Últimas noticias

“Hablemos del suicidio”

Con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el periodista navarro Gabriel González, presentó este lunes en la Universidad de Navarra su libro “Hablemos del suicidio”

Cada día, se llevan a cabo una media de 10 suicidios, haciendo que cada año se quiten la vida una media de 3.500 personas. El total hace que, desde 1996 hasta 2016, se hayan quitado la vida de forma oficial 71.400 personas en nuestro país, y por cada una que lo ha hecho, otras 20 lo han intentado. Estos fueron algunos de los datos que el periodista Gabriel González Ortiz dio en la presentación en la Universidad de Navarra de su libro “Hablemos del suicidio”.

Junto al periodista, se encontraban otros dos conferenciantes, el director de Asistencia Sanitaria al Paciente y prevención de Conductas Suicidas del Gobierno de Navarra, Alfredo Martínez, y la presidenta de la Asociación Besarkada, Elena Aisa.

Los tres aportaron un punto de vista prudente y respetuoso, dando claves para afrontar el tema de forma correcta y comprender la complejidad y el sinfín de factores que influyen en la decisión de quienes deciden suicidarse, así como ciertos patrones de conducta que pueden indicar que una persona puede estar planteándose terminar con su vida.

Uno de los aspectos clave de la charla, fue el impacto que los periodistas podían tener sobre esta tragedia. “El suicidio es el único gran tema que los medios de comunicación nunca hemos tratado. No sé si por desconocimiento o por miedo”, estas fueron las palabras de González, el cual explicó que no tiene una fórmula hablar de este tema, pero que hay una serie de ideas que él proponía. Una de ellas era escuchar y dar voz tanto a las víctimas del suicido de un allegado como de aquellos que lo han intentado, hablar sobre ello y normalizarlo con testimonios y datos puede que pueden ser de gran ayuda para quitar el estigma sobre el suicidio.

Sin embargo, si hubo algo en lo que hizo hincapié, fue en lo que no se debe hacer. Explicó que tratar un suicidio de forma morbosa o dar demasiados detalles –como el método o la carta de suicidio- puede conducir a más suicidios. “Cuando Robin Williams se suicidó, los suicidios en Estados Unidos aumentaron un 10%, y el método que él había usado incrementó un 30%”. En relación al suicidio de famosos, afirmó que tratarlos de una forma morbosa mandaba un mensaje derrotista, y que, a veces, la mala praxis profesional convertía el suicidio de esa persona en un catálogo de cómo quitarse la vida.

Después llegó el turno de Elena Aisa, que emocionada, narró el infierno que pasó tras el suicidio de su hijo. “El después de un suicidio es la cosa más infernal que uno se puede imaginar” confesó a todos los asistentes. Aquella experiencia le llevó a involucrarse y querer ayudar a más personas que se encontrasen en su situación, por lo que fundó la Asociación Besarkada/Abrazo.

Tras su testimonio, numerosos asistentes se atrevieron a narrar su experiencia como afectados por el suicidio de un familiar, lo que llevó a una ronda de desgarradoras confesiones y reivindicaciones. “Queremos que se normalice. Ir por la calle y que la otra persona no se cambie de acera. No sentirnos avergonzados. Las personas que se quitan la vida no quieren morir; quieren dejar de sufrir”.

Número del teléfono de la esperanza: 717 003 717

Contacto con la asociación de afectados por el suicidio de un ser amado Bersarkada: info@bsarkada-abrazo.org – 622207743

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.