Últimas noticias

Josetxo, el ganador de ‘Masterchef junior 6’, hijo de un navarro

Foto: RTVE

Josetxo Pérez, tiene 11 años y es hijo del periodista navarro de COPE, José Luis Pérez

Pamplona-Iruña, 14 de enero de 2019

El ganador de Masterchef Junior 2018, Josetxo Pérez, de 11 años tiene orígenes en Navarra. Su familia paterna reside desde hace muchos años en la localidad navarra de Berriozar, y ya hace una veintena de años que su padre, José Luis Pérez periodista de profesión, se estableció en la capital madrileña donde reside con su mujer, Eva, y sus otros dos hijos mellizos.

Anoche en la gala final, Josetxo y su compañera Pachu, los duelistas de la gran final de ‘MasterChef Junior 6’, demostraron su talento en un increíble e igualado duelo que vio una media de 2.471.000 personas (16,1%).

La sexta edición de ‘MasterChef Junior’ ha tenido una audiencia media de 2.242.000 espectadores y 14,7%. Su emisión más vista fue el 30 de diciembre, con 2.550.000 y 15,5%. Más de 16,5 millones de personas (37% de la población) han visto algún momento de esta temporada.

Final de ‘MasterChef Junior 6’

En cada reto del talent culinario, producido por RTVE en colaboración con Shine Iberia, han aprendido nuevas recetas, han mejorado sus técnicas y han desarrolla do su creatividad. Aprendizaje que culmina con los menús que diseñaron y ejecutaron en 120 minutos. “Hoy es un día para tener dos trofeos y esto no nos ha pasado muchas veces. Nos lo habéis puesto muy difícil. Estamos muy orgullosos de vosotros. Habéis aprendido de todos los retos que os hemos planteado y siempre con buen humor. Nunca os hemos visto enfadados, ni habéis tenido un mal gesto hacia vuestros compañeros. Nos habéis presentado un menú que podríamos encontrar en cualquier restaurante con estrella Michelin y no solo os habéis atrevido a diseñarlo, lo habéis ejecutado como si estuvieseis en una cocina profesional”, reconoció el jurado tras la cata.

Además, ambos dejaron con la boca abierta al chef Joan Roca (tres estrellas Michelin), que acudió para ayudar al jurado a tomar la difícil decisión de seleccionar al ganador. “Estoy impresionado de verlos tan sueltos y tan seguros. Tengo que daros la enhorabuena. Ojalá inspiréis a muchos niños y les animéis a cocinar”, deseó el chef invitado.

En el duelo final, nada más entrar en las cocinas de ‘MasterChef Junior’, Josetxo se puso muy nervioso por estar cumpliendo un sueño y sintió la responsabilidad de lucir la chaquetilla, ya que no todos los niños que se presentan al talent culinario tienen el privilegio de cocinar en este último reto. “Ha sido una gran experiencia y me lo he pasado súper bien. No sé si voy a ganar o no, pero yo me voy contento de estas cocinas. Creo que a un montón de chefs les gustaría que Joan Roca probase sus platos y yo, que soy un minichef, lo he conseguido”, reconoció antes de saber que era el vencedor de la noche.

En esta emotiva final, los finalistas estuvieron acompañados de sus familiares y sus compañeros de ‘MasterChef Junior 6’. Tampoco faltaron los traviesos hermanos gemelos de Josetxo, que bromearon diciendo que no querían que volviese a casa. Durante el cocinado, Josetxo y Pachu estuvieron tan concentrados que no se dieron cuenta de la suciedad de sus chaquetillas, por lo que el jurado les pidió que se cambiaran antes de conocer el veredicto. “Nunca me había manchado tanto en mi vida. Esto parece un cuadro abstracto de Vicent Van Gogh”, se rio Josetxo.

Josetxo creó un menú creativo, basado en la tradición y el producto, aplicando las técnicas de vanguardia aprendidas en ‘MasterChef Junior’. De entrante elaboró ceviche de carabinero y percebes, de principal merluza cocinada a baja temperatura y, de postre, unas frambuesas de nitrógeno. Además, le dedicó a su padre el menú más difícil de la noche, como aseguró el jurado. “Gracias por enseñarme a cocinar y apoyarme en MasterChef Junior. Ahora te toca a ti ser pinche”, bromeaba el ganador con su padre, tras conseguir el ansiado trofeo que le acredita como ganador de ‘MasterChef Junior 6’ y que soñaba con colocarlo en la entrada de su casa. También obtuvo 12.000 euros para su formación y un curso de cuatro días en el Basque Culinary Center.

Un menú muy técnico y atrevido

El entrante de Josetxo era un ceviche de carabinero y percebes, llamado El Parraque del carabinero porque presentó la cabeza del carabinero tumbada en un plato y le recordaba al “parraque” que Carmen Lomana sufrió en ‘MasterChef Celebrity 3’. Su intención era hacer un salmorejo de carabineros, pero le parecía una receta muy fácil para la final de ‘MasterChef Junior’. Tanto el jurado como Joan Roca destacaron que estaba perfecto. “El ceviche tiene que ser muy expresivo, muy fresco y potenciar el producto principal. Tú lo consigues en un emplatado que parece sencillo, pero que esconde un gran trabajo. Tiene una buena base y eso es muy complicado. Es un buen trabajo”, dijo Jordi Cruz.

Continuó con El rey coral, una merluza cocinada a baja temperatura con falso caviar de ajo negro, emulsión de aceitunas verdes y coral de tomate. “Es un plato arriesgado, porque la merluza es la dama del mar. Es muy delicada, hay que saber sacar partido a las espinas y buscarle cosas que acompañen esa elegancia que tiene. Me gusta la textura, la cocción es impecable y me encantaría una raspadita de naranja por encima. Ese toque cítrico estaría muy bien”, echó en falta Jordi Cruz, aunque Pepe Rodríguez quería copiarle el plato sin modificaciones. “Está impecable. Está muy bien cocinado y los elementos que están incorporados en el plato tienen sentido. Todo encaja. En El Celler de Can Roca hacíamos un plato con una salsa muy parecida a esta”, reveló Joan Roca.

Para cerrar el menú, sirvió El Nitropostre: un cuscús de frambuesas con nitrógeno, helado de coco, bizcocho de chocolate y aire de menta. Para Samantha Vallejo-Nágera se trataba de “un postre de mayores”. “El helado está rico y súper cremoso, el cuscús de frambuesa le da el toque fresco y divertido. Quizás el bizcocho se ha quedado un poco soso, porque a mí me gusta el chocolate potente. Pero me parece que tiene mucha técnica y está bien realizada”, matizó la juez. Un postre de 10, que “técnicamente está muy bien hecho y los sabores están en armonía”, aplaudió el invitado. “Vemos algo totalmente atrevido. Es una combinación extraña, pero tiene los sabores bien definidos que demuestran que quieres hacer algo atrevido”, explicó Jordi. “

Estoy contento con mi trabajo porque creo que he servido unos buenos platos y espero que les guste. Estoy orgulloso de mi trabajo”, afirmó Josetxo minutos antes de saber que era el nuevo ganador del talent culinario.

Pachu cocina un menú “digno de los paladares más exigentes”

Su compañera de duelo fue Pachu, que se quedó a nada del ansiado premio. “Me da un poco de rabia no haberlo podido conseguir, porque he estado tan cerca, pero por otro lado estoy contenta y muy orgullosa porque he llegado hasta aquí y no a todo el mundo le pasa. ‘MasterChef Junior’ ha sido increíble”, reconoció esta madrileña de 10 años. Pachu tiene muy claro que seguirá dedicándose a la cocina y que abrirá un restaurante que se llamará El Cielo, porque tendrá muchas estrellas Michelin.

En la final, Pachu confió en un menú digno de los paladares más exigentes. De entrante sirvió Mi cielo para Jordi: un tartar de cigala con caviar de cítricos, emulsión de aguacate, mayonesa de kimchi y al ga nori, un homenaje a Jordi Cruz que, seguramente, Pachu añadirá a la carta de su restaurante porque conquistó al jurado. “Está muy bueno. Está muy bien el atrevimiento de pensar algo nuevo con una cigala. Me parece genial la idea, la ejecución y la presentación”, sentenció Joan Roca. “Creo que la cigala es un producto muy noble y tiene un sabor muy suave, que hay que respetar. Hablas de sabores que se quedan un poco apagados. Está bien resuelto y es un plato interesante, pero me tiene despistado”, valoró Jordi Cruz. Para Pepe Rodríguez, solo le faltaba un poco de sal.

Su plato principal era un bacalao frito con crema ligera de setas, huevo cocido a baja temperatura y trufa, que dedicaba a Pepe Rodríguez. “El plato está bien, no tienen ningún defecto, pero es verdad que hay mucha cantidad. Me alegra mucho que pienses en mí, pero hay que buscar la estética”, reconoció el juez. “Creo que es un plato muy tradicional, pero le falta esa chispita que quizás tenía el plato de Josetxo. Está implacablemente ejecutado y solo puedo felicitarte”, afirmó Jordi Cruz.

De postre, elaboró milhojas para Samantha con pasta bric, mousse de chocolate y coulis de frutos rojos. Un trabajo “impecable” y “muy rico”. “Para mí es un postre tradicional perfecto”, sentenció Samantha Vallejo-Nágera.

Paula y Candela, dos grandes cocineras en Diverxo

A las puertas de la gran final se quedaron Paula y Candela, dos grandes cocineras que han demostrado su enorme talento en los fogones. Después de que Pachu consiguiera la chaquetilla siguiendo la receta del chef Ángel León (tres estrellas Michelin), Josetxo, Paula y Candela se jugaron el último pase al duelo final reproduciendo un espectacular menú del chef Dabiz Muñoz (tres estrellas Michelin). Los aspirantes de ‘MasterChef Celebrity 3’ pudieron disfrutar de estos platos en el restaurante Diverxo.

Paula arriesgó con el tercer plato, chupe de gamba roja y tortilla de camarones, y el postre de panna cotta de violetas con sésamo tostado y helado de haba tonka. Le hacía mucha ilusión hacer el postre, algo que supo transformar en “concentración y organización”, como destacó Samantha Vallejo-Nágera. “Lo has clavado. El único problemilla es que esa obsesión por el postre te ha llevado a olvidarte del chupe de gamba y al final solo hemos servido una gamba por plato”, le recordó la juez.

Por su parte, Candela tuvo muchos problemas para sacar adelante sus platos: Bocadillo de calamares con alioli de yuzu; y cordero lechal a la brasa con albahaca tailandesa, tamarindo y boletus confitados. “Los dos sabemos que replicar los platos de Dabiz Muñoz te ha costado más que a tus compañeros, pero me parece la cosa más normal del mundo. Solo tienes 8 años. Aunque has hecho un grandísimo trabajo es tas seis semanas, el reto era demasiado exigente para ti. Lo sentimos muchísimo, pero no podemos darte la chaquetilla. ¿Sabes qué platos de alta cocina hacía yo con 8 años? ¿Y Jordi? ¡Ninguno! Yo habría sido incapaz de hacerlo. Hoy nos has dado un ejemplo a todos”, le animó Pepe Rodríguez Rey. A pesar de no haber conseguido la chaquetilla, Candela estaba muy contenta con lo que había conseguido: “He sido muy feliz en MasterChef Junior porque me llevo muchas cosas. De lo que más orgullosa me siento es de haber llegado a la final”.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.