Últimas noticias

Iniciadas las obras de retirada de arbolado y materiales de alto tonelaje del cauce del Arga a la altura de la presa de Santa Engracia

Foto: José Ángel Ayerra

Con 10.000 euros de presupuesto la intervención busca naturalizar el lecho del río y prevenir taponamientos

Pamplona-Iruña,31 de diciembre de 2018

El Ayuntamiento de Pamplona ha comenzado las obras de retirada de arbolado y materiales de alto tonelaje del cauce del Arga a la altura del Puente de Curtidores y la presa de Santa Engracia. Con esta operación se trata de naturalizar el lecho del río y evitar efectos no deseados en la geomorfología de ese tramo; asimismo durante la intervención se retirarán varios ejemplares de árboles derrumbados para prevenir su arrastre por la corriente y el consiguiente riesgo de que colapsen los ‘ojos’ de los puentes y otras estructuras de paso situados aguas abajo. El presupuesto previsto para esta intervención es de 10.000 euros.

El derrumbe de la presa de Santa Engracia la pasada primavera dejó a la vista residuos ajenos al río, algunos incluso provenientes del derribo del antiguo puente de piedra por la crecida de 1930 e incluso coladas de hormigón de arreglos posteriores en la misma presa o en el Puente de Oblatas.

Foto: José Ángel Ayerra

Asimismo, debido al desembalse, algunos árboles de gran tamaño que se encontraban en la primera línea del bosque de ribera, se han derrumbado sobre el cauce.

Ahora se trata de retirar todos esos elementos con maquinaria variada tipo retroexcavadora y otros medios manuales y mecánicos, trabajando desde la orilla para no afectar al cauce. Los posibles deterioros en praderas y céspedes por las obras se restituirán a su estado anterior una vez acabada las obras. En esta intervención no están previstas afecciones significativas ni a la fauna acuática ni terrestre, ni a la vegetación natural, además de tener como objetivo contribuir a la mejora ecológica del tramo.

Elementos del Parque fluvial

La presa de Santa Engracia fue construida en piedra en el siglo XIII, con la función de servir al molino harinero municipal destinado a los hornos del Vínculo, aunque a finales del siglo XIX se transformó en una central eléctrica propiedad del Ayuntamiento. Hasta su derrumbe la presa mantenía una lámina de agua que permitía las actividades del Club de Remo de Navarra.

Por otra parte el Puente de Curtidores es el más moderno de los puentes medievales de Pamplona y se tiende sobre una estructura de arcos góticos. Recibe su nombre del antiguo convento de Clarisas de Santa Engracia, que estuvo situado en Cuatro Vientos hasta su desaparición en el siglo XVIII. Hasta la construcción del puente de Cuatro Vientos, el de Santa Engracia fue el que facilitaba la comunicación de la ciudad con el Norte de Navarra.

Foto: José Ángel Ayerra

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.