Últimas noticias

Gurelur presenta alegaciones al proyecto de instalación de una central solar fotovoltaica en la Balsa de Zolina (Aranguren)

Una imagen de la balsa de Zolina (Foto y agradecimiento: aveszolina.blogspot.com.es/)

La organización ecologista ha vuelto a solicitar, al igual que hizo en el año 1999, la protección de la balsa de Eskoriz y su entorno, con una figura de protección que, de acuerdo con las leyes, garantice la persistencia y protección de sus importantes valores naturales

Pamplona-Iruña, 17 de septiembre de 2019

La organización ecologista Gudelia ha anunciado este martes que ha presentado alegaciones al proyecto de instalación de una central solar en la balsa de Zolina, en El Valle de Aranguren.

Según indican en un comunicado, la presentación de estas alegaciones está motivada por la importancia que este enclave tiene para las aves, dado que es un lugar de gran importancia para la invernada, muda, refugio, migración y reproducción de las aves. Tanto es así que se han controlado en este espacio 241 especies de aves, en las distintas épocas del año.

La entidad ecologista recuerda que ya “esta importancia ornitológica motivó que en el año 1999 Gurelur presentase alegaciones contra la urbanización de este enclave, que aunque la construcción de la balsa fue por motivos industriales, en estos momentos en una de las zonas húmedas más importantes que tiene Navarra”.

Una vez estudiada la documentación presentada por los promotores de este impactante proyecto, los técnicos de Gurelur observan con asombro que entre la documentación presentada falta la relativa al Estudio de Estudio de Afecciones Ambientales, manifestando los promotores que el “Estudio de Afecciones Ambientales de la Planta Fotovoltaica, así como definición de las medidas de protección ambiental y complementarias consideradas, el plan de vigilancia y control ambiental se tramitarán por separado a este proyecto”.

“Todo ello”, indican “a pesar de que el Decreto Foral 93/2006, de 28 de diciembre, en su ANEJO 2 C. Actividades y proyectos sometidos a autorización de afecciones ambientales en el apartado I) recoge que las instalaciones para el aprovechamiento de la energía solar, están sometidos a autorización ambiental, por lo que la no presentación de un Estudio de Afecciones Ambientales, con la documentación presentada para el proyecto que nos interesa, invalida la aceptación del mismo por la administración competente”.

Para Gurelur “la no presentación del citado documento imposibilita un estudio de las afecciones ambientales y de las medidas correctoras que se deberían implantar en el caso de que se autorizase el proyecto, motivo por el que se ha solicitado a la Administración que se rechace la solicitud de la empresa Acciona Energía, S.A.. Si a esta empresa le importara el medio ambiente y su correcta gestión no se habría atrevido a presentar este impactante proyecto”.

“Las afecciones que se producirían a las aves que utilizan este enclave naturalizado están consideradas como muy graves por varios artículos de la Ley Foral 2/93 de protección de la fauna silvestre y sus hábitats, que considera infracción grave alterar y destruir sus hábitats naturales, sus nidos, y sus áreas de reproducción, invernada y reposo”, han criticado.

GURELUR además de solicitar la retirada del proyecto de instalación solar fotovoltaica en Zolina ha vuelto a solicitar, al igual que hizo en el año 1999, la protección de la balsa de Eskoriz y su entorno, con una figura de protección que, de acuerdo con las leyes, garantice la persistencia y protección de sus importantes valores naturales.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.