Últimas noticias

Geroa Bai pregunta en el Senado sobre la situación de desamparo de los abogados mutualistas generada por la crisis del Covid-19

Según el senador por Navarra Koldo Martínez, el pago del turno de oficio de manera rápida aliviaría la difícil situación de estos profesionales

Madrid, 29 de marzo de 2020

El grupo Izquierda Confederal del Senado, del que forma parte Geroa Bai, ha registrado dos preguntas dirigidas al Gobierno en las que se interesa por la situación de desamparo en la que se encuentran los y las abogadas mutualistas por la caída de sus ingresos derivada de la crisis del COVID-19 y la ausencia de medidas desde el Ejecutivo para hacer frente a su difícil situación.

La pandemia del coronavirus ha llevado al Gobierno a instaurar y prorrogar el estado de alarma y, por consiguiente, “la situación de indefinición que se extrae de la lectura del Real Decreto 463/2020 y sus medidas económicas posteriores del Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo, en la que los mutualistas de la abogacía quedan en total desamparo en su régimen jurídico”, señala el texto presentado.

La excepcional situación ha suspendido los plazos procesales y la actividad ordinaria en los Juzgados, lo que hace que muchos profesionales tengan unos ingresos nulos. Las medidas anunciadas por el Gobierno, a diferencia de otros colectivos como autónomos, prevén que puedan tener unos ingresos mínimos, pero solo para aquellos que estén adscritos a la Seguridad Social o RETA, no así al colectivo de mutualistas. La situación es dramática para muchos de los afectados, pues no pueden ejercer su profesión ni generar ingresos.

Las medidas de los colegios de abogados tan solo pasan por aplazar las cuotas que abonan a pesar de tener congelada su actividad, pero no existe por el momento ninguna ayuda mínima que les permita superar el tiempo que dure esta pandemia.

Koldo Martínez, senador autonómico por Navarra y miembro de Geroa Bai, ha señalado que “muchos abogados  no han podido facturar nada en el último mes. La Mutualidad de la Abogacía no ha suspendido el pago de cuotas de los profesionales dados de alta en la misma y además no da derecho a subsidio”, ha señalado. Según Martínez “otra medida que aliviaría su difícil situación sería el pago del turno de oficio de manera rápida, de forma que se pudiese adelantar el cobro del primer trimestre, que suelen cobrar a finales de mayo. No hay que olvidar que los y las abogadas siguen haciendo guardias, asistiendo a detenidos, a mujeres maltratadas, a menores a extranjeros y a presos”. 

Por ello, el grupo Izquierda Confederal ha trasladado la inquietud de los y las abogadas mutualistas a través de estas dos preguntas registradas en el Senado:

  • ¿Qué medidas económicas de ayuda se prevén para paliar la falta de ingresos de los abogados ejercientes por cuenta propia dados de alta solo en su Mutualidad como alternativa al Reta, ya sea directas o vía instrucciones a esa Mutualidad o a los colegios profesionales en orden a la exoneración de cuotas, o derecho a prestaciones extraordinarias?
  • El Gobierno, respecto a los abogados ejercientes por cuenta propia dados de alta únicamente en su Mutualidad, ¿va adoptar o impulsar alguna medida para equipararlos al colectivo de autónomos del Reta, a los efectos de las medidas adoptadas en el RDL 8/2020?

Prentsa bulegoa, 2020-03-28

El grupo Izquierda Confederal traslada la inquietud de abogados mutualistas por la situación de caída de ingresos que están viviendo estos profesionales y la ausencia de medidas desde el Gobierno

Las distintas formaciones que integran el Grupo de la Izquierda Confederal han trasladado al Gobierno en forma de preguntas la preocupación que comparten con los profesionales dados de alta en la Mutualidad de la Abogacía, por los efectos que está teniendo la crisis del Coronavirus en su actividad. 

La excepcional situación ha suspendido los plazos procesales y la actividad ordinaria en los Juzgados, lo que hace que muchas profesiones tengan unos ingresos nulos. Las medidas anunciadas por el Gobierno, a diferencia de otros colectivos como autónomos, prevén que puedan tener unos ingresos mínimos, pero solo para aquellos que estén adscritos a la Seguridad Social o RETA, no así al colectivo de mutualistas. La situación es dramática para muchos de los afectados, pues no pueden ejercer su profesión ni generar ingresos.

Las medidas de los colegios de abogados tan solo pasan por aplazar las cuotas que abonan a pesar de tener congelada su actividad, pero no existe por el momento ninguna ayuda mínima que les permita superar el tiempo que dure esta pandemia.

PREGUNTAS

Dada la situación de pandemia que ha llevado al Gobierno a instaurar y prorrogar el estado de alarma y la situación de indefinición que se extrae de la lectura del Real Decreto 463/2020 y sus medidas económicas posteriores del Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo, en la que los mutualistas de la abogacía quedan en total desamparo en su régimen jurídico, no siendo comparable a la de los trabajadores autónomo.

El Consejo de Ministros del martes 10 de marzo, dio luz verde a un Real Decreto-Ley que incluye medidas para mejorar la protección de las personas trabajadoras afectadas por el COVID-19. En este sentido, tanto las personas en aislamiento preventivo como quienes se han contagiado del virus, se consideran en Incapacidad Temporal asimilada a baja laboral por Accidente de Trabajo. Con la obligación de estar en casa y los Juzgados paralizados, este colectivo esta abocado al cese de su actividad.

No está previsto para este colectivo ninguna ayuda, en forma de un pago o de bonificaciones . Por todo ello se pregunta al Gobierno:

¿Qué medidas económicas de ayuda se prevén para paliar la falta de ingresos de los abogados ejercientes por cuenta propia dados de alta solo en su Mutualidad como alternativa al Reta, ya sea directas o vía instrucciones a esa Mutualidad o a los colegios profesionales en orden a la exoneración de cuotas, o derecho a prestaciones extraordinarias?

———————————–

El Consejo de Ministros del martes 10 de marzo, dio luz verde a un Real Decreto-Ley que incluye medidas para mejorar la protección de las personas trabajadoras afectadas por el COVID-19. En

este sentido, tanto las personas en aislamiento preventivo como quienes se han contagiado del virus, se consideran en Incapacidad Temporal asimilada a baja laboral por Accidente de Trabajo. Con la obligación de estar en casa y los Juzgados paralizados, este colectivo esta abocado al cese de su actividad.

No está previsto para este colectivo ninguna ayuda, en forma de un pago o de bonificaciones.

Por todo ello se pregunta:

 Prentsa bulegoa, 2020-01-31

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Nuestras empresas navarras de confianza

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.