Últimas noticias

I-E de Pamplona se desmarca del debate sobre el Monumento a los Caídos y apuesta por la demolición

Asegura que “el área de urbanismo del pasado 29 de diciembre presentó las bases del Concurso sin ningún debate ni consenso previo en el equipo de gobierno, por lo que se retiró del orden del día y a partir de entonces han seguido una hoja de ruta unilateral”

Pamplona/Iruña, 14 de marzo 

I-E se ha desmarcado este miércoles del proceso que plantea EH Bildu sobre el Monumento a los Caídos, una decisión que han hecho pública  en una rueda de prensa, en la que también ha participado Teo Ronco, arquitecto y miembro del grupo Iruña de Batzarre y Tomás Zornoza, de Izquierda Unida Iruña.

Justifican esto porque el proceso se ha diseñado “desde el Área de Urbanismo en exclusiva sin debate ni consenso ni en el cuatripartito, ni con las Asociaciones de Memoria” y añaden que “ya el 29 de diciembre pasado, el Área de urbanismo presentó las bases del Concurso sin ningún debate ni consenso previo en el equipo de gobierno, por lo que se retiró del orden del día y a partir de entonces han seguido una hoja de ruta unilateral”.

Desde el inicio del proceso han asegurado desde I-E han exigido que “la opción del derribo del Monumento se contemplara en todas las actuaciones programadas por el Ayuntamiento y no está siendo así”. “Por ejemplo, ninguna de las 8 personalidades invitadas el sábado pasado, a quienes se les encargó ponencias retribuidas oficialmente, propusieron el derribo en sus ponencias escritas”, han asegurado.

“Se está planteando un proceso participativo sesgado, restringido y con prisas, en el que sólo se contempla el mantenimiento del monumento y su remodelación, pero en ningún momento la posibilidad de su derribo”, han dicho desde I-E que afirman que “antes de cualquier Concurso Internacional abogamos por un debate ciudadano, conforme habíamos acordado en el Acuerdo Programático a cuatro, un proceso participativo en profundidad, sobre el futuro del monumento”.

“Ni la jornada del sábado ni el proceso de hacer aportaciones a través de la página web son suficientes como proceso participativo, fundamentalmente porque faltan las opciones que aboguen por el derribo, que son necesarias para que se produzca un debate real” y apuntan que  no tienen “prisa con este tema” a la par que han planteado tres actuaciones previas al Concurso Internacional como son la descatalogación del monumento (modificando el Plan General vigente en este aspecto puntual), sin lo cual el derribo no es legalmente posible e insisten en que “el sábado pasado escuchamos voces autorizadas pronunciarse sobre el escaso valor artístico y arquitectónico del Monumento. Creemos que hay base suficiente para justificar la descatalogación que asegure que el derribo pueda ser una opción real y decidida con anterioridad al Concurso Internacional”.

En segundo lugar proponen que “el Ayuntamiento autorice la posibilidad del derribo  de forma expresa y previa al Concurso, (conforme lo dice el Dictamen del G.N. de 30 de noviembre de 2016) para que los concursantes tengan garantía real de que si proponen su derribo, éste se pueda hacer legalmente”.

En tercer lugar plantean “un debate amplio con la participación de toda la ciudadanía y de todas las Asociaciones Memorialistas, durante el tiempo que sea necesario, no hay prisas”, indican y aseguran que “solo con estas premisas es posible que el Concurso se desarrolle en plena libertad para quienes se presenten” de lo contrario advierten “el proceso está sesgado”.

“No tenemos prisa y queremos un debate profundo y participativo porque es un asunto crucial para esta ciudad y así se recoge en el Acuerdo Programático”, han dicho y proponen el derribo del Monumento porque es un monumento ” erigido para ensalzar los valores inherentes al fascismo franquista como son la guerra, la eliminación de quienes piensan diferente y el aplastamiento de la democracia” y que “humilla e insulta a las víctimas, y lleva más de 70 años haciéndolo”. “Es el monumento al fascismo más grande que se conserva en España en el centro de una ciudad”, han insistido y recuerdan razones legales porque este monumento “no cumple con la Ley de Memoria Histórica”.

Por otro lado, han insistido en razones arquitectónicas para el derribo al señalar que se trata de “una construcción de poco valor artístico” y urbanísticas ya que es “un tapón que impide la conexión entre la ciudad del s.XX (Ensanche) y la del s. XXI (Lezkairu) y han citado el ejemplo del traslado del Teatro Gayarre en la Plaza del Castillo que se removió para posibilitar la apertura de la Avenida Carlos III.

Por último recuerdan que el monumento ocupa un enorme espacio (23.000m2) sin apenas uso ciudadano, que es necesario recuperar para dar sentido al nuevo nombre de Plaza de La Libertad.

I-E no descarta la realización de una consulta ciudadana sobre el futuro de los Caídos y han anunciado que iniciarán una campaña para profundizar en el debate en torno al Monumento a los Caídos y a favor de su derribo.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.