esperado a que concluyan los procesos judiciales en los que se encuentra inmerso. De transformarse dicha imputación en una condena penal, la situación de un órgano público como el Tribunal Laboral se convertiría en insostenible”.

En este sentido, el Gobierno de Navarra tiene una responsabilidad directa, ya que el Tribunal Laboral se sufraga enteramente con los Presupuestos de Navarra, y será de ahí de donde se pague el salario a Alberto Pascual. Por ello, el Ejecutivo no puede mirar para otro lado, y es responsable último de lo que suceda en el Tribunal Laboral, incluidas las consecuencias que CEN, UGT y CCOO provoquen con este nombramiento.

Cabe recordar que el anterior proceso de selección para este cargo, en 2004, fue público, y a él concurrieron decenas de candidatos, mientras que en esta ocasión la elección ha sido completamente opaca y su resultado se ha conocido por la filtración de un medio de comunicación, lo que seguramente dio al traste con la intención de que esta polémica decisión pasara desapercibida para la ciudadanía navarra, que al fin y al cabo es la que va a pagar el salario de Alberto Pascual.

En segundo lugar, ELA apunta a que es “como mínimo dudoso que se trate de la persona idónea para dirigir un organismo donde la objetividad, la independencia y la honradez deberían de ser condiciones indispensables”. Conviene recordar que no se trata de una persona “neutral”, ya que ha representado profesionalmente a la patronal y ha sido directivo de Caja Navarra, entidad que según ELA “contribuyó a hundir”.

ELA subraya que estas decisiones demuestran que Alberto Pascual es “uno de los suyos”, y que UGT y CCOO están contribuyendo a recolocar a quienes arruinaron Caja Navarra, en un claro servicio a las élites de siempre y a los círculos de poder.

Inmobiliaria Sarasate

Viedma

Conapur