Últimas noticias

Información general sobre el aceite de CBD

El cannabis medicinal ha ganado terreno en los últimos años. Actualmente, podemos encontrar diferentes productos de CBD en tiendas físicas y online, en una gran variedad de presentaciones. Una de las más populares es el aceite de CBD, un concentrado de cannabis que puede suministrarse en diferentes formas: líquidos, cremas tópicas y productos alimentarios. 

Gran parte de los aceites de CBD disponibles en el mercado se derivan de variedades de cáñamo industrial con pequeñas cantidades de THC. De esta forma, es posible consumir el producto de forma segura y legal, sin verse expuesto a los efectos secundarios adversos del THC. 

Cabe destacar que en 2019, la Organización Mundial de la Salud recomendó a la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas no fiscalizar productos ricos en CBD con cantidades de THC menores al 0,2 %. El organismo ha manifestado en numerosas ocasiones que el cannabidiol no es una sustancia perjudicial para la salud. 

Tipos de aceite de CBD y sus beneficios

Ahora bien, en el mercado existen dos tipos de aceites de CBD: crudo y purificado. Los aceites crudos son de color verde-marrón, contienen terpenos, clorofila, ceras y lípidos. Por otra parte, los aceites purificados son conocidos como de ‘’calidad dorada’’. Gracias al proceso de ‘’winterización’’ se elimina la clorofila, ceras y lípidos, obteniendo un producto puro y uniforme. 

El uso del CBD en un contexto médico es un debate que continúa abierto en muchos países. A decir verdad, diferentes investigaciones han descubierto un gran número de propiedades medicinales que contrarrestan síntomas ocasionados por trastornos que afectan tanto al cuerpo como la mente. 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) aprobó una primera fórmula con CBD, en una presentación de spray oral. Este producto está destinado para tratar el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut, dos extraños tipos de epilepsia infantil.

El CBD en aceite también se utiliza para tratar problemas neurodegenerativos. Su fabricación a partir de aceite de oliva permite utilizarlos con distintos alimentos o, incluso, aplicarlo de forma tópica. Además, sirve para aminorar enfermedades dermatológicas como la psoriasis y el acné crónico

También se utiliza con el simple fin de mejorar la calidad de vida, pues reduce la ansiedad y depresión, factores claves que propician problemas de insomnio. Asimismo, muchos deportistas lo utilizan para aliviar contracturas musculares o, en el caso del yoga, para alcanzar un nivel de relajación superior. 

Diferencias entre el aceite de CBD y el aceite de cannabis 

La principal diferencia entre el aceite de CBD y el aceite de cannabis es que el primero está derivado directamente del cáñamo industrial regulado, por lo tanto, cuenta con un mínimo porcentaje (a lo mucho 0.03 %) de THC. Gracias a esta regulación, es posible consumir grandes cantidades de este aceite sin alterar el estado de conciencia. Es decir, no coloca. 

Por este motivo, el aceite de CBD puede formar parte de una rutina de suplementos, sin irrumpir ninguna función psicológica. 

Contra la pandemia: Compromiso

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.